Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

La calidad del sueño

La Asociación Española de la Cama, más conocida como ASOCAMA, es la asociación de fabricantes de productos de descanso. Surgió en el año 1985 con el principal objetivo de cuidar la calidad de sueño y mejorar los conocimientos de todo el territorio español sobre el descanso. Estos conocimientos se basan en que estamos casi un tercio de toda nuestra vida durmiendo y por eso debe tratarse de un momento de pura relajación y placer.
 
ASOCAMA recomienda cambiar los equipos de descanso al menos cada 10 años, debido a que diversos factores, tales como el paso de los años y el constante uso, disminuyen su higiene, flexibilidad y firmeza.
 
El primer estudio realizado por ASOCAMA sobre la Salud y el Descanso afirma que para tener una calidad de vida óptima los habitantes españoles le dan más valor a la calidad del sueño que a la cantidad, la realización de actividad física y la alimentación.
 
Un 32% de los habitantes españoles se levanta por la mañana con dolores y sensación de cansancio.
 
La siesta es un lujo que muy pocos pueden tomarse: tan sólo un 16% de la población española duerme la siesta. 
 
Por otro lado, el 61,3% de los españoles consideran que tienen entre un buen y un muy buen estado de salud. Pero son muchos (un 32%) los que cada día se levantan con dolor muscular y cansados, y estos dolores van aumentando a medida que el colchón se va desgastando.
 
¿La causa? Es muy probable que se trate de un inadecuado cuidado o una elección incorrecta del equipo de descanso. De hecho, según avala el Primer Estudio sobre la Salud y el Descanso efectuado por ASOCAMA y Fundadeps, el 61.5% de las personas encuestadas afirmó que el equipo de descanso es uno de los factores más influyentes en la buena conciliación del sueño, detrás de el calor con un porcentaje de un 72% y el estrés, con un 76.5%.
 
A pesar de que esto es una realidad, según el estudio, en ciertas situaciones no le prestamos demasiada importancia a la elección y cuidado del equipo de descanso: tan solo la mitad de la población española cambió su colchón antes de pasados sus 10 años de uso (inclusive muchas personas siguen con sus colchones de más de 20 años de uso). Estos datos muestran un importante contraste con las opiniones de los especialistas del tema, que sostienen que el equipo de sueño influye directamente sobre el sueño diario, y por ende, en la salud en sí. Por ello, ASOCAMA siempre aconseja no utilizar nunca un mismo colchón por más de 10 años, ya que pierde su comodidad y su higiene, factores imprescindibles para un correcto descanso.
 
Según muestra el estudio de ASOCAMA, los españoles no cambian su colchón por el hecho de llegar a sus 10 años de uso (solo el 5,6% de la población lo hace por ese motivo), un 41,5% lo hacen porque lo ven muy desgastado o deteriorado. La mayoría de las veces ocurre que a simple vista parece que nuestro colchón está en buenas condiciones como para seguir usándolo, pero en muchos casos no es así. No solo el aspecto del colchón es importante, sino también su higiene y su amortiguación, que se desgastan con el paso del tiempo.
 
Esto mismo ocurre en el momento de cambiar el colchón: ¡un 46% de la población ni siquiera lo ha probado antes de comprarlo! En este aspecto, ASOCAMA aconseja que la o las personas que utilicen el colchón lo elijan tanto por su aspecto y características físicas como por sus gustos en el momento de recostarse, además, siempre deben probarlo antes de adquirirlo. La característica más valorada por las personas que prueban el colchón antes de comprarlo es su comodidad (un 47,6%), las recomendaciones dadas por los vendedores un 30%), su firmeza, su material y su costo. En Dormitia ofrecemos un periodo de prueba de nuestros colchones precisamente para que esto no suponga un problema.
 
En fin, podemos concluir que el estudio de ASOCAMA sobre la calidad de de sueño muestra que los españoles consideramos que la calidad de sueño es un factor que influye directamente nuestra la calidad de vida, aún por encima de las horas dormidas, la actividad física y la alimentación. Además, sabemos que no descansar bien es malo, y puede afectarnos, especialmente en el ámbito laboral. Dormir mal puede afectarnos en nuestro estado de ánimo y puede debilitar nuestra salud a lo largo del día. Todas las personas necesariamente tenemos que dormir entre 7 y 8 horas por día para recobrar energía y mantener en condiciones tanto nuestro cuerpo como nuestra mente, pero no debemos hacerlo de cualquier forma. Es muy importante que logremos una óptima conciliación del sueño, sin despertarnos entre medio, con buenas posturas y sin ningún tipo de contractura o dolor.
 
 
Fuente: www.asocama.es