Cargando...

El blog de los sueños y el descanso

sombra

Dormir es una necesidad biológica que tenemos las personas con el fin de mantener una vida sana y activa. Sin embargo, en algunas ocasiones, dormir se convierte en toda una pesadilla cuando resulta prácticamente imposible conciliar el sueño. Ello sucede cuando se posee alguno de los trastornos del sueño existentes. Actualmente, las enfermedades del sueño son uno de los motivos de consulta a médicos y psicólogos más común. De entre más de 80 tipos de trastorno del sueño diferentes, el insomnio es uno de los más habituales entre los durmientes. Concretamente, se estima que entre un 10% y un 15% de la población total adulta sufre de insomnio de manera crónica, la mitad de los adultos padecen insomnio en alguna etapa de su vida y un 30% aproximadamente lo sufrieron de forma transitoria como consecuencia de una situación de estrés. Pero, ¿Quiénes sufren más problemas de sueño, los hombres o las mujeres?

Dada la importancia de este asunto, la comunidad científica ha realizado una gran cantidad de estudios sobre los trastornos de sueño, sus efectos en los durmientes y qué perfiles son los más afectados. Para contestar a la pregunta que hemos planteado en el párrafo anterior: ¿Quiénes son los que sufren más problemas de sueño, los hombres o las mujeres? nos basaremos en los resultados de un estudio realizado en la Clínica del Sueño Estivill, en Barcelona. Según los datos obtenidos con dicha investigación, las alteraciones del sueño son significativamente más frecuentes entre las mujeres que en los hombres. Concretamente, según el doctor Estivill, el 22% de las mujeres que acuden a la clínica no descansan bien porque padecen insomnio. Cabe destacar que, dicho porcentaje anterior pasa a ser del 35% cuando la mujer se encuentra en la menopausia.

El estudio sobre el insomnio al que nos referimos, determina que la diferencia entre los afectados por este trastorno del sueño se debe principalmente a los factores hormonales. De ahí que sean las mujeres las que más sufren insomnio. No obstante, existen otros motivos que desencadenan estas diferencias. Según los expertos, la mitad de las alteraciones del sueño se producen por razones físicas y el otro 50% corresponde a las preocupaciones o responsabilidades que tiene la mujer en su día a día, ya sea en su faceta como madre o como profesional.

Según los datos ofrecidos por una encuesta que se realizó en Estados Unidos, se ha confirmado que aproximadamente el 86% de las mujeres tienen un ritmo de vida muy ajetreado, especialmente aquellas que trabajan fuera de casa. Consecuentemente, es común que se sientan cansadas durante el día y exhaustas al llegar a casa. Otros datos obtenidos con la misma encuesta resalta que el 60% de las mujeres tiene problemas para dormir y que una de cada cuatro mujeres padece excesiva somnolencia durante el transcurso del día.

Al parecer, el conjunto: ser madre, areas profesionales más responsabilidades del hogar, suele generar una situación de estrés que puede traducirse en dificultades para conciliar el sueño entre las mujeres. Además, factores como carga psicológica derivadas por las preocupaciones, problemas familiares o cambios que se producen en su cuerpo empeoran todavía más la calidad del sueño de las mujeres. El perfil de la mujer que, por su situación sufre problemas de sueño, corresponde a aquellas de edades comprendidas entre los 40 hasta los 60 años, madres de familia y en situación laboral activa. Tal y como confirman los datos de la Clínica del doctor Estivill.

Claro está que esta situación no es sostenible pues, la falta de sueño y sus consecuencias influyen negativamente en la salud, rendimiento, estado de ánimo, apetito, etc… de todos los durmientes que no consiguen descansar bien durante la noche. Si el problema continúa en el tiempo, los efectos derivados de la falta de sueño aumentan las posibilidades de sufrir graves enfermedades de salud como hipertensión, obesidad, problemas de corazón, etc..

Existe una importante vinculación directa entre un individuo sano y una buena conciliación del sueño. Pues, el sueño en sí mismo efectúa numerosas funciones fisiológicas que la salud de la persona precisa. Las principales funciones del sueño son las siguientes: restablecer los almacenes de energía celular, restaurar la homeostasis del sistema nervioso central y almacenar y conservar todos los datos que contiene la memoria.

 

Para conseguir dormir bien noche tras noche, los expertos en la materia aconsejan llevar a cabo una serie de pautas saludables. A continuación, te presentamos algunas de ellas.

  1. Establecer y cumplir unos horarios regulares de sueño, es decir, establecer una hora fija para acostarse y levantarse día tras día. Por supuesto, ese horario debe respetar las 7 u 8 horas de sueño recomendadas durante la noche.
  2. Dejar un lapso de inactividad durante 20 minutos antes de sueño para relajarse y prepararse para dormir. 3
  3. No llevarse los problemas a la cama. Para evitar el insomnio, hay de relajarse y olvidarse de los malos pensamientos, problemas y del trabajo. Recuerda que la cama es para dormir, no para trabajar.
  4. Disponer del equipo de descanso más adecuado según las preferencias y las necesidades de cada durmiente.
  5. Usar ropa de cama adecuada así como ropa para dormir ligera y fresca que no apriete.
  6. Mantener el dormitorio aireado, ordenado y, a la hora de dormir, entre unos 18 y 20ºC. Para conciliar el sueño de la mejor manera, se debe evitar cualquier tipo de luz y ruido en el dormitorio.
  7. Realizar ejercicio diario moderado, evitar las cenas copiosas y no tomar café ni alcohol antes de dormir.

 

Mujeres con insomnio

Fuente: tecnologiahechapalabra.com

Continuar leyendo Las mujeres tienen más insomnio que los hombres

¿Te duele la mandíbula al despertar? Si cada mañana cuando te levantas de la cama sientes un fuerte dolor de cabeza, cuello u oído, además de un intenso dolor en la mandíbula, y desconoces el porqué, puede ser que sufras bruxismo. A continuación, te contamos de qué se trata este trastorno del sueño y te damos algunas recomendaciones clave para evitarlo.

El bruxismo es una afección bastante común, que se dá cuando una persona aprieta fuerte los dientes o los hace rechinar sin ser consciente de ello, generalmente mientras está durmiendo. No obstante, existen casos en los que el bruxismo puede darse durante la vigilia. El individuo que sufre bruxismo sujeta fuertemente los dientes superiores e inferiores y/o los desliza, como si frotara los dientes de atrás hacia adelante uno sobre el otro.

El bruxismo o bruxomania suele afectar tanto a adultos como a niños e igual a hombres que mujeres. Sin embargo, se ha detectado que suele empezar a aparecer de forma más común cuando el individuo tiene entre 17 hasta 20 años de edad. El bruxismo generalmente aparece de forma esporádica, es decir, en cualquier momento. Aunque, lo cierto es que normalmente desaparece después de los 40 años, cuando el bruxismo de presenta de forma crónica.

Durante el sueño, cuando el durmiente realiza estos movimientos con los dientes de forma continuada, obviamente, acaba por dañar las piezas dentales. Y, al realizar esta presión sobre los tejidos, los músculos y demás estructuras cerca de la mandíbula, generan una hinchazón y un fuerte dolor en la zona. Además, otros síntomas derivados de ello son: dolor de oído, intenso dolores de cabeza, desgaste en los dientes y molestias en el cuello del individuo.

Antes de que aparezcan los dolores mencionados anteriormente, generalmente, los durmientes que sufren bruxismo nocturno (durante el sueño) no son realmente conscientes del problema. Sino que es la pareja o la familia los que se percatan del problema al escuchar el ruido de la de  los dientes. Los dentistas, por su parte, también suelen ser los primeros en detectar el problema al observar la destrucción del esmalte y los dientes del paciente.

Tal y como se indica en un artículo publicado en la wikipedia, el bruxismo se clasifica según cuales sean sus características determinadas. Veamos:

Según la manera de rechinar los dientes: bruxismo céntrico (apretamiento) y bruxismo excéntrico (frotamiento)

Según el momento de su presentación: nocturno (durante el sueño) y diurno (durante la vigilia)

Según el grado de afectación:

  1. De grado I (Hábito Incipiente): cuando no es agresivo, sino que su reproducción es por un corto periodo de tiempo y a veces de forma ocasional.
  2. Grado II (Hábito Establecido): cuando la reproducción es más fuerte y común que en el caso anterior. Aquí el hábito puede ser reversible mediante tratamiento.
  3. Grado III (Hábito Poderoso): La reproducción es fuerte, constante y se hace de forma consciente en cualquier momento y situación de la vida del paciente. Las lesiones en los dientes son realmente visibles e incluso permanentes en los peores casos.

