Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

¿Por qué cuesta más despertarse los lunes por la mañana?

Esta mañana, ¿Te ha costado levantarte más de lo normal? Si sientes que los lunes te resulta más complicado despertar y ponerte en marcha, no te preocupes, pues es algo bastante común. A continuación te contamos porqué puede ser que nuestro sueño sea de menor calidad cada vez que empieza una semana nueva.

Los despertares de los lunes por la mañana se consideran los más difíciles de sobrellevar comparado con el resto de los días. Es como si el sueño fuera un poco más profundo, los párpados pesan más o que el despertador ha decidido sonar unas cuantas horas antes de las que debería y te da la sensación de que no has dormido nada en absoluto, ¿Verdad?. Sin embargo, lo que realmente ocurre es que, los domingos por la noche, el sueño tarda un poco más en llegar que el resto de los días. Según los datos ofrecidos por un estudio reciente realizado en Estados Unidos, el 39% de los 3.000 estadounidenses encuestados aseguró que la noche del domingo al lunes fue la que peor durmieron en comparación con el resto de la semana. Y, ¿Por qué se duerme peor esa noche?

Michael J., especialista en sueño, indica que existe una especie de jet lag la noche del domingo que podría explicar la situación, tal y como aparece en un artículo del The Huffington Post. "En la noche del domingo, el cuerpo se ha acostumbrado a conciliar el sueño de madrugada". Además, el cambio en la rutina típico del fin de semana, favorece el hecho de que se produzcan unos pequeños cambios en nuestro reloj interno. Nos levantamos un pelín más tarde, dormimos más, nos acostamos más entrada la noche, realizamos otro tipo de tareas, podemos dormir siesta tranquilamente, etc… Con todo ello se obtiene, según el doctor, el mismo resultado que si viajaramos a un país lejano con una gran diferencia horaria. De esta forma, se entiende que conciliar el sueño la noche del domingo resulte algo más complicado que el resto de los días.

Después del domingo, el segundo lugar del ranking lo ocupa la noche del sábado. Según el estudio al que nos referimos anteriormente, el 19% de los encuestados en EEUU, coincidieron en que el sábado les resultaba algo más complicado caer en brazos de Morfeo. Una de las posibles explicaciones es la misma que la anterior, el cambio de rutina que se produce durante el fin de semana.

Para evitar esta situación, los expertos recomiendan mantener una rutina de sueño eficaz durante todos los días de la semana, a ser posible, sin ninguna excepción. Una de las principales pautas a seguir es disponer de un horario fijo para acostarse y levantarse, que respete la cantidad de horas necesarias de tiempo que necesita la persona para recuperarse.

Otra de las posibles explicaciones de porqué unos días a la semana se duerme peor que otros, puede ser el estrés. Según los expertos, durante la noche del domingo suelen aparecer más tensiones, sobre todo del tipo laboral, que impiden que se pueda conciliar el sueño con facilidad. Tal y como reflejan los resultados del estudio al que nos referimos, casi la mitad de los encuestados que tenían serios problemas de sueño durante la noche del domingo, tenían trabajo y jornada completa.

En definitiva, los cambios en la rutina y el ritmo de vida actual parece que son los principales causantes de que durante el fin de semana los durmientes tarden más en dormirse o descansen peor que durante el resto de las noches.

La noche del domingo dormimos peor

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas