Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

Organizar la habitación para un mejor descanso

Cuando pasamos de ser niños a adolescentes, crecemos y buscamos nuestro propio espacio en la casa en la que vivimos.  Nuestras habitaciones suelen convertirse en una especie de zona de trabajo, o, dependiendo de nuestro caracter, en un espacio de multidiversión para el ocio. Es muy habiitual que cuando eres estudiante tu habitación se convierta en un aula de estudio, sobre todo si tu casa es pequeña. Sin embargo, estas costumbres no son nada recomendables si sufres problemas de sueño. La habitación debe ser un espacio reservado para el descanso, sin otro tipo de distracciones.
 
Por otra parte, cuando creces y te conviertes en adulto, las obligaciones del trabajo suelen ser muy estresantes, y aunque es muy común eso de "llevarse el trabajo a casa", debes evitar en la medida de lo posible que tus tareas se involucren en tu espacio reservado para el descanso. Debes evitar acumular en tu habitación libros, papeles, el ordenador del trabajo... pues invitan al estrés y, aunque no te des cuenta, interfieren en tu descanso. 
 
La distribución de los muebles es importante porque no es bueno tener cerca aparatos electrónicos, como la televisión, el ordenador o el teléfono móvil, ya que al primer ruido o percepción de la luz puede dejarnos despiertos durante toda la noche. Esto es motivo de estrés absoluto, ya que nos vuelven a recordar todo lo que nos queda por realizar o estar pendientes del teléfono, entre otras cosas.
 
Las luces son importantísimas, ya que el factor iluminación puede ser decisivo para un buen descanso, especialmente si vivimos en pareja. Trata de que las lámparas sean regulables y estén preparadas para que no dañen tu descanso, de forma que si tu pareja necesita encender en algún momento la lámpara de noche, tú a penas lo percibas y puedas continuar con tu descanso. Busca la manera de colocarla para que esto no suceda.
 
El mejor consejo para tener luz disponible por si la necesitaras durante la noche, es recurrir a alguna lámpara tenue o regulable. Es importante que que si necesitas levantarte para ir al baño o para beber, no te despiertes del todo con una luz intensa. Cualquier lámpara de baja potencia te ayudará a superar este problema. También puedes modificar la intensidad de la luz con alguna prenda o manta que haga más cálida la habitación.

Decorar la habitación para el descanso

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas