Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

La influencia de la Luna en las personas y el descanso

Muchas personas se rigen con el poder que trasmite la Luna y basan todo lo que los rodea en su fuerza. Todo lo que crece, lo que florece y da frutos se lo agradecen a la luna como la causante de tales cosas. Si bien la ciencia no puede dar explicaciones sobre este asunto, muchas personas creen en la influencia que la Luna tiene sobre sus vidas y sobre sus conductas, y de ahí pueden venir las tan conocidas frases como “Es un lunático” o “Es culpa de la Luna”.
 
Mientras la ciencia sigue sin encontrar explicaciones sobre lo que genera la Luna en el hombre y en su vida terrestre, las creencias de muchas culturas basadas en la Luz de la luna es mucha. En la imaginación humana se contemplan diferentes y muchas posibles dominios en relación del ser humano y su cuerpo, en los animales y plantas.
 
Las fases lunares son los diferentes estadios que atraviesan al ser humano. Muchas personas aseguran sufrir cambios en el sentir y en las conductas dependiendo de la fase lunar que se pose sobre el cielo. La más famosa entre estas creencias es la Luna llena.
 
Lo que sí se puede asegurar es que hay un período de prosperidad que concuerda con un proceso entre una fase de la Luna con otra. Este momento es el paso entre la Nueva Luna a la Luna Llena, en este lapso se puede ver como todo crece de manera abundante, fuerte y que el paso de la Luna Llena a la Luna Nueva, esta prosperidad va bajando, pero es también el momento en que se obtienen los frutos de las cosechas.
 
Por otra parte, se dice que la producción de mareas altas suele ser más grande cuando el Sol y la Luna se encuentran alineados, siendo un 20% mayor dada estas condiciones, y cuando se forman ángulos rectos con la Tierra como vértice es de un 20% menos. Además, existe un día en que la Luna, el Sol y la Tierra se alinean, cada 18 años aproximadamente, dando como consecuencia mareas excepcionales.
 
La Luna Llena, por ejemplo, no sólo facilita que las emociones estén "a flor de piel", sino que además nuestros instintos se agudizan. Es la fase lunar en la que estamos más propensos al insomnio, y si soñamos, nuestros sueños suelen más intensos y coloridos durante los días de Luna Llena. Desde siempre, este tipo de Luna se ha asociado a la locura, a lo "lunático", a los hombres lobo y a los vampiros, precisamente porque existe una intensificación de los sentidos. La explicación científica de estos fenómenos es que durante esta fase existe una mayor proximidad entre la Luna y la Tierra, y la atmósfera recibe una elevada carga de iones positivos que provocan irritabilidad, letargo, depresión, sensibilidad e incluso dolores de cabeza. 
 
Sin embargo, durante la Luna Menguante decrece en intensidad de luz, y el cuerpo tiende a desprenderse de lo que le sobra, de toda la energía acumulada durante las fases anteriores. Es la fase lunar más propicia para conseguir un buen descanso.
 
Durante la Luna Nueva comienza un nuevo ciclo, una nueva etapa donde la sensación es de mayor autocontrol y fortaleza como para superar situaciones adversas o nuevos retos. Es la fase ideal para, por ejemplo, dejar de fumar o iniciar un nuevo proyecto laboral.

La influencia de la luna

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas