Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

¿Quién no ha deseado tener un colchón a mano después de la comida? Seguro que muchos habéis sentido como, tras del atracón de mediodía, un profundo sueño se apodera de todo vuestro cuerpo, de tal manera que resulta realmente complicado mantenerse despierto y activo para disfrutar de una larga sobremesa. ¿Verdad? Pero, ¿Te has preguntado alguna vez porqué nos sucede esto? Nosotros te lo contamos enseguida.

Según un artículo publicado en la revista digital MuyInteresante.com, las “caídas del sistema" que se sufrimos tras la principal comida del día pueden ser responsabilidad directa de la glucosa que contiene los alimentos que ingerimos. Concretamente la glucosa hace que en el hipotálamo descienciendan los niveles de orexina, también llamadas hipocreatinas, una hormona que parece promover el estado de alerta de las personas.

Los resultados de un estudio realizado por el científico Denis Burdakov y otros investigadores de la Universidad de Manchester, en Inglaterra, se ha demostrado que realmente existe una relación directa entre la glucosa y el estado de vigilia de las personas, por muy pequeña que sea la cantidad ingerida. Pues incluso una subida realmente pequeña de glucosa disminuye sensiblemente la actividad neuronal. Según esta afirmación, para evitar sufrir somnolencia excesiva después de la principal comida del día, es conveniente evitar las comidas ricas en carbohidratos o grasas. Por el contrario, las comidas a base de proteínas no causan el mismo efecto sino que te permiten mantenerte bien alerta.

Sin embargo, existen algunas discrepancias sobre el por qué nos entra un terrible sueño tras la comida principal del día. Tal y como señala Eduard Estivill, uno de los principales especialistas en materia del sueño y director de la Unidad de Alteraciones del Sueño del Instituto Dexeus de Barcelona, para él, la sensación de sueño que sufrimos tras las comidas es la respuesta natural a la necesidad que tiene nuestro cuerpo y mente de descansar tras ocho horas de vigilia. Se podría considerar como algo parecido a lo que nos sucede una vez llega la noche y nuestro cuerpo nos pide dormir.

¿Qué opinas tú? ¿Qué explicación te convence más?

Si te ha gustado este artículo y deseas seguir leyendo otras curiosidades del sueño, puedes hacerlo pinchando sobre el enlace.  

 

¿Por qué tenemos sueño después de comer?

Continuar leyendo ¿Por qué nos entra sueño después de la comida?

El insomnio y otros trastornos del sueño afectan cada día a una mayor parte de la población mundial. No obstante, también aumentan los métodos o terapias que son capaces de acabar con los problemas de sueño o, al menos, controlarlos. Los métodos llegan a ser realmente variados y su eficacia depende, sobre todo, de cada paciente. Pues lo que a un durmiente puede funcionarle a otro puede resultarle no tan bien. No obstante, en Asia, una terapia alternativa de sueño está ayudando a descansar mejor a un gran porcentaje de durmientes. Y, ¿De qué trata este método?

La terapia de sueño de la que hablamos es conocida como “colorimetría” (o trabajo con color) y se realiza mediante una cápsula del sueño. Este método se muestra eficaz para ayudar a conseguir un sueño más reparador y combatir el cansancio derivado de las largas jornadas laborales.

La cápsula del sueño, donde se realiza el tratamiento, se asemeja a una habitación de masajes: pequeña, paredes blancas y una camilla en el centro, pero que se ilumina con el color que el paciente desee. Según los especialistas, esta técnica ayuda a regularizar los órganos del cuerpo para volver a encontrar el equilibrio gracias a que el cuerpo reacciona con la energía que emiten los colores.

Durante el transcurso de la terapia de colorimetría, en la cápsula del sueño se utilizan varias técnicas adicionales para que el paciente alcance la mayor relajación posible, como por ejemplo: música ambiental suave, vibraciones leves sobre el cuerpo. Y, a los 15 minutos de tratamiento, la terapeuta utiliza un bastón calorimétrico, fabricado con cobre, que dispone en uno de los extremos, un cuarzo transparente que irradia una luz blanca. Este bastón se utiliza sobre el paciente, mientras la especialista en sueño le pide que visualice exactamente la hora en que desea quedarse dormido. Según afirma la especialista Giselle Jácome, este tratamiento logra, en 45 minutos aproximadamente, que la persona pueda conciliar el sueño de estado delta, con el que obtiene un descanso profundo y reparador que le permite recuperar la vitalidad.

Aunque se trata de un método complementario a los tratamientos convencionales, y no una cura contra los problemas de sueño, se ha demostrado que resulta eficaz para ayudar a los pacientes a disfrutar de una mayor calidad de sueño. Concretamente, con la cápsula del sueño, los pacientes de la tercera edad han conseguido una recuperación de hasta un 70% de su sueño regular y, los jóvenes, un 90% . A su vez, también permite afrontar con mayor energía las duras y largas jornadas laborales.

Si deseas conocer otros métodos para tratar de combatir el insomnio, puedes consultar otros articulos como: Técnicas naturales contra el insomnio y Acupuntura contra el insomnio

 

Capsula del sueño con colores para tratar el insomnio

Fuente: Elcomercio.com

Continuar leyendo Colorimetría o terapia con colores para dormir mejor

Se acerca el primer domingo del mes de Mayo y, como todos sabéis, es el día en el que se celebra el Día de la Madre. ¡Las madres, ese ser tan valioso y único! Por ellas hoy en Dormitia, les hacemos un homenaje especial para reconocerles todos los sacrificios que hacen las mamás a la hora de dormir. ¡Pues ellas se merecen esto y mucho más!

No cabe duda del amor incondicional que sienten las madres por sus pequeños, mucho antes de que nazcan incluso. ¿Cómo si no harían todo lo que hacen por nosotros? Pues de ellas nace una fuerza interior que les permite ser capaces de poder con todo, aunque ello requiera pasarse muchas noches en vela.  

Y es que, desde que el bebé descansa dentro de la barriga, las mamás ya empiezan a sufrir lo que es no poder dormir placenteramente durante la noche. Pues las mujeres embarazadas soportan heroicamente los movimientos del bebé y las continuas patadas que dan con sus diminutos pies. Además, la sensación de tener pipí a todas horas también les impide que puedan dormir del tirón cada noche.

No obstante, la cosa no acaba ahí. Pues cuando el bebé por fín llega a nuestro mundo, además de con un pan bajo el brazo, trae también un “roba sueños”. ¿Verdad? Pero, ¡Las mamás nunca fallan! En cada toma, cada llanto, cada instante, ellas están ahí, sacan sus grandes fuerzas y acuden a donde su bebé las necesita.

Con el paso de los años, cuando el pequeño va creciendo fugazmente y consigue dormir mejor durante la noche, la madre también lo hace. A esta edad, las mamás tienen menos “tareas nocturnas” y consiguen dormir las horas que necesitan casi todas las noches. No obstante, no todo es jauja. Pues muchas veces cuando los pequeños enferman, tienen pesadillas u otros problemas de sueño, ellas vuelven a la carga para impedir que nada les quite el sueño a sus niños. Y, aunque pasen mala noche, de buena mañana están en pie para prepararles el almuerzo, arreglarlos y llevarlos al cole. ¡Qué valiosas son las madres!

Una vez se convierten en adolescentes, las madres pueden gozar de mayor calidad y cantidad de sueño, ¡Siempre y cuando no sea día festivo! Pues los sábados u otros días, cuando los jóvenes salen con sus amigos, rara es la noche en la que puedan pegar ojo. Y es normal, pues la preocupación porque los hijos estén bien nunca cesa, por muy mayores que sean. Como tampoco acaba su amor incondicional por ellos.

Por ello, y por mucho más, queremos dar las gracias a todas las mamás del mundo. Nos queda pediros que, siempre que os sea posible, cuidéis vuestro descanso, pues el sueño es salud y la salud es vida. Y, os necesitamos aquí, a nuestro lado, día a día.  

 

Descanso de las mamás

Foto:babymoon

Continuar leyendo Cuando ser madre no te deja dormir

Todos sabemos que la convivencia no es coser y cantar, ¿Verdad?. Por ello, las parejas se esfuerzan en trabajar en la relación para conseguir la deseada felicidad. Pero, ¿Cómo se consigue ser feliz?

La respuesta a esta pregunta nos la da Richard Wiseman, profesor de psicología de la Universidad de Hertfordshire (Reino Unido): la clave para ser más felices en pareja es dormir a menos de tres centímetros de distancia. Para obtener esta conclusión, Wiseman llevó a cabo una investigación donde analizó la posición en la que dormían más de mil parejas con el fin de evaluar su personalidad y la calidad de su relación.

