fbpx
Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

Cuando ser madre no te deja dormir

Se acerca el primer domingo del mes de Mayo y, como todos sabéis, es el día en el que se celebra el Día de la Madre. ¡Las madres, ese ser tan valioso y único! Por ellas hoy en Dormitia, les hacemos un homenaje especial para reconocerles todos los sacrificios que hacen las mamás a la hora de dormir. ¡Pues ellas se merecen esto y mucho más!

No cabe duda del amor incondicional que sienten las madres por sus pequeños, mucho antes de que nazcan incluso. ¿Cómo si no harían todo lo que hacen por nosotros? Pues de ellas nace una fuerza interior que les permite ser capaces de poder con todo, aunque ello requiera pasarse muchas noches en vela.  

Y es que, desde que el bebé descansa dentro de la barriga, las mamás ya empiezan a sufrir lo que es no poder dormir placenteramente durante la noche. Pues las mujeres embarazadas soportan heroicamente los movimientos del bebé y las continuas patadas que dan con sus diminutos pies. Además, la sensación de tener pipí a todas horas también les impide que puedan dormir del tirón cada noche.

No obstante, la cosa no acaba ahí. Pues cuando el bebé por fín llega a nuestro mundo, además de con un pan bajo el brazo, trae también un “roba sueños”. ¿Verdad? Pero, ¡Las mamás nunca fallan! En cada toma, cada llanto, cada instante, ellas están ahí, sacan sus grandes fuerzas y acuden a donde su bebé las necesita.

Con el paso de los años, cuando el pequeño va creciendo fugazmente y consigue dormir mejor durante la noche, la madre también lo hace. A esta edad, las mamás tienen menos “tareas nocturnas” y consiguen dormir las horas que necesitan casi todas las noches. No obstante, no todo es jauja. Pues muchas veces cuando los pequeños enferman, tienen pesadillas u otros problemas de sueño, ellas vuelven a la carga para impedir que nada les quite el sueño a sus niños. Y, aunque pasen mala noche, de buena mañana están en pie para prepararles el almuerzo, arreglarlos y llevarlos al cole. ¡Qué valiosas son las madres!

Una vez se convierten en adolescentes, las madres pueden gozar de mayor calidad y cantidad de sueño, ¡Siempre y cuando no sea día festivo! Pues los sábados u otros días, cuando los jóvenes salen con sus amigos, rara es la noche en la que puedan pegar ojo. Y es normal, pues la preocupación porque los hijos estén bien nunca cesa, por muy mayores que sean. Como tampoco acaba su amor incondicional por ellos.

Por ello, y por mucho más, queremos dar las gracias a todas las mamás del mundo. Nos queda pediros que, siempre que os sea posible, cuidéis vuestro descanso, pues el sueño es salud y la salud es vida. Y, os necesitamos aquí, a nuestro lado, día a día.  

 

Descanso de las mamás

Foto:babymoon

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas