Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

Preguntas frecuentes sobre los colchones de látex

¿Que es el látex?

El látex natural es la savia extraída del caucho (Hevea Brasiliensis). Procede, principalmente de plantaciones del sudeste asiático (Tailandia, Malasia, Vietnam, Indonesia), de África (Camerún) y de América del Sur (Brasil).

Trazos del uso del látex fueron detectados en restos arqueológicos situados en la cuenca del Río Coatzacoalcos (México). Este material formaba parte de unas pelotas utilizadas en un deporte semejante al actual baloncesto. También se encontró látex en altares ceremoniales, por lo que se intuye que este material se usaba en rituales.

El botánico francés Charles Marie de La Condamine (1701 – 1775) descubrió el caucho en 1736. Curiosamente usó el látex como revestimiento de su equipaje al comprobar sus  propiedades elásticas e impermeables. Este hecho, junto a su uso como materia prima para la fabricación de la primeras ruedas de automóvil a finales del sigo XIX por parte de Charles Goodyear, pionero de la industria de la automoción, fue el inicio de una estrecha relación entre el hombre y el látex.

Su uso lo podemos encontrar en miles de productos y, como no, su aplicación al mundo del descanso era algo inevitable.

¿Que usos y aplicaciones del látex podemos encontrar en nuestra vida diaria?

El látex está en todas partes, prácticamente. En el ámbito de salud gran parte del material está realizado en látex: mascarillas, sondas, enemas, estetoscópios, etc… Esos maquillajes de criaturas fantásticas y gran parte de los efectos especiales tradicionales de las películas lo usan en cantidades industriales. También encontramos látex en muchos productos de limpieza del hogar y de higiene personal.

Y, por supuesto, el mundo del descanso y el relax también ha adoptado el látex como garantía de descanso.

¿Para que tipo de personas se recomiendan los colchones de látex?

Los colchones de látex están especialmente recomendados para aquellas personas que buscan un colchón suave y natural de baja firmeza y grandes prestaciones. Por sus características, este tipo de colchones ofrecen un descanso adecuado tanto para personas adultas como para ancianos, especialmente a partir de los 65 años. Este tipo de colchones también se recomiendan para durmientes que sufren dolores lumbares, musculares o articulares y aquellos que tienden a moverse continuamente durante el sueño. Sin embargo, no se recomienda el uso de colchones de látex para niños, pues pueden surgir alergias ni tampoco en el caso de personas con peso elevado.

¿Que tipo de mantenimiento suelen precisar los colchones de látex?

Al tratarse de un producto natural, los colchones de látex requieren un mayor número de cuidados para evitar que se deterioren antes de lo previsto. Los colchones de tipo viscoelástico, en cambio, no precisan tanto mantenimiento. Como hemos comentado anteriormente, los colchones de látex, necesitan una transpiración continua para evitar problemas relacionados con la acumulación de humedad.

Para maximizar las prestaciones y el buen estado del colchón de látex, estos se deben voltear de pies a cabeza, y de arriba abajo. Además de, por supuesto, darle uso a las dos caras del colchón a lo largo del año. Ambas caras ofrecen una sensación idéntica, ya que disponen de una misma composición. Los colchones de estas características generalmente ofrecen mayor durabilidad y, a su vez, corren un menor riesgo de deformación, siempre y cuando se le dé un correcto uso en ambos lados.

Con el mismo fin, los colchones de látex necesitan también airearse constantemente, al menos una vez al mes. Para ello basta con quitar la ropa de cama y dejar que el aire que entre en la habitación.

Se recomienda dedicarle una atención especial al uso de ropa de cama, pues existen materiales utilizados en las fundas para colchones que no serían compatibles con éstos. Así pues, se recomienda utilizar siempre fundas de algodón para asegurar su transpiración y evitar los protectores impermeables.

¿Que diferencia hay entre el látex natural y el sintético?

En el mercado podemos encontrar dos tipos diferentes de látex: natural y sintético. La principal diferencia entre ambos es el porcentaje de material de látex químico y natural existente su fórmula. Generalmente, los colchones de látex natural están formados aproximadamente por un 85% de látex natural y un 15% de látex sintético (porcentaje mínimo necesario para garantizar la consistencia y la durabilidad del colchón). Mientras que, en los colchones de látex sintético, el porcentaje es al contrario: un 20% de látex natural y un 80% de sintético. Como norma general, los colchones de látex natural ofrecen mejores prestaciones y constituyen un mejor colchón, lo que también repercute en su precio. Obviamente, los colchones de látex natural necesitan una inversión mayor que los de látex sintético. Realmente no existe uno mejor que otro, solo existe la necesidad del durmiente.

¿Cual es la altura recomendada de un colchón de látex?

La altura propicia para un colchón de látex ha de ser superior a los 15 cm de núcleo y a partir de los 18 cm de altura total. Normalmente, una mayor altura del colchón implica también una mayor comodidad. También hemos de añadir la medida de los acolchados extra y de los tejidos exteriores.

¿Se pueden usar con todo tipo de somieres o canapés?

Por sus características, los colchones de látex, únicamente pueden utilizarse con somieres multiláminas o eléctricos, pues son los únicos que permiten la buena transpiración del colchón. La opción más adecuada para estos equipos de descanso son los somieres articulados. Cabe destacar que, actualmente es posible encontrar bases fabricadas especialmente para colchones de látex.

¿Cuanto duran los colchones de látex?

Se ha demostrado que a los 10 años es cuando los colchones de látex empiezan a notar una disminución de su altura y firmeza. Mientras que para colchones de otros materiales se recomienda el cambio pasado ese tiempo, el látex tiene una durabilidad que puede llegar a los 20 años, aunque con unas propiedades mucho mas disminuidas.

¿Es cierto que los colchones de látex dan más calor?

El látex es un material altamente adaptable a la figura y del durmiente. Esa forma de acoger la masa corporal no solo ofrece una mayor comodidad y descanso, también una sensación de calor, ya que la superficie del cuerpo que entra en contacto con el colchón es mucho mayor que con cualquier otro material. En colchones de látex sintético esta sensación es mayor ya que hay menor transpirabilidad que en colchones de látex natural.

Pero, el uso de tejidos atérmicos y transpirables ofrecen una mayor ventilación del colchón. Además, el látex actual está tratado con materiales que eliminan la humedad y favorecen la transpiración, por lo que no hemos de tener tan en cuenta el factor calor a la hora de adquirir un colchón de este material.

¿Es el látex un material perjudicial para la salud?

Definitivamente NO. El látex natural está extraído directamente del caucho y todo el proceso de fabricación no implica la intervención de agentes nocivos para el ser humano. Aunque el látex sintético si procede de procesos artificiales, su fabricación está sujeta a fuertes estándares de calidad.

Aunque existe la alergia al látex, los fabricantes cada vez están más sensibilizados y trabajan con materiales no alérgenos. Además, el látex suele llevar tratamientos para atenuar posibles efectos de carácter alérgico. Materiales como el Tencel (usado en fundas de colchones) ofrecen propiedades anti-alérgenas, y así podríamos citar otros.