Cargando...

El blog de los sueños y el descanso

sombra

En la época del año en la que estamos, en la que el calor empieza a apretar con fuerza, en ocasiones puede resultarnos algo incómodo y difícil el hecho de conciliar el sueño a la hora de dormir. Para muchos durmientes, sobre todo los más calurosos, dormir cuando hace mucho calor resulta una de las peores pesadillas, ¿Verdad?. Por ello, hoy queremos compartir unos consejos sobre cómo mantener un dormitorio fresco y qué materiales de colchones son los más adecuados para las personas que tienen serios problemas de calor durante la noche. Con todo ello pretendemos ayudaros a que consigais disfrutar de un sueño totalmente reparador, noche tras noche, aunque la temperatura sea muy alta.

En el mercado del descanso existe una gran cantidad de materiales distintos para la formación de colchones y, sabemos que existen dudas sobre qué material utilizado en la fabricación de estos ofrece mayor o menor sensación de calor. En general, para los durmientes con serios problemas de calor y sudoración excesiva durante la noche, se les recomienda un colchón de muelles o un colchón de gel. En primer lugar, hasta hace relativamente poco tiempo, los colchones de muelles eran los que más sensación de frescor ofrecían, pues permiten una perfecta circulación del aire y no aportan ningún tipo de sensación térmica. Sin embargo, los colchones de muelles ofrecen un grado de firmeza normalmente alto, por lo que no a todos los durmientes les resulta adecuado para disfrutar del mejor descanso. Ello depende siempre de las características y las preferencias del durmiente. Por otro lado, los colchones de gel, que se establecieron en el mercado hace pocos años, han entrado con fuerza al ofrecer una gran alternativa para los durmientes que desean la adaptabilidad de los colchones viscoelásticos sin renunciar al máximo frescor. Estos colchones formados con gel, dependiendo del modelo, ofrecen una gran versatilidad y sensaciones diferentes. Generalmente disponen de dos tipos de caras diferentes: la de gel fresco para el verano, y de menos firmeza que los colchones de muelles, y la cara de material viscoelástico y/o de otros materiales más adaptables especialmente diseñados para el invierno. En definitiva, son la opción ideal para cualquier época del año. Los materiales con los que se fabrican los colchones de gel (gel espumado (Snow Gel) o de gel de poliuretano (Omega Gel), están tratados tecnológicamente para aportar un mayor frescor durante el descanso, llegando incluso a reducir en hasta 5ºC la sensación de calor durante el sueño.  

Y, ¿Los colchones viscoelásticos? Este material es actualmente uno de los más demandados, aunque suele tener la fama de ser el que mayor calor ofrece. ¿Por qué? Pues la principal razón es que la viscoelástica es un material termosensible y de gran adaptabilidad. De esta manera, al entrar en contacto con una temperatura corporal caliente, la adaptabilidad es del mismo aumenta y la sensación de calor es algo mayor. Por ello, te recomendamos que, si estás pensando en adquirir un colchón especial para los meses de verano, optes por uno de los colchones recomendados anteriormente. No obstante, para que el colchón viscoelástico resulte muy envolvente y de una sensación de calor apreciable, debe ser un colchón de densidad muy elevada (80-95Kg/m3) y con grandes cantidades de material viscoelástico, es decir, aproximadamente unos 8-10 cm.

Una vez expuestas las principales diferencias entre los varios tipos de materiales distintos que forman los colchones, os detallamos unos consejos sencillos y muy prácticos que podéis utilizar para evitar el exceso de calor durante esta época del año y así, dormir placenteramente.

  1. Colchones amplios: Como sabéis, el equipo de descanso es uno de los principales factores a la hora de determinar la calidad de nuestro sueño. Y, en el caso de tener grandes dificultades para conciliar el sueño las noches de más calor, aún más. Partiendo de la base de que disponemos del colchón más adecuado para cada durmiente, otro factor que puede impedir que descansemos bien por la noche es el hecho de dormir en pareja. Si duermes acompañado, el calor del cuerpo del otro durmiente puede aumentar la sensación de calor. Por ello, recomendamos disponer de colchones amplios donde cada miembro de la pareja tenga espacio suficiente para dormir sin rozarse y evitar así aumentar la sensación de calor. Mide tu dormitorio y trata de utilizar colchones cuanto más grandes mejor. 
  2. Ropa de cama: otro factor importante para dormir bien las noches de más calor es disponer de la ropa de cama más adecuada. En esta época del año, se recomienda utilizar materiales frescos y que no den excesivo calor. También ayuda, y por ello se recomienda, utilizar ropa de cama con colores claros y fríos: blanco, azul, Cian, algunos tonos de verde y también colores morado/violeta. Siempre puedes dejar a los pies de la cama una pieza extra de ropa de cama ligera para utilizarla en el caso de que necesites taparte durante la noche.
  3. La decoración y los colores de la habitación tienen una gran importancia a la hora de ofrecer una sensación u otra. Por ello, en esta época del año se recomienda disponer de paredes y muebles de tonos claros que aportan frescor y luz al dormitorio. Se pueden utilizar los colores fríos que hemos mencionado anteriormente y también decorar con motivos de temas de playa para conseguir nuestro objetivo.
  4. Olvídate de los tejidos gruesos en la habitación si quieres conseguir una sensación de frescura máxima. Por ello, en la época de más calor, deshazte de cortinas, alfombras y alfombrillas gruesas y oscuras y sustituyelas por tejidos ligeros y de colores claros.
  5. Otro consejo que puedes poner en práctica para disponer de un dormitorio fresco es bajar las persianas cuando más cae el sol, especialmente a mediodía, para evitar que durante la noche se sienta todo el calor en la habitación.
  6. Si hace mucho calor, puedes utilizar aire acondicionado o ventiladores para refrescar la habitación y dormir mejor.
  7. Y, por último, puedes hacer uso de la aromaterapia para darle un toque de frescura al dormitorio. Existen ciertos aromas clave que le darán un toque de aire fresco ideal como por ejemplo: flor de azahar, rosa, limón, naranja, etc…

¡Esperamos que estos consejos os ayuden a disfrutar del descanso más fresco durante las noches de más calor! 

 

Dormitorio fresco

Foto: pintomicasa.com

Continuar leyendo Consejos para obtener el dormitorio más fresco

Durante el sueño nos pasan una serie de cosas curiosas: espasmos antes de dormir, movimiento ocular rápido, sueños de todo tipo y, formación de eso que llamamos “legañas”, entre muchas otras cosas. En este artículo nos centraremos en esto último, ¿Sabes por qué se forman? o ¿Qué son exáctamente? Si tienes estas u otras dudas, no te preocupes, nosotros te lo explicamos.

Las legañas o, también llamadas lagañas, gañas o más discretamente “sueño en los ojos”, son  una secreción de moco cristalizado y mezclado con otras sustancias, que aparece en las comisuras de los párpados al despertarse. Pero, ¿Qué sustancias la forman? Según las explicaciones del doctor Ivan Schwab, profesor de oftalmología en la Davis School of Medicine, de la Universidad de California, esta secreción está formada por una gran variedad de sustancias como por ejemplo, células muertas, lágrimas, mucosidad y bacterias, polvo ambiental e incluso grasa propia de los párpados, que se acumula en torno a los párpados cuando los tenemos un rato cerrados.

Durante el día, en condiciones normales, cuando parpadeamos conseguimos eliminar gran parte de estas sustancias mediante la creación de lágrimas y sin ser conscientes de ello. Así pues, obviamente como durante el sueño tenemos los ojos cerrados y no parpadeamos, no podemos eliminarlas de la misma manera. Es por ello que, mientras dormimos, se crean pequeñas cantidades de secreción en las córneas de los ojos. Su formación actúa como si se tratara de un exfoliante que elimina piel muerta y cualquier otro residuo que el cuerpo no necesita. Por otra parte, su función principal es ayudar a mantener los párpados cerrados durante el sueño, para evitar que los ojos se resequen y se dañen.

¿Cómo limpiarlas? A continuación te damos unos consejos para ello:

Según el doctor Schwab, lo más recomendable es usar agua o un paño limpio húmedo y templado, uno para cada ojo, para eliminarlas una vez levantados por la mañana. Los bebés, las personas que suelen usar lentillas o tienen un cuidado insuficiente pueden necesitar algo de ayuda para quitarlas. En este caso un buen método es usar un poco de manzanilla templada para aplicarla al ojo y poder eliminarlas con facilidad.  A su vez, se recomienda no utilizar las manos para deshacerse de ellas. Pero si se hace, es importante procurar que estas estén siempre bien limpias antes y después de tocarlas para evitar infecciones. y, especialmente en el caso de los niños, pues estos son los que suelen tener con mayor frecuencia y en más cantidades. Si en alguna ocasión te percatas de que la cantidad de estas es excesiva e impide incluso que se puedan abrir los ojos, ten en cuenta que puede tratarse de una infección bacteriana. La formación de grandes cantidades de secreción o la presencia de pus en la misma, también puede ser síntoma de que se tiene el ojo excesivamente seco o que se padece conjuntivitis. Si la infección acaba por darle un color algo más amarillento de lo normal o incluso tiene un tono verdoso, es recomendable consultar con el médico especialista para que lo tenga controlado.  

Por otra parte, si la producción de legañas es excesiva y se dá de forma crónica, es probable que en este caso se trate de una irritación por el polvo o una alergia determinada. En este tema, las alergias tienen mucho que ver. Según el doctor Schwab, el ojo produce una cierta mucosidad como reacción a los alérgenos que existen en el aire.

Por otro lado, existe otro caso que se produce especialmente en los bebés: cuando tienen legañas continuamente, no sólo cuando se despiertan después del sueño, sino que también por el día. Si a tu bebé le lloran los ojos constantemente, los tiene enrojecidos y se le nota una hinchazón en los párpados y también entre la nariz y la parte inferior del ojo, debes acudir al médico especialista en cuanto antes. En este caso puede que tenga el lagrimal obstruido o que tenga conjuntivitis, una infección que hay que tratar de inmediato.

Legañas o sueño en los ojos

Fuente: El Huffington post  

Continuar leyendo ¿Por qué se forman legañas durante el sueño?

La palabra aromaterapia se compone por “aroma”, que significa olor dulce, y “terapia”, destinado a curar. Por tanto, se trata de una disciplina terapéutica que utiliza las propiedades de las plantas aromáticas para relajarnos y restablecer el equilibrio y la paz al nuestro cuerpo y mente. En otras palabras, potencia la belleza interior y exterior de las personas.

Una de las plantas más conocidas por sus propiedades relajantes, efectos antiestrés y por favorecer el sueño, es la lavanda. Su tranquilizante aroma la ha convertido en un elemento clave para tratar problemas de sueño y potenciar el descanso nocturno. La lavanda proviene de las zonas montañosas del Mediterráneo y crece y florece en hábitats rocosos donde el sol aprieta contínuamente. En la familia de la Lavandula, existen unas 30 especies diferentes. Sin embargo, la lavanda a la que nos referimos es aquella de color gris cuyas flores son azules o moradas.

Numerosos estudios científicos han demostrado que la lavanda tiene las propiedades esenciales para ayudar a las personas a conciliar el sueño y, también lo que es muy importante, a mantenerse dormidas durante la noche. De hecho, son muchos los expertos en la materia los que recomiendan los durmientes con problemas de insomnio, utilicen aceite de lavanda para dormir mejor antes que cualquier tipo de somníferos. Pues, con sólo oler el aceite de las flores de la lavanda se puede percibir suavemente una sensación de sueño. ¿Sabes por qué? Simplemente porque sus propiedades provocan una disminución de la frecuencia cardiaca y la presión arterial. Y, obviamente, todo ello favorece la conciliación del sueño.

Si sufres insomnio puedes colocar unas hojas secas de lavanda en un cuenco en el dormitorio, en la mesilla de noche, por ejemplo. Su aroma te ayudará a caer fácilmente en brazos de Morfeo y sufrir menos despertares durante la noche. Si lo prefieres, otra solución es tomar un baño de agua caliente con aceite de lavanda. Su fragancia, junto con el agua, tiene un gran efecto tranquilizador. Ideal para irte a la cama bien relajado.  

¿Qué otros beneficios tiene la lavanda? El aroma de esta planta tiene un gran abanico de ventajas para nuestra salud. Unas gotitas de su aceite, o el olor de sus flores, es ideal para de tratar dolores de cabeza y migrañas, dolor de muelas, reducir la ansiedad, mejorar el estado de ánimo, acabar con los cólicos, acné, náuseas y también la pérdida del apetito. Los expertos también recomiendan su aceite para tratar problemas relacionados con la caída del cabello. Cómo podéis ver, se trata de una planta multifacética con numerosos beneficios para nuestro bienestar.

Y tu, ¿Ya disfrutas de alguno de ellos?.

Beneficios de la lavanda para el sueño

Foto: salud180.com

Continuar leyendo Lavanda para combatir el insomnio

Descansar, y especialmente el sueño reparador, es uno de los pilares fundamentales para llevar a cabo una vida sana y sentirse bien, por dentro y por fuera. Como sabéis, un estilo de vida saludable es aquel que combina una dieta equilibrada, ejercicio diario, consumo moderado de alcohol y nada de tabaco. Estos son los ingredientes clave tradicionales para mejorar la calidad de vida de las personas. No obstante, cuando se le añade el hecho de dormir unas siete horas cada noche, los beneficios de tener un estilo de vida saludable aumentan considerablemente. Es tanta la importancia del descanso que, según los expertos en la materia, sólo el hecho de dormir lo suficiente puede reducir entre un 22% y 43% de posibilidades el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

No obstante, aún hay más. Según un estudio publicado por la revista European Society of Cardiology, se obtuvieron resultados bastante significativos. Los expertos realizaron un estudio con 6.672 hombres y 7.967 mujeres de un rango de edad entre 20 a 65 años y obtuvieron que un estilo de vida saludable combinado con el descanso más adecuado, puede disminuir en 65% el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y en 83%, riesgo de sufrir eventos fatales. Estos porcentajes son considerablemente mejores si se comparan con los obtenidos cuando quitamos de la ecuación el hecho de no dormir lo suficiente.

Otros estudios sobre enfermedades cardiovasculares han confirmado que los durmientes que duermen menos de siete horas cada noche, consecuentemente se sienten cansados al levantarse, tienen un 63% más de posibilidades de desarrollar alguna enfermedad cardiovascular.

A parte de la estrecha relación entre el sueño y la salud de nuestro corazón, a la falta de sueño, como consecuencia de no dormir lo suficiente, los expertos la han asociado con el desarrollo de otras enfermedades tipo obesidad, diabetes, cáncer y alzheimer.

Así pues, además de llevar a cabo un estilo de vida saludable, comer sano y ejercitar el cuerpo regularmente, es fundamental que se le dedique el tiempo necesario al descanso nocturno. De esta manera los beneficios que ello conlleva para la salud y el bienestar de la persona se multiplican exponencialmente.

Dormir bien multiplica los beneficios de un estilo de vida saludable.

Fuente: nacion.com

Continuar leyendo Dormir bien multiplica los beneficios de un estilo de vida saludable

El descanso, sobre todo el sueño reparador, es fundamental para recuperarse y sentirse bien, por dentro y por fuera. Sin embargo, en muchas ocasiones, ya sea por una causa u otra, resulta realmente complicado disfrutar de un buen descanso: falta de sueño, dolores, estrés, mal estado del equipo de descanso, etc…

Generalmente, la mayoría de la gente le atribuye todo el mérito de un buen descanso a la calidad de su colchón. Sin embargo, se le resta cierta importancia a los complementos clave que garantizan la correcta durabilidad y confort del colchón, hablamos de la base o somier. Lo cierto es que de poco sirve disponer del colchón de la más alta gama si luego en el hogar no se tiene la base o somier más adecuado para el mismo. O, lo que es peor, que se encuentren en mal estado y puedan dañar el colchón.

La clave para disfrutar de un sueño reparador noche tras noche, es disponer del colchón más adecuado para cada tipo de durmiente y, a su vez, del complemento ideal para el colchón elegido. Cabe destacar que no todos los complementos son válidos para todos los colchones. Sin embargo, para cubrir esta necesidad, en el mercado del descanso existe una gran variedad de somieres y bases tapizadas diferentes. A continuación te explicamos qué tipos de complementos existen y cuáles son sus principales diferencias:

somier multiláminas Dormitia

Somieres multiláminas: este tipo de complemento está formado por un conjunto de láminas de madera y ofrecen una baja sensación de firmeza y gran flexibilidad, lo que se traduce en una mayor adaptabilidad al cuerpo del durmiente. Los somieres multiláminas se caracterizan por su gran capacidad de aireación, lo que lo convierte en complemento ideal para todos los colchones en general y en especial para aquellos que necesitan mayor transpiración. A diferencia de otros complementos, los somieres multiláminas son los más adecuados para los durmientes que tienen colchones con núcleo de látex, ya sea natural o sintético.

 
somier kanguro Dormitia

Somier canguro: se trata de un somier multiláminas doble (2 en 1) uno en la parte superior y otro en la inferior, perfecto para quienes disponen de poco espacio en la habitación. Igual que los somieres multiláminas anteriores, el somier canguro puede utilizarse con cualquier tipo de colchón. Este tipo de somieres se suelen utilizar en habitaciones para niños.

 
Base tapizada Dormitia

Bases tapizadas: se trata de un soporte firme, estable y muy resistente por lo que ofrece mayor firmeza y resistencia que otros tipos de somier. Las bases tapizadas permiten que se aprecien en mayor medida las características típicas de los colchones formados por materiales adaptables (viscoelástica). Además, al no ofrecer la flexibilidad de los somieres multiláminas, ayudan a prevenir deformaciones a largo plazo del equipo de descanso. Estas bases son compatibles con cualquier colchón de muelles o viscoelástico, a excepción de los colchones de látex y viscolátex.

Canapé Dormitia

Canapé: es un complemento ideal para aquellos que necesiten disponer de un armario extra en su habitación. Generalmente suelen ir acompañados de base tapizada para proteger mejor de los ácaros aquello que guardemos en su interior y ofrecer una buena estabilidad.

Continuar leyendo Diferencias entre bases tapizadas y somieres multiláminas