fbpx
Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

Las Pesadillas y los Terrores Nocturnos

 
Todos conocemos los que son las pesadillas, ya que muchas veces las hemos tenido, sobretodo durante los periodos de la niñez. 
 
Las pesadillas son sueños que provocan miedo, no suelen aparecer al principio del sueño, sino en un periodo más tardío, que podría ser aproximadamente entre las cuatro de la madrugada y las seis de la mañana.
 
Muchas veces los niños, al tener pesadillas, buscan refugiarse en sus padres, pero lo mas probable es que les sea difícil volverse a dormir por miedo a volver a soñar aquello que les provoco tanto temor. Las pesadillas pueden presentarse una o varias veces durante la noche y puede suceder que el niño tenga la misma pesadilla durante varias noches seguidas.
 
Otro tipo de sueños son los terrores nocturnos, estos suelen presentarse durante un sueño mas profundo que varia entre la una y tres de la mañana. El niño al alterarse debido al temor puede despertarse sudando, gritando, con las pupilas dilatadas o con la respiración agitada. Muchas veces el niño despierta y otras veces a pesar de abrir sus ojos continúa dormido y confundido. Si se le realizan preguntas, es raro que pueda contestarlas y cuando despierte seguramente no recuerde todo lo sucedido. 
 
Se cree que los terrores nocturnos podrían darse por dificultades en el pasaje del sueño profundo al sueño más superficial. 
 
Con el tiempo, las pesadillas y los terrores nocturnos van desapareciendo, generalmente en la adolescencia, pero pueden persistir en las personas que tienen mucha imaginación. 
 
Es imprescindible que cuando el niño tenga alguno de estos tipos de sueños, sea contenido y tranquilizado por sus padres, esto los calmará y probablemente puedan volver a dormirse. 
 
Es muy importante también que los niños puedan tener un horario regular del sueño y dormir las horas suficientes para que, de esta manera, puedan desarrollar un patrón mas maduro del sueño.