Cargando...

El blog de los sueños y el descanso

sombra

Muchas veces ocurre que intentamos afrontar ciertos trastornos del sueño recurriendo a métodos tradicionales, los que todo el mundo utiliza en estos casos: tomar un vaso de leche tibia antes de ir a dormir, pedirle ayuda a un psicólogo y seguir el tratamiento que nos recomienda, realizar actividad física, llevar una rutina diaria, etc. Pero con los grandes avances tecnológicos, hoy en día podemos recurrir a distintos aparatos, más divertidos y para muchos igual de eficaces (o más aún) que los métodos tradicionales para superar nuestros problemas de sueño.
 
Por ejemplo, Little Sleep Machine es uno de estos innovadores aparatos tecnológicos que resultan ideales para aquellos que desean dejar de oír todos los ruidos ambientales de su habitación, como son las motos y coches que pasan, las voces de los vecinos, los ronquidos, etc., para lograr una excelente conciliación del sueño. La particularidad de este aparato de alta tecnología, con apariencia similar a un reproductor de mp3, es que brinda tres horas de melodías elaboradas con frecuencias naturales de ondas delta para que puedas escucharlas en el mismo instante que cierras tus ojos para poder dormir.
 
Esta melodía, en muy pocos minutos es asimilada por tu cerebro y las ondas delta que transmite son exactamente las mismas que el cerebro crea cuando estamos en el período más profundo de sueño, por ello, sin darte cuenta, estas ondas se introducirán en tu cerebro logrando que puedas dormirte más rápido.
 
También existe otro dispositivo, muy útil y práctico que tiene forma de reloj de muñeca, el Sleep Partner. Lo que hace este reloj es estimular todos los puntos de acupuntura de la muñeca que están relacionados con la conciliación del sueño. Así, ayuda a bajar los grados de estrés
y también a equilibrar y nivelar el “reloj natural” que todos tenemos en nuestro cuerpo.
 
Este dispositivo está especialmente recomendado a aquellas personas que, por diversos motivos, tienen que viajar con frecuencia o tienen
horarios irregulares, lo que genera que no puedan controlar el tiempo y calidad de sueño.
 
Como puedes ver, si eres una de las tantas personas que tiene dificultades para dormir, encontrarás una amplia gama de innovadores aparatos tecnológicos que podrán ayudarte con tu problema, incluso pueden resultar mucho más eficaces que quedarte despierto
delante del ordenador o frente al televisor para lograr pasar esas espantosas noches de insomnio.

Aparatos para combatir el insomnio

 

Continuar leyendo Aparatos electrónicos para combatir el insomnio

Los dolores de espalda son tan habituales en las personas hoy en día que se han considerado una de las mayores causas de ausentismo, incapacidad o mal rendimiento en el ámbito laboral, en individuos menores de 45 años.
 
Generalmente, el dolor de espalda aparece debido a causa de una contractura de tipo muscular en cualquiera de las tres regiones espinales: lumbar, dorsal o cervical. Pero también puede aparecer por otro tipo de problemas como: tensiones musculares nerviosas, artrosis vertebral y otros tipos de variaciones internas que muchas veces general dolores de espalda como lo son los cólicos renales y los problemas de páncreas.
 
Las causas más usuales de dolores de espalda son:
 
Las malas posturas al dormir, sentarse y realizar tareas cotidianas (mala higiene postural)
El estrés, el nervio, la ansiedad.
Los trabajos que requieren estar mucho tiempo en una misma posición.
El exceso de peso.
El sedentarismo debido a que, al no realizar actividad física, la musculatura del cuerpo pierde su estado y se vuelve más débil, tonándose mucho más propensa a lesiones.
El embarazo.
Lesiones o traumas en la zona que rodea la columna vertebral.
 
A continuación te damos algunos consejos para aliviar y prevenir los dolores de espalda:
 
Asegúrate de que tu colchón te ofrece la adaptabilidad y la firmeza necesarias. Tu médico podrá asesorarte sobre el grado de firmeza que necesitas, aunque generalmente se recomienda una firmeza media con un grado de adaptabilidad medio para que el cuerpo repose completamente sobre el colchón, especialmente la zona lumbar. La mejor opción son los colchones viscoelásticos.
 
Duerme de lado, en posición fetal. Es recomendable poner una almohada entre las rodillas si se duerme en esta posición, debido a que ayuda a evitar que las piernas se deslicen hacia abajo y roten la cadera (lo que genera una presión mayor en la espalda). 
 
Si tienes que levantar algo del suelo o realizar algún esfuerzo, dobla tu cintura y flexiona tus rodillas, si inversamente, tienes que bajar un objeto, procura no estirarte, lo aconsejable en este caso es que te subas a alguna escalera o un banquito y lo bajes llevándolo hacia tu pecho, para que el peso se distribuya de igual forma en ambos brazos.
 
Siéntate con la espalda derecha. Para lograrlo, tus pies deben tocar el suelo o debes cruzarlos a la altura de tus tobillos, nunca encima de tu rodilla. Si por cualquier circunstancia debes estar sentado por un tiempo prolongado, es muy importante que lo hagas en una silla de calidad. La higiene postural en personas que pasan mucho tiempo sentadas es determinante para no sufrir lesiones de espalda a corto o largo plazo.

Combatir el dolor de espalda

Continuar leyendo Consejos para combatir el dolor de espalda

Tanto los niños como los ancianos son los que más padecen las consecuencias de las temperaturas elevadas a la hora de dormir, y lo hacen entrecortadamente, es decir, despertándose y volviéndose a dormir varias veces en una misma noche. Hace unas semanas te ofrecíamos consejos para combatir el calor durante la noche, y hoy te ofrecemos otras pautas relacionadas con la regularidad y rutina del sueño para conseguir un descanso adecuado durante los meses más calurosos del año.
 
La temperatura recomendada para dormir (con ropa liviana y sin taparse o sólo con una sábana) es entre 18 y 22 grados. Las noches de verano muy calurosas llegan a superar los 30 grados, eso es lo que genera que durmamos incómodos y nos despertemos varias
veces en una misma noche, reduciendo así la calidad de nuestro sueño.
 
Cuando la temperatura ambiental aumenta, los ciclos del sueño se tornan menos prolongados. Además, por lo general en épocas veraniegas los hábitos de higiene y de alimentación se alteran: bebemos más que de costumbre, comemos menos, dormimos siestas más largas y a cualquier hora, etc. Si padecemos de insomnio y deseamos tener un buen descanso por las noches, no debemos cometer excesos de ese tipo.
 
El sueño está vinculado estrechamente con la secreción de melatonina de nuestro organismo, que se eleva en horarios nocturnos. Al tener el verano más horas de luz, los niveles de melatonina que secretamos bajan, por ello se torna más difícil lograr una adecuada conciliación del sueño y el insomnio es más frecuente.
 
Conseguir una rutina regular de descanso te ayudará a dormir mejor esta época del año:
 
Regular el ritmo de vida. Debes controlar levantarte y acostarte siempre en el mismo horario, con las persianas bajadas para que el sol no te moleste cuando amanezca y tu ciclo de sueño siga su curso normal. También es bueno realizar actividad física por la noche, cuando la
temperatura baja un poco.
 
Regular las comidas. No irte a dormir inmediatamente después de la cena. Es aconsejable beber gran cantidad de líquido, debido a que esto controla la temperatura del cuerpo y logra que baje un poco. Cuando termines de cenar, espera al menos dos horas para irte a dormir, no lo
hagas de inmediato. La cena debe ser muy liviana y poco abundante.
 
Regular tu entorno de descanso. Tener un buen hábitat para dormir por las noches. Es muy importante que el lugar donde duermes, tanto la habitación como el colchón y la almohada, brinden comodidad y tengan la temperatura que recomendamos anteriormente. Además, los aparatos electrónicos como televisores, videoconsolas, ordenadores o dispositivos portátiles, perjudicarán seriamente tu calidad de sueño si terminan formando parte de tu dormitorio. Si te gusta ver la televisión antes de dormir, es aconsejable que lo hagas en la sala de estar o en otra habitación distinta a la que utilizas para dormir.
 
Regular tus horarios de sueño. Con la llegada de las vacaciones de verano, llega el descontrol de horarios de sueño y de actividad, ya que nuestra rutina diaria acostumbra a cambiar bastante. Es importante no hacer siestas muy largas. Si te gusta dormir la siesta, procura que no dure más de 30 minutos, ya que de lo contrario te retrasará el sueño por la noche y se volverá irregular tu ritmo de vida.

El calor y los problemas de sueño

 

Continuar leyendo El calor y los problemas de sueño

Es muy importante lograr dormir bien todos los días, para mantener óptima nuestra salud mental y física. Los seres humanos pasamos aproximadamente un tercio de toda nuestra vida durmiendo.
 
El insomnio sucede cuando una persona posee uno o más déficits al dormir, que pueden presentarse al comenzar al sueño o mientras este se lleva a cabo.
 
Por otro lado, el insomnio se ha convertido en el problema de sueño más frecuente de toda la población mundial. Se piensa que de un 10% a un 35% de la población total lo sufre.
 
Este trastorno al dormir influye negativamente en el período de vigilia de las personas, debido a que imposibilita un buen desempeño en el transcurso del día, tanto laboral como social.
 
Por ello, es imprescindible tener conocimiento y comprensión sobre qué factores se vinculan estrechamente con el insomnio.
 
Algunos de los factores que se relacionan con el insomnio son: la salud mental, el estilo de vida, los somáticos y los sociodemográficos.
 
Con respecto a los factores sociodemográficos, los conforman el género femenino, el aumento de la edad, el trabajo en diferentes turnos y la mala situación económica.
 
Por su parte, en el estilo de vida y los agentes vinculados con el insomnio se encuentra el tabaquismo, el sedentarismo, la ingesta de cafeína, el sobrepeso y la ingesta de alcohol.
 
El dolor también es un factor que se asocia con el insomnio, también las alergias, la diabetes, las enfermedades de circulación sanguínea, la jaqueca, las enfermedades del aparato digestivo, los problemas de tipo reumáticos y las enfermedades respiratorias.
 
Otros factores relacionados con el insomnio son los trastornos mentales tales como la depresión, el estrés y la ansiedad.
 
Varios análisis científicos afirmaron estos factores como influyentes en la inadecuada conciliación del sueño.

Insomnio un problema frecuente

Continuar leyendo Insomnio, un problema cada vez más frecuente

El insomnio afecta hoy en día a muchas personas y ocurre especialmente en regiones con grandes poblaciones que están industrializadas. Además, es una de las causas más frecuentes de accidentes laborales, debido a la incapacidad que genera para realizar adecuadamente diversas tareas habituales.
 
El insomnio en el mejor de los casos resulta temporal, pero también puede volverse crónico. No existe una cantidad específica de horas que una persona deba descansar por día, debido a que cada organismo es distinto al otro y esta cantidad de horas cambia según la edad y otros factores, aunque 8 horas diarias de sueño es la recomendación general. Dormir bien es esencial para recuperar todas las energías que gastamos diariamente.
 
Se dice que un individuo tiene insomnio cuando tras no conseguir conciliar el sueño durante la noche, al levantarse por la mañana, no se siente descansado del todo, ya que no ha dormido adecuadamente y tiene problemas de concentración, necesitando volver a descansar o dormir por ciertas horas.
 
Existen tres tipos de insomnio:
 
El insomnio intelectual: es cuando de torna imposible dormir por estar pensando constantemente en cosas. Es muy frecuente en creadores y en estudiantes.
 
El insomnio intermitente: ocurre cuando no se logra un sueño profundo y se corta varias veces en una noche con largos intervalos de desvelo. Las personas que sufren este tipo de insomnio se despiertan con cualquier mínima alteración que ocurra a su alrededor.
 
El insomnio terminal o matinal: lo sufren las personas que se despiertan algunas horas antes que amanezca y después no pueden volver a dormirse.
 
Si sufres algunos de estos problemas cuando te acuestas a dormir, lo más recomendable es que visites a un médico especialista. Ten en cuenta siempre que dormir bien es muy importante para afrontar con salud y energía cada día que comienza.

Tipos de insomnio

Continuar leyendo Tipos de insomnio