fbpx
Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

Truco para que la falta de sueño no te afecte

Todos hemos sufrido una noche terrible en la que nos ha resultado imposible conciliar el sueño. El calor, los ronquidos, ruidos, dolencias, problemas, estrés, etc… son algunos de los principales factores que pueden causarnos graves problemas de insomnio. Así pues, todo aquel que ha pasado una noche sin pegar ojo sabe bien lo que es sufrir las consecuencias de la falta de sueño: cansancio, somnolencia diurna, falta de concentración, irritabilidad, malestar generalizado, etc… Y lógicamente, si el problema continúa en el tiempo, las consecuencias resultan mucho más graves.

Como acabamos de comentar, tras una noche de insomnio, solemos sentimos más cansados de lo normal, con bastante menos energía y con una desagradable sensación de pesadez continúa ¿Verdad?. Obviamente, todo ello hace que nuestro día siguiente parezca mucho más largo y duro de lo que realmente es. En el trabajo resulta más complicado concentrarse y cumplir con las exigencias laborales, que generalmente se alcanzan sin mucha dificultad. A su vez, las tareas propias del hogar parece que se multipliquen y que cuesten mucho más de hacer. Y, ante esta situación, ¿Qué podemos hacer?

Existen varias cosas que podemos realizar para tratar de paliar los efectos de la falta de sueño, tras una noche de insomnio. Una de las medidas más populares entre los individuos es beber más café de lo que se suele ingerir normalmente. Lo cierto es que la cafeína ayuda a despejarse y reactivar el organismo. Sin embargo, la toma excesiva de esta sustancia puede resultar contraproducente.

Según una investigación reciente realizada por psicólogos del Colorado College, se ha confirmado que existe una solución más saludable que la toma descontrolada de cafeína u otras bebidas energéticas. Se trata del efecto placebo. El estudio mostró que al alterar lo que la persona piensa sobre su sueño, puede tener efectos significativos en su agilidad y concentración mental. Es decir, si tras una noche de insomnio, se logra conseguir que el individuo piense que ha dormido bien, su funcionamiento cognitivo no se tanto resiente con la privación de sueño.

Para obtener estos resultados, los investigadores pidieron a los individuos que participaron en el estudio que reportaran como había sido su sueño la noche anterior. Después, se les asignó una puntuación que medía la calidad de su sueño, de forma totalmente aleatoria. Seguidamente, se les sometió a una medición en un aparato (también placebo), que supuestamente medía la calidad del sueño. Los participantes, tras recibir su puntaje, completaron un examen (PASAT por sus siglas en inglés) para determinar cómo era su respuesta cognitiva. Los resultados fueron los siguientes: aquellos que creían haber dormido bien obtuvieron un resultado del 70% de aciertos en el test; los que creían haber dormido mal, un 44%. De esta manera, los investigadores pudieron demostrar que al manipular la percepción de la calidad del sueño, su respuesta cognitiva cambiaba.

Obviamente, esta técnica no siempre es eficaz. Cuando el insomnio es muy severo, difícilmente se podrá convencer al individuo de que ha dormido bien. No obstante, en casos en los que no se sabe exactamente si se han dormido bien 4, 5 o 6 horas durante la noche, esta técnica de auto convencernos de que hemos descanso adecuadamente, puede resultar exitosa.

 

Truco para que la falta de sueño no te afecte

Fuente: Scientificamenrican.com

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas