Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

Posturas durante el descanso

Si quieres dormir placenteramente, es importante adoptar la postura adecuada. Esto es necesario para impedir dolores de espalda y tener un descanso profundo y sin interrupciones.
 
Dormir con una postura inadecuada puede generar molestias en el cuerpo, principalmente musculares, y también puede provocar que no se descanse lo suficiente.
 
Existen infinidad de posturas para dormir, tantas como el cuerpo puede pedir, pero por  lo general, las más comunes son las siguientes:
 
Dormir de espaldas: Genera un aumento en la curvatura lumbar, por ello, a las personas que sufren dolores de espalda con frecuencia se les aconseja colocarse una almohada debajo de sus rodillas. Esta postura resulta muy favorable para la zona espinal.
 
Dormir boca abajo: Esta postura puede llegar a generar dificultades al respirar, por lo que no es una de las posturas recomendadas. El dormir boca abajo provoca también que muchas personas coloquen su cabeza encima de sus brazos y con esto resaltan la curvatura vertebral.
 
Dormir de costado: Cuando se duerme de costado se realiza una flexión de los miembros, logrando una postura similar a la fetal. Esta postura es una de las más recomendables para un reposo adecuado del cuerpo, ya que baja la presión que realizan las articulaciones y mantiene la inclinación normal que tiene la espalda, el único problema es que implica también las curvaturas laterales de la columna vertebral. Al dormir de costado, se aconseja apoyarse sobre el lateral derecho para no prensar el sector cardíaco.
 
Dormir boca arriba: Es la mejor postura para conseguir un sueño profundo y un descanso reparador. La columna debe estar apoyada sobre el colchón. Si por cualquier motivo esta postura resulta incómoda, la segunda opción recomendada es la de dormir de costado.

Trastornos del sueño

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas