Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

¿Cómo nos afecta el tiempo a la hora de dormir?

Aunque en numerosas ocasiones no seamos conscientes de ello, el tiempo nos afecta y nos condiciona en gran medida: altera nuestro estado de ánimo, el humor, la motivación para realizar tareas, etc…. Generalmente, en los días soleados solemos estar más alegres, positivos y energéticos que en los días grises, fríos y lluviosos. Obviamente, el tiempo y la forma en que nos afecta, repercute en el desarrollo de nuestro día, el trabajo y las relaciones sociales. Pero, ¿Sabías que también condiciona nuestro sueño? Al parecer, el hecho de que luzca un buen sol o llueva a cántaros durante un día determinado, afecta a la calidad de nuestro sueño nocturno. ¿Cómo? Te lo explicamos detalladamente.

Según un estudio realizado por los investigadores del Laboratorio del Sueño de la Universidad de Rochester (Nueva York, EE UU), se ha comprobado que en los días soleados generalmente solemos dormir mejor, durante más tiempo y, además, disfrutamos de un sueño significativamente más profundo que en los días grises y lluviosos. Para obtener estos resultados, los expertos realizaron una investigación durante unos 3 meses y medio aproximadamente. Después de ello, descubrieron que en los días tormentosos, nos levantamos algo más aletargados y, durante el desarrollo del día, usamos una cantidad significativamente menor de energía que en los días soleados. Consecuentemente, ello nos impide descansar y dormir de la forma más adecuada durante la noche.

Además de que es cierto que, generalmente, los días soleados y de más calor nos cansamos más rápidamente, el hecho de dormir mejor cuando hace buen tiempo podría estar relacionado con los niveles de serotonina que tiene nuestro cuerpo. Es decir, la cantidad de serotonina, conocida popularmente como la hormona del bienestar, se regula directamente con la luz del sol. De esta manera, en los días grises de poco o nada de luz solar, nuestros niveles de serotonina descienden considerablemente. Consecuentemente, perdemos vitalidad y el desgaste energético es mucho menor. Por ello también, es común que sintamos un exceso de somnolencia durante el día.

En definitiva, el tiempo, además de condicionar nuestro estado de ánimo, también dicta cómo será nuestro sueño al llegar la noche. Para evitar el insomnio durante los días tormentosos, os recomendamos gastar la máxima cantidad de energía posible: ejercitar el cuerpo y/o realizar el máximo número de tareas posible para que así, al llegar la noche podáis dormir a pierna suelta. Os recordamos que, para dormir bien noche tras noche, es necesario mantener una buena higiene del sueño. Puedes leer los consejos pinchando sobre el enlace anterior.

¡Dulces sueños!

Cómo nos afecta el tiempo a la hora de dormir

Foto: utilidad.com

Fuente: Revista MuyInteresante.com

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas