fbpx
Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

Colchones firmes: Colchones de muelles

Colchones de muelles

Quien busca un colchón firme debe distinguir entre los distintos tipos de firmeza que puede ofrecer un colchón viscoelástico de alta densidad o un colchón de muelles offset, de hilo continuo o bicónicos.

Los colchones de muelles ofrecen la firmeza tradicional, ese alto grado de firmeza que se combina con la flexibilidad del bloque de muelles. Sin embargo, los colchones firmes con núcleos de espuma como los viscoelásticos ofrecen una firmeza distinta, en la que no existe la flexibilidad del muelle, sino que se trata más bien de una superficie de firmeza homogénea. Los colchones de muelles ensacados, por contra, suelen ofrecer un grado de firmeza inferior y una mayor adaptabilidad que los colchones de muelles tradicionales, aunque nuevamente dependerá de la composición de cada modelo.

Hoy en día los colchones de muelles se combinan con diferentes materiales para garantizar su confort y una buena durabilidad. Los colchones de muelles son transpirables e higiénicos, y se adaptan a cualquier clima sin ocasionar problemas de humedad.

Sin embargo, dentro de la amplia variedad de modelos que existe en el mercado, hay grandes diferencias. Estas son las premisas que debes tener en cuenta para conseguir un colchón de muelles de calidad:

El tipo de muelle. Dependiendo del tipo de muelle utilizado en su núcleo, un colchón de muelles te ofrecerá mayor o menor ergonomía, independencia de lechos, firmeza, durabilildad y confort. Los colchones de muelles de hilo continuo o Doble Offset te ofrecerán un descanso más ergonómico y homogéneo, mientras que los colchones de muelles ensacados suelen ser más adaptables, ya que al tratarse de muelles independientes embolsados, se adaptan a la silueta del cuerpo y acompañan tus movimientos.

Acolchado, refuerzos y amortiguación. Los núcleos de muelles deben ir acompañados de distintas capas de amortiguación (textiles, poliéter, HR…) que aíslen la dureza de los muelles. Además, el acolchado en este tipo de colchones siempre aportará un mayor confort al conjunto, siendo los acolchados de viscoelástico o de látex los más recomendados. Si buscas un colchón de muelles que ofrezca una buena firmeza, consistencia y durabilidad también es importante que disponga de un buen refuerzo perimetral, que será lo que garantice su estabilidad. 

Tejidos y tratamientos. Por otra parte, también es importante que el tejido que forma el exterior del colchón sea hipoalergénico y de tacto agradable, pues hay que tener en cuenta que ésta es la parte más exterior del colchón y la que tiene mayor contacto con la piel del durmiente. Los tratamientos también tendrán que tenerse en cuenta en este tipo de colchones, pues aunque los colchones de muelles son generalmente muy transpirables e higiénicos, siempre favorece la incorporación de algún tratamiento higiénico o termorregulador extra.