Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

Un recién nacido siempre es un rayo de luz en nuestra vida. Tras 9 meses, los papis esperan con ilusión que nazca ese bebé. Han invertido en cunas, pañales, biberones, chupetes y, por fín, llega a casa.

Entonces empieza ese vía crucis que son las primeras noches. De pronto, algo irrumpe en mitad de la noche, extraños sonidos que no te dejan dormir: el bebé se ha despertado. Entonces, los recién estrenados padres dejan de dormir, les salen ojeras y su piel se torna blanca. Hay una leyenda urbana que cuenta que los extras que hacen de zombies en The Walking Dead son padres primerizos.

A continuación, te vamos a contar una serie de consejos que te permitirán descansar y atender de forma adecuada a tu bebé.

Ciclo del sueño de un recién nacido

Un recién nacido necesita alimentarse cada 3 horas aproximadamente y, al no tener definidos aún los ciclos diurnos y nocturnos, necesita alimentarse también por la noche. Normalmente, se suele despertar entre 3 y 4 veces por noche. Ello hace que el descanso de los padres no pueda ser contínuo.

Aprovecha cada momento para dormir.

Dormir mal causa tanto fatiga física como mental: ansiedad, irritabilidad, etc… Por eso es necesario encontrar cualquier momento para poder recuperar ese descanso. Normalmente se aprovecha el propio descanso del bebé para echar una cabezadita.

Dormir por turnos.

Ser padres es un trabajo en equipo. Por ello una buena es crear turnos para atender al bebé. Es bueno saber que no hace falta que la madre esté despierta para amamantar, por lo que solo acercando el bebé al pecho, este se alimentará sólo.

Descanso del bebé.

Lógico, si un bebé descansa bien durante las horas diurnas, es más posible que lo haga igual durante las nocturnas. Es inevitable que un bebé lloré (a causa de los cólicos del lactante), y no solo por alimentarse, puede haber mil causas que contribuyen a ello. Existen muchas técnicas para que los padres consigan apaciguar a los recién nacidos, desde mecer la cuna a dar una vuelta en coche con el bebé (parece mentira, pero a mí me funciona).

Paciencia y calma.

A partir de los 4 o 5 meses el bebé empieza a tener un sueño más cíclico. Por ello, aunque hasta ese momento el descanso sea complicado, los progenitores han de ser pacientes. Ya se sabe : la paciencia es la madre de la ciencia.

Alimentación.

Comer bien puede ayudarnos a aprovechar mejor esos momentos de descanso. Hay que evitar el azúcar, la cafeína y otros elementos excitantes. También se recomienda comer de forma ligera, evitar el exceso de proteínas e hidratos de carbono, así como esperar entre 1 hora u hora y media antes de meternos en la cama.

Colchones adecuados.

Un buen colchón contribuye a mejorar el descanso diario, por ello es bueno elegir aquel que nos proporcione un mejor aprovechamiento de las horas de sueño. Si vamos a dormir poco, por lo menos aprovechar ese tiempo.


En Dormitia tenemos los colchones más adecuados para que sea descanso sea más profundo y reparador. También tenemos una amplia gama en colchones de cuna para que tu bebé pase las mejores noches.

 

Continuar leyendo Las primeras noches del bebé en casa

Hoy es el Día Mundial del Sueño, y por ello, hemos realizado esta recopilación de datos científicos (algunos de ellos muy curiosos) que explican la importancia del sueño y el descanso.

Algunos datos curiosos sobre el sueño que nos ha demostrado la ciencia:

  • Pasamos un tercio de nuestras vidas durmiendo, es decir, una media de 23 años, y soñamos una media de 4 años a lo largo de nuestra vida.
  • Todas las personas sueñan, aunque no sean capaces de recordarlo, incluso los invidentes. 
  • Olvidamos el 90% de nuestros sueños. Durante los 5 primeros minutos tras despertarnos olvidamos la mitad de los sueños, y en los 5 minutos posteriores olvidamos el 90% de éstos.
  • Un 12% de las personas sueñan en blanco y negro, el resto en color.
  • Cuando soñamos, el cuerpo se paraliza para que no hagamos lo que sea que estemos soñando.
  • Muchos animales mamíferos también sueñan.
  • La somnifobia es una enfermedad que presentan las personas que sienten miedo a dormir.
  • El Koala es el animal que más horas duerme al día (22 horas/día).
  • Más del 30% de personas adultas españolas padecen insomnio.
  • Existe el gen del insomnio.
  • Las mujeres duermen peor que los hombres.
  • Roncar impide que sueñes, y que alcances el sueño reparador, pues tu cuerpo siempre está alerta para que no te ahogues.
  • Aunque no hay explicación científica que los justifique, los déjà vu o sueños del futuro, existen.
  • Los estímulos externos afectan y condicionan nuestros sueños.
  • Tenemos una media de entre 4 y 7 sueños por noche, soñando entre 1 y 2 horas al día.
  • Las personas que visualizamos en nuestros sueños las hemos visto alguna vez y están en nuestra memoria. Nuestra mente no inventa rostros durante el sueño.
  • Puedes tener un orgasmo durante un sueño.

 

Beneficios de dormir bien, demostrados científicamente en diversos estudios de los últimos años:

  • Dormir más de la cuenta te puede hacer engordar un poco, pero dormir menos favorece el sobrepeso de forma considerable.
  • Dormir bien favorece la memoria y ayuda a obtener ideas más creativas.
  • Dormir la siesta es bueno para el corazón, pues beneficia el sistema cardiovascular y reduce la hipertensión. 
  • Dormir bien mejora las habilidades para el aprendizaje, tanto en niños como en adultos.
  • Dormir hace que estés más guap@.
  • Los bebés crecen durante el sueño y maduran su sistema neurológico.
  • Los niños con problemas de sueño tienen peores resultados académicos.
  • Dormir bien hace que seas más feliz porque ayuda a afrontar mejor el día.
  • Dormir poco acelera el envejecimiento del cerebro.

 

Podríamos enumerar un sinfin más de beneficios del descanso en nuestra salud y en nuestro día a día, pero tampoco queremos cansarte precisamente en el Día Mundial del Sueño!

Dia Mundial Sueño 2015

Continuar leyendo Curiosidades para celebrar el Día Mundial del Sueño

Como todos sabéis, dormir es una necesidad que tenemos para mantenernos vivos y sanos. Aunque todavía no sepamos exactamente cuál es la función de lo onírico, bien es cierto que el descanso, y especialmente el sueño reparador, nos ayuda a recuperarnos de los esfuerzos y exigencias del día a día. Además de reponer energías, dormir nos permite almacenar bien todo lo aprendido, mejora nuestra capacidad de memoria y es clave para mantenernos sanos y saludables.

Sin embargo, estos no son los únicos beneficios que tiene el sueño para los durmientes. La comunidad científica, desde mucho tiempo atrás, lleva investigando todo lo relacionado con lo onírico para tratar de averiguar cuales son las funciones y los beneficios del descanso. Así como también que es lo que nos sucede cuando no conseguimos dormir bien. Existe una gran cantidad de trastornos del sueño que pueden impedirnos que el descanso resulte efectivo y cumpla sus funciones. Además, todo aquel que ha sufrido una noche de insomnio, sabe bien lo que es sufrir en su propia piel las graves consecuencias derivadas de la falta de sueño: cansancio, malestar generalizado, problemas de memoria, somnolencia excesiva, etc… Pero aquí no acaba la cosa, según un estudio reciente, realizado en por los científicos investigadores de la Universidad de Duke (EEUU) junto con otros de la Universidad Nacional de Singapur, se ha podido comprobar que la falta de sueño acelera gradualmente el envejecimiento del cerebro. Concretamente los resultados del estudio, publicados en la revista Sleep, recogen que por “Cada hora de reducción del sueño, aumenta la tasa de expansión anual de los ventrículos en un 0,59%, y la tasa anual de disminución en el rendimiento cognitivo global por 0,67%”. En otras palabras, según Michael Chee, investigador principal del estudio, gracias al estudio de dos años de duración, se observó que todos aquellos que dormían menos horas tenían una reducción en su volumen cerebral y una disminución en su desempeño cognitivo.

Pero, ¿Cómo obtuvieron estos resultados?. Para llevar a cabo el estudio, los científicos observaron un grupo de 66 adultos sanos de más de 55 años de edad a los que sometieron a una completa evaluación neuropsicológica y les midieron el volumen cerebral mediante imágenes de resonancia magnética. Todo ello con el objetivo de poder investigar correctamente los posibles cambios que pudieran darse en el cerebro durante la investigación. A su vez, se les realizó un registro exhaustivo sobre la duración del sueño y las características de su descanso.

De esta manera pudieron observar que, tras los dos años de duración del experimento, se produjo una disminución en el rendimiento cognitivo global por un 0,67% anual, después de controlar los efectos de la edad, el sexo, la educación y el índice de masa corporal. Así pues, todos aquellos que habían dormido menos horas sufrían un envejecimiento del sistema nervioso considerablemente mayor que aquellos que habían dormido las horas necesarias. Según las conclusiones obtenidas en el estudio, en el caso de los adultos, dormir 7 horas cada noche resulta suficiente para obtener el rendimiento cognitivo óptimo. Y, menos horas, contribuye a acelerar, de forma gradual, el deterioro cognitivo.   

Así que, para mantenernos sanos, es fundamental el sueño reparador y dormir al menos 7 horas cada noche, en el caso de los adultos. Por último, recordaros que para conseguir un buen descanso, se recomienda seguir y mantener una buena higiene del sueño. En el siguiente artículo: cómo conseguir una buena higiene del sueño, el doctor Estivill nos da unos consejos muy útiles para ello.

Dormir poco acelera el envejecimiento del cerebro

Fuente: MuyInteresante

Continuar leyendo Dormir poco acelera el envejecimiento del cerebro

Quizás ya lo has probado y lo has podido comprobar. Pero tal vez no conozcas la razón por la que, cuando mantenemos uno o ambos pies fuera del las sábanas de la cama, se duerme mejor. Lo cierto es que son muchos los que consiguen caer en brazos de Morfeo más rápido cada noche cuando hacen este truco. ¿Es tu caso?

Pero ¿Cuál es la razón? ¿Hay una base científica que lo explique? La comunidad científica ha realizado varias investigaciones sobre qué ocurre en nuestro cuerpo cada noche cuando nos disponemos a dormir. Al parecer, existe una relación directa entre el sueño y la temperatura corporal del cuerpo, como bien afirma por ejemplo Natalie Dautovitch, portavoz de la National Sleep Foundation y profesora de psicología de la Universidad de Alabama. Lo que ayuda a comprender, a su vez, porque en invierno solemos dormir mejor. No obstante, es cierto que todavía no existen investigaciones completamente serias sobre el hecho de que mantener las extremidades sin tapar durante la noche puede ayudarnos a dormir mejor.

Lo que si conocen a la perfección los especialistas en sueño es que, el proceso de dormirse implica que nuestra temperatura corporal descienda unos grados, llegando a alcanzar la más baja durante las fases de sueño profundo (hasta dos grados menos). Entendiendo este proceso, resulta lógico entender que, para dormir mejor, es importante disponer de un ambiente propicio para que nuestro cuerpo pueda realizar el proceso de bajar la temperatura adecuadamente. Es por ello que los expertos recomiendan que, para conciliar el sueño  y evitar los despertares durante la noche, se mantenga un dormitorio fresco (entre los 15 y 22 grados aproximadamente). Pero, ¿Qué papel juegan nuestras extremidades en el proceso?  

Según la especialista Natalie Dautovitch nuestras extremidades actúan como una especie de “radiador natural” ideales para regular la temperatura de nuestro cuerpo y conciliar el sueño correctamente cuando hace demasiada calor en el dormitorio. La principal explicación de este fenómeno es que la piel de nuestras extremidades, los pies y las manos, son algo distintas a las del resto de nuestro cuerpo. Pues, al no estar cubiertas de pelo y como se componen de unas estructuras vasculares específicas son capaces de expulsar el exceso de calor acumulado en el cuerpo de forma mucho más eficaz. Es por ello que la doctora Dautovitch clasifica las extremidades inferiores como radiadores naturales.

De esta forma, cuando sacamos un pie o los dos pies fuera de las sábanas o de la ropa de cama que nos cubre, especialmente en épocas de más calor, ayudamos a nuestro cuerpo a alcanzar la temperatura adecuada para conciliar el sueño más rápidamente y mantenernos dormidos durante toda la noche.  

De forma contraria, puede suceder que en las épocas del año más frías nuestros pies se mantengan más frescos de lo normal. Lógicamente esto resulta muy incómodo y puede dificultar el hecho de conciliar el sueño. En este caso se recomienda reforzar la zona de los pies con una protección extra, como por ejemplo unos calcetines. Si deseas conocer más información acerca de la temperatura ideal para dormir mejor, te recomendamos el artículo: ¿Cuál es la temperatura ideal para el descanso? .

Dormir con los pies destapados

Foto y fuente: http://www.abc.es/

Continuar leyendo ¿Por qué dormimos mejor con los pies destapados?

Como todos sabéis, el mundo de los sueños está lleno de curiosidades que, desde mucho tiempo atrás, han despertado la curiosidad de muchos de nosotros y también de la comunidad científica. Aunque no siempre recordamos los sueños al despertar, todos soñamos durante cada noche. Concretamente solemos tener entre 4 hasta 7 sueños aproximadamente y de contenido variado. Hablando del contenido de los sueños, ¿Te has preguntado alguna vez por qué soñamos lo que soñamos? Es decir, ¿Qué condiciona la temática de nuestros sueños?

Sigmund Freud fue el primero en realizar teorías de la interpretación del sueño y sostuvo que todos los sueños significan deseos por parte de quien los sueña, incluso también los sueños negativos y las pesadillas. Respecto a estos últimos, según Freud, existen unas manifestaciones masoquistas en las pesadillas como respuesta a que aún en estos sueños hay deseos incumplidos. Todos los trabajos de Freud aseguran que los sueños son imágenes disfrazadas de deseos reprimidos por parte del durmiente. Además, el mismo defiende que el estudio del contenido de los sueños, aunque únicamente se trate de imágenes aisladas y aparentemente sin sentido, puede tener un significado coherente y ayudar a conocer el subconsciente de la persona en cuestión.  

No obstante, no es esta la única explicación existente sobre por qué soñamos lo que soñamos. Sino que existen otros puntos de vista diferentes al planteado anteriormente por Freud. Un ejemplo claro es la teoría de Darren Lipnicki, un psicólogo que solía trabajar en el Centro de Medicina Espacial en Berlín (Alemania), que sostiene que los sueños pueden estar influidos por el campo magnético terrestre. D Lipnicki, mediante sus investigaciones, ha encontrado una correlación directa entre los sueños más extravagantes y los registros extremos en la actividad geomagnética, según publica la revista New Scientist.

Para obtener los resultados de su estudio, el psicólogo realizó un registro de todos los detalles del sueño, durante unos siete años aproximadamente. En total obtuvo un total de 2387 anotaciones y, en ese período, se centró en analizar también la actividad geomagnética diaria en Perth, Australia. Al comparar todas las cifras obtenidas, tanto de los sueños como de la actividad electromagnética, Lipnicki halló una clara correlación estadística entre sus sueños más extravagantes y la actividad geomagnética por la que los sueños más raros e irreales ocurrían justo aquellos días en los que existía una baja actividad geomagnética

Aunque el propio autor del estudio reconoce que las pruebas obtenidas mediante su análisis no resultan concluyentes ni tampoco suficientes para afirmar su teoría de la relación de los sueños y pesadillas con la actividad magnética de la tierra, esto puede servir de base para futuros experimentos. Además, existen otras investigaciones que relacionan el nivel de actividad magnética de la tierra con la producción de melatonina en el cuerpo, que es la hormona encargada de regular los ciclos de vigilia-sueño.

Cómo podéis observar, todavía a día de hoy todavía no sabemos con certeza qué condiciona exactamente nuestros sueños, por qué soñamos lo que soñamos así como tampoco cuál es la verdadera función de lo onírico. No obstante, las investigaciones avanzan cada día y estamos seguros de que algún día lo descubrirán. 

El sueño condicionado por el campo magnético

Fuente: MuyInteresante.com

Continuar leyendo Los sueños condicionados por el campo magnético terrestre