Cargando...

Colchones infantiles

Colchones infantiles

Los colchones para niños deben ser evaluados a parte, pues por su constante crecimiento y cambios fisiológicos, los más jóvenes de la casa necesitan un colchón distinto dependiendo de la etapa de su vida:

Los bebés de hasta 2 años de edad necesitan un colchón suave y confortable, pues todavía están adaptándose a un horario y una estabilidad durante el día y la noche, y necesitan un lugar confortable donde descansar. Es importante que el colchón no sea excesivamente blando para que no derive en problemas relacionados con la columna vertebral, y que los materiales utilizados en la fabricación del mismo sean siempre hipoalergénicos, pues a esta edad es frecuente detectar distintos problemas de alergias. Es conveniente que el colchón pueda desenfundarse para mantener una correcta higiene durante el descanso, pues durante estas edades es frecuente ensuciar o mojar la cama.

A partir de los 3 años la principal pauta a seguir es que los niños necesitan un colchón firme durante su etapa de crecimiento (hasta los 16 años) y un grado de adaptabilidad notable para que el colchón les resulte confortable y puedan descansar durante la noche. Como el peso de los niños de estas edades no es excesivo, lo ideal es un colchón de muelles con acolchados adaptables, o un colchón viscoelástico de firmeza alta y adaptabilidad media. Sin embargo, es recomendable cambiarlo al menos cada 5 años y adecuarse a las necesidades del pequeño según sus características físicas y fisiológicas.