Y, ¿Cual es la causa? El bruxismo puede darse por varias razones: como consecuencia de la existencia de una inestabilidad dentro de la boca, como que los dientes de arriba y abajo no encajan entre sí; y la otra razón puede ser el estrés. Según los expertos, estar pasando por una situación de fuerte estrés puede generar que reacciones de este tipo en la boca.

Por último, nos centraremos en explicar qué debemos hacer para acabar con el bruxismo y evitar que la situación cada vez sea peor. Así pues, os recomendamos que pongáis en práctica estos consejos:

  • Dejar un período de inactividad de al menos 30 minutos antes de dormir para que tanto el cuerpo como la mente se relajen y puedan prepararse adecuadamente para el sueño.
  • Cuidar el ambiente del dormitorio: temperatura adecuada, orden y evitar la luz y el ruido tanto como sea posible durante el sueño.
  • Realizar ejercicio regularmente, tener un buen estado físico y alimentarse de forma adecuada. Evitar el café, el té, alcohol y tabaco, al menos 3 horas antes de ir a dormir.
  • También existen tratamientos ortopédicos para brindar relajación neuromuscular, evitar el daño de los dientes y atenuar la actividad que genera el bruxismo. Otros tratamientos farmacológicos podrían resultar útiles para reducir las conductas nerviosas y evitar el bruxismo. 

 

Bruxismo

Foto: esteticunidaddental

Continuar leyendo ¿Aprietas los dientes al dormir? Puede ser bruxismo

¿Estás pensando en darle un toque distinto al dormitorio? Si la decoración actual de tu habitación ya no te transmite nada y está pidiendo a gritos un cambio de aires, estos consejos para pintar las paredes te vendrán como anillo al dedo. Como sabéis, el color de las paredes y las combinaciones con los distintos elementos del dormitorio son uno de los factores más importantes de la decoración de la habitación. Por ello, antes que nada, debemos detenernos a pensar bien que colores vamos a elegir para que nuestro dormitorio transmite todo aquello que más nos guste.

Empezar por cambiar el color de las paredes es una buena opción para conseguir darle ese toque ideal a nuestro dormitorio. Si queremos crear una habitación acogedora, por ejemplo, lo más adecuado es optar por los colores colores cálidos, mientras que queremos dar sensación de espacio y luz lo más recomendado es utilizar tonos claros, blancos o tonos pastel. Te recomendamos el artículo sobre Cómo convertir tu dormitorio pequeño en uno grande y funcional, que contiene ideas clave para la decoración de la habitación más pequeña de la casa.

Volviendo a los colores para pintar las paredes de la habitación, en este artículo vamos a proponeros una serie de combinaciones de colores sorprendentes que te ayudarán a conseguir el dormitorio deseado. Veamos:

 

Luz y vida:

Si lo que deseas es conseguir una habitación luminosa con un toque vivo de color la combinación de colores es blanco con unos colores radiantes como verde, naranja, fucsia u otro similar. El color blanco aporta calma y luz mientras que al pintar una pared de otro color más alegre y brillante se consigue obtener ese toque vivo y alegre en el dormitorio.  

Decoración habitación blanco y verde

 

Acogedor y dulce:

Para conseguir que tu habitación sea un lugar cálido, acogedor y tranquilo que invite a descansar, la mejor opción es optar por un clásico: marrón, beige y blanco. La pareja ideal del marrón es el blanco o el beige. Aunque se puede combinar con otros colores, con estos colores claros saca a relucir lo mejor de sí mismo. Así pues, si lo que deseas es un dormitorio cálido y acogedor, no dudes en combinar estos colores. El resultado es magnífico.

Decoración dormitorio marrón beige y blanco

 

Frescura y elegancia:

Si quieres que tu dormitorio transmita serenidad, calma además de frescura y sutileza, la combinación más ideal para este caso es gris claro con azul. La mezcla de estos dos colores cada día está más de moda por los magníficos resultados que ofrece. Y, ¡lo cierto es que no es para menos!. Aunque el color azul es más difícil de combinar, mezclarlo con paredes gris claro lo hace fácil. Puedes probar a colgar cuadros azules, cortinas azules y sábanas o cojines encima de la cama para que la combinación con el color gris de las paredes sea perfecta.

Dormitorio azul y gris

 

Luz y pureza:

Si deseas descansar en una habitación que transmite una agradable sensación de pureza la combinación ideal es blanco con gris. Estos dos colores por si solos ya transmiten calma y serenidad, pero juntos ¡son mucho mejor!. Elegancia, calma y pureza, todo junto. Estos dos colores son ideales para paredes, sábanas, cabeceros, otros elementos decorativos, etc… así que no tendrás ningún tipo de problema a la hora de elegir cómo decorar el dormitorio. Con cualquier combinación de ambos tendrás un resultado excelente.

Decoración dormitorio blanco y gris

Foto: guiaparadecorar.com Fuente: pintomicasa.com

¿Qué otra combinación de colores para decorar el dormitorio nos recomiendas? ¿Cuál es la que más te gusta?

 

Continuar leyendo Combinaciones de colores para decorar tu dormitorio

¿Necesitas un poco de suerte a tu alrededor? Si últimamente las cosas no funcionan demasiado bien, no te preocupes. La mala racha puede cambiar de forma fácil. Existen muchas creencias acerca de la buena suerte y la fortuna. Una de las principales es el Feng Shui. ¿Lo conoces? El Feng Shui, literalmente se traduce como viento y agua, y es un sistema de estética china que utiliza la doctrina taoísta para atraer la armonía y mejorar la calidad de vida de las personas. En las escuelas del Feng Shui se estudian las formas y la orientación de las cosas que forman el entorno para encontrar el equilibrio. Esta creencia además, trata con la energía de las personas, del espacio y de las cosas que ocupan dicho entorno para estimular el flujo del chi (que corresponde a la energía positiva) para conseguir salud y felicidad.

Una de las bases principales del Feng Shui es, como hemos comentado anteriormente, la creencia de que la orientación y la ubicación de las cosas, como por ejemplo los muebles y las habitaciones de nuestra propia casa, influyen directamente en la armonía, la suerte y la calidad de nuestra vida. A continuación te damos unos consejos para cambiar la mala racha y disfrutar de la buena suerte en tu hogar. Pues, como sabéis, con energía positiva todo fluye mejor.

  1. Coloca un atrapasueños en el dormitorio. Este objeto, según algunas culturas nativas norteamericanas, protege al durmiente de los malos sueños y las pesadillas, brindándole una noche de descanso adecuado y sueño reparador. Por ello, colocar un atrapasueños en el dormitorio, arriba de la cama, es signo de buena suerte.
  2. Despeja la entrada de la casa: según la doctrina del Feng Shui, la entrada del hogar es considerada el flujo principal de energía positiva. De esta manera, se debe procurar que la entrada sea un espacio ordenado, amplio y luminoso. Y, por supuesto, evitar a toda costa el sobrecargar dicho lugar con objetos que impidan el paso de la energía positiva.
  3. Decora con flores frescas: el Feng Shui también apuesta por las flores frescas como signo de buena suerte para el hogar y los individuos que viven en él. Se cree que las flores frescas favorecen la entrada del Chi (energía positiva) a excepción de aquellas que tienen tallos espinosos. Las flores son ideales para la decoración de cualquier lugar, tanto interior como exterior. Aportan color, frescura y, según el Feng Shui, también buena suerte.
  4. Cuida la orientación de la cama: Según las creencias del Feng Shui, para atraer a la buena suerte, se deben ubicar los muebles y la cama del dormitorio de una manera específica. En concreto, la cama debe estar en el centro de la habitación y junto a la pared, por la parte de la cabeza. Además se recomienda el colocar un buen cabecero para que de seguridad al durmiente. Otro aspecto a tener en cuenta es que se pueda acceder a la cama libremente por ambos lados sin que existan paredes o aparatos que dificulten el paso, así como otras habitaciones a su alrededor. Es fundamental que la cama no esté en línea recta con la puerta y que la cabeza esté orientada hacia el norte o hacia el este. Se pueden combinar mesas de noche a ambos lados para que mejoren la energía de la habitación.También se dice que hay que evitar dormir bajo de la ventana, tener objetos debajo de la cama y no poner ventiladores o lámparas grandes colgados encima del colchón donde se duerme cada noche. Todo ello ayudará a traer buena suerte a tu hogar.
  5. ¿Tienes herraduras? Según diversas culturas, las herraduras son signo de fortuna, sobre todo si las colocas sobre alguna de las puertas del hogar. Sin embargo, existe un pequeño debate sobre en qué dirección debe apuntar la herradura. Algunos defienden que esta debe apuntar hacia arriba para que la buena suerte no finalice. Mientras que otros piensan que poniéndola hacia abajo hará que la fortuna "caiga" sobre todo aquel que entre o salga por dicha puerta.
  6. El color de la puerta: según ciertas creencias, el color de la puerta es uno de los principales determinantes de la buena suerte. Por ejemplo, de acuerdo con el Feng Shui, las puertas del hogar que están orientadas al sur deben ser de color rojo o naranja y que las puertas orientadas al norte deben pintarse de color azul o negro. Mientras que las puertas orientadas al oeste deben estar pintadas de colores más claros, como gris o blanco. Y, por último, las puertas que miran hacia el oriente atraerán la buena suerte si son de color marrón o verde.


¿Qué otras técnicas para atraer la buena suerte conoces?

Atraer la buena suerte

 

Fuente: hogartotal.imujer.com

Foto: vinilosdecorativos.net

 

Continuar leyendo 6 Trucos para atraer la buena suerte a tu hogar

Uno de los principales trastornos del sueño actuales que impiden descansar durante la noche a una gran parte de la población es el insomnio. ¿Tienes insomnio? O, ¿Lo has sufrido alguna vez? Lo más probable es que la respuesta a una de las dos preguntas anteriores sea “Sí.” Pues, se cree que un 50% de la población total adulta padecen de insomnio en alguna etapa de su vida y aproximadamente el 10% y un 15% de la población total adulta sufre de insomnio de manera crónica. Y, ¿Cómo podemos vencerlo y dormir bien?

Afortunadamente existe una gran cantidad de remedios que pueden ayudarnos a dormir mejor cada noche. Aunque, claro está, que no todos los métodos son igual de eficaces o funcionan en todos los casos. Probablemente alguna vez te hayan recomendado algún “truco” para combatir el insomnio y, desgraciadamente, a ti no te ha funcionado igual de bien. Existen otros mitos muy antiguos, como el de contar ovejitas para caer en brazos de Morfeo, que la comunidad científica ha comprobado que es totalmente ineficaz. Si deseas conocer el porqué, te recomendamos que leas el siguiente artículo: ¿Contar ovejas nos ayuda a dormir?. También podemos encontrar otros métodos como la acupuntura, la aromaterapia, yoga, etc... para tratar de aliviar tensiones y conseguir dormir mejor. Sin embargo, hoy nos centraremos en hablar sobre el deporte y la influencia que tiene sobre el sueño, para tratar de averiguar si puede ayudarnos a combatir el tan indeseado insomnio.

Los expertos en la materia recomiendan que, para dormir bien noche tras noche, se debe seguir una rutina de sueño eficaz, cuidar la alimentación y realizar deporte moderado regularmente. Y, ¿Cuándo es el mejor momento para hacer ejercicio físico?. Generalmente, se recomienda realizar deporte por la mañana o varias horas antes de dormir. Sin embargo, según un reciente estudio realizado por la Universidad de Basilea (Suiza), tal vez el mejor momento para realizar deporte sea justo antes de dormir. Te explicamos el porqué.

La investigación se realizó con un total de 52 jóvenes que realizan deporte regularmente por la noche, al menos dos o tres veces por semana, durante una hora más o menos. Los resultados demostraron que aquellos individuos que se esfuerzan más, consiguen dormirse antes y tienen mejor humor que el resto. Además, se pudo comprobar que la calidad del sueño mejoraba considerablemente bajo estas circunstancias.

Aunque los resultados muestran que realizar deporte antes de irse a dormir tiene efectos positivos, expertos como Phyllis Zee, doctora en la Escuela Feinberg de Medicina de la Universidad Northwstern en Chicago, han encontrado algunos inconvenientes al respecto. Pues, si bien es cierto que el cuerpo, tras realizar ejercicio, puede que necesite en mayor medida el sueño para estabilizar y regular el biorritmo, sólo se ha comprobado su eficacia en un caso específico.  Es decir, el principal inconveniente al estudio anteriormente descrito es que únicamente prueba la validez de esta práctica en un grupo muy específico de la población: jóvenes con hábitos de vida saludables. De esta manera puede que el hecho de realizar deporte antes de dormir puede que no sea igual de eficaz para otros sectores diferentes de la población.

Sea como sea, de lo que no cabe ninguna duda es que el deporte es uno de los pilares fundamentales para llevar un estilo de vida saludable y que, como ayuda a gastar energía y liberar tensiones, permite que durante la noche podamos dormir mejor. La hora en que deben realizarse los ejercicios dependerá del ritmo de vida y las preferencias de cada uno. ¿Qué opináis?

Deporte antes de dormir

Fuente: elconfidencial.com

Continuar leyendo Realizar deporte antes de dormir. ¿Sí o no?