Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

Las emociones en contra del buen dormir

Como bien dijo David Randall, en uno de sus bestseller: Dreamland: Adventures In The Strange Science of Sleep (WW Norton & Co, 2013) “Estamos viviendo en una época en la que el sueño es más cómodo que nunca y, sin embargo, más difícil de alcanzar”

Efectivamente, el insomnio afecta a una gran parte de la población impidiendo que se descanse correctamente durante las noches. Como consecuencia de esa falta de sueño, al día siguiente, el cuerpo se siente débil, cansado, sin energía, malhumorado y con poca capacidad de concentración.

La imposibilidad de conciliar el sueño cuando nos acostamos puede estar causado por numerosos factores: ruido exterior o del interior de la habitación, estrés, problemas, los horarios de trabajo y también, entre otros por el hecho de estar emocionados.

Sí, cuando nos emocionamos nuestro cerebro empieza a imaginar acontecimientos o escenarios hipotéticos que podrían suceder en un futuro próximo, lo que requiere concentración y consecuentemente activa nuestro sentido de alerta y nos mantiene despiertos. Además los sentimientos como la emoción, el estrés o la preocupación fomentan la producción de adrenalina e hidrocortisona, una hormona y un esteroide naturales del cuerpo que aumentan el estado de vigilia impidiendo conciliar el sueño fácilmente.

 

Lo mismo les sucede a los más pequeños de la casa. Sobre todo ahora, con la llegada de la Navidad, la emoción por la llegada de Papá Noel, los Reyes y con ellos los regalos, pueden impedir que los niños estén relajados a la hora de dormir y les cueste conciliar el sueño. Para evitar problemas de insomnio lo más recomendable es tratar de relajarse, dejar la mente en blanco y guardar los pensamientos y la concentración para el día siguiente.

 

¡Felices sueños…!

insomnio causado por emociones

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas