Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

5 Características comunes de los que duermen bien

Aunque parezca tarea fácil, no todos los durmientes consiguen dormir bien ni disfrutar de un sueño reparador durante la noche. Lo cierto es que son muchos los factores, internos y externos, que influyen en la calidad de nuestro sueño. El ritmo de vida actual, el estrés, los problemas, la ansiedad, el ruido, etc… son algunos de los principales determinantes de un mal sueño. No obstante, la importancia que se le da al descanso influye considerablemente a la hora de determinar como es el sueño. Y por último destacar también que, como dicen los expertos, nadie nace conociendo las claves para dormir bien, sino que a ello se aprendre.

Pero, ¿Qué tienen en común todos aquellos que duermen bien?

  1. Saben que el descanso es salud. Los durmientes que disfrutan de un sueño reparador noche tras noche, conciben el descanso como algo fundamental en sus vidas, es decir, le dan la importancia que se merece. Saben que si no duermen las horas que su propio cuerpo necesita, al día siguiente no van a sentirse bien, ni por fuera ni por dentro, ni tampoco pueden rendir como se espera de ellos. Por todo ello, cuidan su descanso noche tras noche.
  2. Se van a la cama cansados: Aunque parezca obvio, para conciliar el sueño con mayor facilidad, es importante irse a la cama cansados. Tener una vida activa, realizar ejercicio, andar, etc.. ayuda a mantener ambos, cuerpo y mente, saludables. Además, el gasto de energía diurno, ayuda a que por la noche se consiga conciliar el sueño con mayor facilidad y de forma más agradable.
  3. Despiertan tranquilos y descansados. Los durmientes que descansan lo que necesitan durante la noche, se despiertan tranquilos, descansados y felices. No se quedan dormidos por las mañanas ni sufren estrés por prisas de última hora. Además, pueden permitirse el lujo de despertar gradualmente y disfrutar de cada momento.
  4. Preparan su sueño con dos horas de antelación. Una de las principales recomendaciones a la hora de conseguir una buena higiene del sueño es dejar un período de inactividad antes del sueño. Con ello se consigue hacer una correcta digestión antes del sueño y alcanzar la relajación necesaria previa a irse a dormir. Los buenos durmientes se toman dos horas más o menos con el fin de prepararse para el sueño y realizan actividades relajantes que aseguren un buen descanso.  
  5. Cuidan su alimentación: los que duermen bien, además de cuidar y ejercitar su cuerpo, saben que la alimentación influye directamente en la calidad de su sueño. Por ello, mantienen una dieta equilibrada, sobre todo la última comida antes del sueño.

5 Características típicas de los que duermen bien

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas