fbpx
Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

Síndrome Kleine-Levin, causas, diagnóstico y tratamiento

¿Has oído hablar del síndrome de Kleine-Levin? También es conocido como el síndrome de la bella durmiente. Se trata de un trastorno neurológico que causa períodos, de días o incluso semanas de duración, en las que el paciente sufre excesiva somnolencia, llegando incluso a dormir hasta 20 horas por día. Generalmente, este síndrome viene acompañado de hipersomnia, bulimia, cambios en la conducta, etc.. A continuación te contamos cuáles son sus causas, diagnóstico y tratamiento.

El síndrome de Kleine-Levin es una rara afección de etiología desconocida que suele darse en personas jóvenes y adolescentes principalmente. Y, suele afectar más a los varones que a las mujeres. Los pacientes, después de cada período, pueden presentar síntomas de depresión y/o amnesia durante un tiempo. Sin embargo, con el tiempo, se encuentran totalmente normales y pueden realizar vida normal.    

No existe un período de tiempo específico entre episodio y episodio, pues pueden pasar semanas o meses antes de que los síntomas vuelvan a aparecer. Aunque el paciente no suele ser consciente del comienzo y del final de cada ataque, los síntomas que pueden aparecer son los siguientes: somnolencia, falta de energía, irritabilidad, desorientación, sensibilidad y, sobre todo, ingesta excesiva de alimentos. Estos pueden aparecer y desaparecer de forma rápida o gradual, suele ser diferente en cada caso. Generalmente, a menudo suele existir una cierta confusión al despertar.

Y, ¿Cuales son las causas del síndrome de Kleine-Levin? Según los expertos en la materia, el síndrome de Kleine-Levin puede darse como consecuencia de un mal funcionamiento del hipotálamo, que es la parte del cerebro que se encarga de regular el apetito y el sueño. Sin embargo, aunque todavía no se conoce la causa exacta del síndrome de Kleine-Levin, en algunos de los casos, este síndrome suele haber sido precedido por fiebre, tensión e incluso a la sobreexposición de luz solar.

¿Cómo se diagnostica? Generalmente, el síndrome de Kleine-Levin suelen tener un inicio algo impulsivo, por lo que es fácil de diagnosticar. La persona que lo sufre puede empezar a comer compulsivamente, tener cambios bruscos de personalidad, etc…. Como consecuencia, es habitual ver cómo el individuo empieza a aumentar de peso rápidamente. Los problemas de sueño del durmiente pueden estar relacionados también con una serie de condiciones físicas y psiquiátricas.

¿Existe tratamiento para el síndrome de Kleine-Levin? Como hemos comentado anteriormente, la causa exacta de ello todavía no se conoce con exactitud. Por ello, a día de hoy, no existe un tratamiento 100% efectivo para el síndrome de Kleine-Levin.

Sin embargo, es común que se utilicen ciertos medicamentos o estimulantes para ello. Los estimulantes están específicamente diseñados para estimular el sistema nervioso central del individuo y, en este caso, se toman para reducir la frecuencia y la severidad de los episodios del síndrome de Kleine-Levin. También suelen utilizarse para tratar la somnolencia diurna. Sin embargo, en los resultados obtenidos con dicho tratamiento no suelen ser muy significativos.  

Existen otros tratamientos que se han utilizado para el síndrome de Kleine-Levin, como por ejemplo: fármacos antiepilépticos (ácido valproico, carbamazepina, amobarbital, fenobarbital, fenitoína, etc), antidepresivos (imipramina, IMAO, moclobemida, clomipramina, amineptina, fluoxetina, fluvoxamina, sertralina, metilsergida, trazodona, etc), fármacos antipsicóticos (haloperidol, clorpromazina, levomepromazina, trifluoperazina, tioridazina, clozapina, risperidona, etc), antivirales, litio, hidrocortisona, melatonina, benzodiazepinas y levodopa-benserazida. Según varios estudios realizados para comprobar sus resultados, se descubrió que estos fármacos proporcionan cierto beneficio en el tratamiento de los pacientes con síndrome de Kleine-Levin, pero como se trata de una enfermedad de poca frecuencia, todavía no se han descrito tratamientos de seguimiento a largo plazo. Si te ha parecido interesante, te recomendamos la lectura del siguiente artículo: La Bella Durmiente que durmió durante 64 días. Trata sobre el caso concreto de una joven que padece el síndrome de Kleine-Levin.

Síndrome Kleine-Levin

Fuente: dormir.org

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas