Cargando...

El blog de los sueños y el descanso

sombra

El descanso es imprescindible para estar saludable y lograr cargar energías para el día que comienza. El dormitorio de los sitios de la casa más significativos para tener una vida saludable. Es por esto que, a continuación te brindaremos algunas recomendaciones para que tu descanso sea adecuado, sencillamente teniendo en cuenta algunos puntos:
 
Para empezar, debes saber que la cama es el sitio donde pasas casi un tercio de toda tu vida. Por ello, tiene que resultar un lugar placentero y cómodo. Tanto la base como el colchón deben ser propicios para lograr un buen descanso. Sin dudas el colchón es la parte más importante de una cama, y es bueno saber que hay que cambiarlo cada diez años como mucho, para evitar luego dolores de espalda y otros problemas de salud.
 
Otro punto muy importante es elevar unos pocos centímetros los pies. Esto beneficiará la circulación sanguínea de tus piernas cuando estés durmiendo y evitará que tengan exceso de sangre, lo que hará que te levantes más liviana y descansada. Si realizas esta tarea sencilla lograrás que, además de la circulación, mejore mucho la oxigenación de tu cuerpo y por ende, un óptimo descanso a todo nivel.
 
Por otro lado, debemos tener en cuenta la situación de las sábanas. Acostarnos con la cama bien hecha y con sus sábanas y frazadas limpias es imprescindible para sentir tranquilidad y agrado en el momento de dormirnos. Estas placenteras sensaciones benefician a lograr rápidamente la conciliación del sueño y sentirnos más descansados al levantarnos al día siguiente.
 
El dormitorio tiene que estar siempre ventilado, con una temperatura de no más de 18 grados centígrados. También es recomendable dormir con la luz apagada, ya que la melatonina (hormona del sueño) es secretada mucho más cuando hay oscuridad.
 
Por último, el dormitorio debe mantenerse siempre limpio, también la indumentaria que utilizamos para dormir. Además, la cama tiene que ser un sitio reservado únicamente para el sueño. No es recomendable la incorporación de una televisión en el dormitorio de aquellas personas que padecen insomnio, por ejemplo.

Ambiente para dormir

Continuar leyendo Un ambiente para dormir mejor

Todos sabemos que dormir bien es imprescindible para poder lograr un descanso adecuado y tener buena salud, debido a que es la mejor manera de que todo nuestro cuerpo se relaje y renueve todas las energías perdidas durante el día.
 
Por esta razón, cada día son más los especialistas que tratan de defender el buen dormir, para poder lograr una calidad de vida óptima, porque si no descansamos lo suficiente, no podemos realizar adecuadamente todas las tareas diarias.
 
Ahora vamos al punto… ¿sabes cuantas horas diarias debes dormir? ¿Cuántas son las recomendables y, especialmente, las que tu cuerpo necesita?
 
Por lo general, y como ya debes saber, cuanto más años tenemos, necesitamos dormir menos tiempo.
 
Por ello, los bebés suelen dormir entre 17 y 18 horas por día, y esta cantidad de horas va disminuyendo con el paso del tiempo, ya a los 18 meses, los niños duermen entre 13 y 14 horas.
 
Cuanto los niños llegan a los 4 años de edad, duermen aproximadamente 12 horas y luego de cumplidos los 10 años el tiempo de sueño va bajando hasta llegar a las 9 o 10 horas.
 
Ya llegada la adultez, el tiempo de sueño recomendado es entre 7 y 8 horas, que pasados los años se va reduciendo mientras nos acercamos a la vejez.
 
A pesar de todas las recomendaciones dadas, no puede fijarse en número exacto de horas de sueño que una persona debe tener por día, debido a que muchas de ellas precisan conciliar el sueño un determinado número de horas, y otras más así como otras personas menos.
 
Es por este que, un individuo que duerme entre 7 y 8 horas puede sentirse mejor que otro que duerme entre 10 y 11 horas que se ha desvelado en medio de su etapa de sueño.

Cuántas horas se deben dormir

Continuar leyendo ¿Cuántas horas se deben dormir?

Si tienes insomnio, puede que una de las causas sea un desajuste hormonal en tu cuerpo. En las mujeres, este tipo de alteraciones ocurre generalmente cuando comienza el período de menstruación, también durante el embarazo y en la etapa de menopausia.
 
Otra de las causas del insomnio puede ser el estrés, los malos hábitos de descanso y ciertos alimentos y el modo que los ingerimos.
 
A continuación te enseñaremos qué alimentos debes dejar de ingerir si tienes problemas para conciliar el sueño:
 
Bebidas estimulantes: Excitan el sistema nervioso. Una simple taza de café puede hacerlo por 5 horas o incluso más.
 
Nicotina: Es un estimulante muy fuerte, por ello, lo más recomendable si fumas es dejar de hacerlo dos horas antes de irte a dormir.
 
Chocolate: Es un estimulante que dificulta la conciliación del sueño.
 
Carnes rojas: Poseen gran cantidad de proteínas y bajan los niveles de serotonina en el cuerpo, por ello, no son recomendables de ingerir en la cena si sufres de insomnio.
 
Platos grasos: Resultan muy difíciles de digerir y generalmente provocan acidez estomacal, lo que no ayuda para nada a lograr un buen descanso. Elige platos al vapor, en papillote o a la plancha, ya que son más livianos y de fácil digestión.
 
Quesos: Es cierto que son muy ricos, pero lamentablemente no son para nada recomendables si sufres de insomnio ya que provocan una acción estimulante e hipertensora en el sistema nervioso, por su alto contenido de sodio.
 
Por otro lado es muy importante no acostarse a dormir con hambre, debido a que un estómago molesto puede generar insomnio. Tampoco es bueno comer excesivamente, ya que una cena demasiado pesada no ayuda a la conciliación del sueño.

Alimentos prohibidos si tienes insomnio

Continuar leyendo Alimentos prohibidos si sufres insomnio

Si quieres dormir placenteramente, es importante adoptar la postura adecuada. Esto es necesario para impedir dolores de espalda y tener un descanso profundo y sin interrupciones.
 
Dormir con una postura inadecuada puede generar molestias en el cuerpo, principalmente musculares, y también puede provocar que no se descanse lo suficiente.
 
Existen infinidad de posturas para dormir, tantas como el cuerpo puede pedir, pero por  lo general, las más comunes son las siguientes:
 
Dormir de espaldas: Genera un aumento en la curvatura lumbar, por ello, a las personas que sufren dolores de espalda con frecuencia se les aconseja colocarse una almohada debajo de sus rodillas. Esta postura resulta muy favorable para la zona espinal.
 
Dormir boca abajo: Esta postura puede llegar a generar dificultades al respirar, por lo que no es una de las posturas recomendadas. El dormir boca abajo provoca también que muchas personas coloquen su cabeza encima de sus brazos y con esto resaltan la curvatura vertebral.
 
Dormir de costado: Cuando se duerme de costado se realiza una flexión de los miembros, logrando una postura similar a la fetal. Esta postura es una de las más recomendables para un reposo adecuado del cuerpo, ya que baja la presión que realizan las articulaciones y mantiene la inclinación normal que tiene la espalda, el único problema es que implica también las curvaturas laterales de la columna vertebral. Al dormir de costado, se aconseja apoyarse sobre el lateral derecho para no prensar el sector cardíaco.
 
Dormir boca arriba: Es la mejor postura para conseguir un sueño profundo y un descanso reparador. La columna debe estar apoyada sobre el colchón. Si por cualquier motivo esta postura resulta incómoda, la segunda opción recomendada es la de dormir de costado.

Trastornos del sueño

Continuar leyendo Posturas durante el descanso

El trastorno de sueño es una perturbación que incide en el funcionamiento adecuado delorganismo de una persona mientras duerme y no deja avanzar de forma sistemática ypaulatina las diferentes etapas que caracterizan un buen descanso. Puede aparecer varias veces en una misma semana y bien padecerse de forma crónica. Según sus causas y sus características, pueden clasificarse en:

Disomnias: constan de desórdenes en el transcurso del sueño-vigilia y en la mayoría delos casos genera insomnio o excesivas somnolencias matinales. Puede haber distintos tipos:  El insomnio eventual (primario), la narcolepsia, la hipersomnia primaria o idiomática.

Los trastornos asociados al aparato respiratorio. Ejemplo: síndrome de hipoventilaciónalveolar o síndrome de apnea central del sueño.

Los trastornos que afectan el ritmo circadiano.  Ejemplo: el insomnio de altitud, el sueñoretrasado, etc.

Trastornos vinculados a problemas emocionales.

Parasomnias: no están vinculadas con anomalías de fases de sueño-vigilia, pero por lo general aparecen en la etapa de sueño. Algunas de ellas son: tener pesadillas, despertarse parcialmente, ser sonámbulo, tener terrores por la noche, sufrir calambresnocturnos en las piernas, hablar dormido, roncar y tener enuresis.

Problemas de tipo psiquiátricos: sufrir de distintos problemas psiquiátricos comoansiedad, esquizofrenia, psicosis, paranoia, etc.

Trastornos de salud a través de enfermedades como que dificultan el buen descanso como migrañas o dolores de cabeza, epilepsia, síndrome de deglución o tragado anormal quegenera asfixia, inconvenientes de tipo cardiovascular, asma y hemólisis, entre otros.

Y por último trastornos provocados por sustancias tóxicas como lo son las anfetaminas, el alcohol, la cafeína, las drogas estimulantes, los opiáceos, la cocaína, los ansiolíticos,los sedantes y otros medicamentos similares.

Trastornos del sueño

Continuar leyendo Principales trastornos del sueño