Según el estudio, la postura preferida por las parejas a la hora de dormir es de espaldas. Concretamente el 42% de los amantes prefieren descansar cada noche en esta posición, frente al 31% que duerme mirando hacia la misma posición y un 4% únicamente que prefiere dormir frente a frente. La investigación confirmó además que el 12% de las parejas suele descansar durante la noche a menos de de tres centímetros de distancia, mientras que el 2% suele hacerlo a más de setenta y cinco centímetros.

El psicólogo, tras analizar todos los resultados obtenidos, pudo concluir que el 94% de las parejas que duermen juntos, teniendo contacto físico o a menos de tres centímetros de distancia, son más felices y se sienten más satisfechos con su relación, frente al 68% de los que duermen más alejados. Según Wiseman, estos últimos, tienen significativamente peor relación que los que duermen más cerca el uno del otro. La explicación es la siguiente, según el profesor, la distancia física que tienen las parejas durante el sueño, se traduce en distancia emocional.

El estudio también concluyó que la posición en la que duerme cada miembro de la pareja revela numerosos datos más sobre la relación de ambos. Por ejemplo, dormir en posición fetal implica un alto grado de sensibilidad ante las críticas y pasar la noche boca arriba, denota mayor seguridad en sí mismo.

Si te lo perdiste, puedes leer más curiosidades sobre dormir en pareja.

¿Estáis de acuerdo con los resultados del estudio? ¿Ocurre algo parecido en vuestro caso?

Las parejas que duermen muy cerca son más felices

Continuar leyendo Las parejas que duermen pegadas son más felices

Uno de las principales enfermedades del sueño que se dan en la actualidad es la conocida apnea del sueño. Se trata de un trastorno habitual que genera una o más pausas en la respiración de una persona, o bien respiraciones ligeras, durante el sueño.

En general, las pausas respiratorias suelen durar algunos segundos llegando incluso a convertirse en minutos, en los peores casos. Se pueden dar entre 5 y 30 veces, o más, en una hora, dependiendo de cada durmiente. Y, tras la pausa, en la mayoría de los casos, la respiración vuelve a su estado normal, a veces con un sonoro ronquido.

Obviamente, la apnea dificulta la buena conciliación del sueño y el obtener un descanso totalmente reparador, por el hecho de que el durmiente pasa de tener un sueño profundo a tenerlo ligero cuando su respiración se detiene.

Como consecuencia de ello, una persona que padece este trastorno sufre los síntomas característicos de la falta de sueño: somnolencia excesiva diurna y cansancio generalizado, entre otras.

Por si fuera poco, según un estudio reciente publicado en "Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism" afirma que si no se trata la apnea y se sufre una continua priva de sueño, los huesos pueden debilitarse y aumenta considerablemente el riesgo de sufrir osteoporosis. Además, uno de los autores del estudio, Kai−Jen Tien, del Centro Médico Chi Mei en Tainan , Taiwán explica que la apnea obstructiva del sueño, a su vez, eleva el riesgo de derrame cerebral, enfermedades cardiovasculares y ataques al corazón.

El estudio que llevaron a cabo Kai-Jen Tien y sus compañeros, se basó en realizar un seguimiento del tratamiento de 1.377 personas que sufren apnea obstructiva del sueño, durante unos seis años aproximadamente. La investigación comparaba la tasa de diagnóstico de la osteoporosis en el grupo de pacientes en cuestión y encontraron que la incidencia de la osteoporosis fue 2,7 veces mayor en las personas con apnea comparado con aquellas que no la sufren.

Los médicos recomiendan que se trate la apnea obstructiva del sueño cuanto antes para prevenir problemas graves de salud en los huesos de los pacientes.

Estos son algunos de los principales consejos que deben seguir las personas que sufren apnea:

  1. Bajar de peso para lograr una mejor respiración.
  2. Hacer ejercicio para ayudar a que los pulmones se vuelvan más fuertes y funcionen correctamente.
  3. No fumar, ni tomar alcohol ni tampoco pastillas para dormir.
  4. Dormir de costado y nunca no boca arriba para calmar la presión en las vías respiratorias.

La apnea del sueño aumenta el riesgo de sufrir osteoporosis

Fuente: ABC.es

Continuar leyendo Sufrir Apnea del sueño aumenta el riesgo de osteoporosis