Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

El agua como remedio para dormir mejor

Como sabéis, somos un 70% agua y necesitamos de ella constantemente para seguir viviendo. El agua y sus propiedades nos mantienen hidratados, limpios y sanos. No obstante, existen otros beneficios del agua: ayudarnos a dormir mejor.

Seguro que has oído alguna vez que es aconsejable tomarse una ducha de agua caliente o tibia antes de dormir. Pero, ¿Sabes por qué? Sigue leyendo y lo descubrirás.

Además de hidratarnos, el agua favorece y potencia la relajación muscular y mental de las personas. Esto es así en gran parte porque nos permite descargar la radiación electromagnética que recibimos constantemente durante el día por la exposición a los ordenadores, routers, vehículos, antenas, electrodomésticos, etc…  Como sabéis, nuestro cuerpo se compone de partículas y circuitos eléctricos que, entre otros, procesan la información que recibimos del entorno y nos permite responder a dichos estímulos. Si algo altera nuestro circuito eléctrico, como por ejemplo la radiación a la que estamos expuestos, nuestras funciones también se resienten. Las respuestas más comunes a ello son dolores de cabeza, estrés y tensión. En definitiva, un estado físico y mental totalmente desfavorecedor para caer en brazos de morfeo fácilmente. Sin embargo, tomarse un baño o una ducha nos permite descargar de forma rápida toda esa tensión. De ahí que sintamos ese alivio y esa sensación de tranquilidad mientras el agua recorre nuestro cuerpo y también cuando salimos de la ducha. Esto permite que nuestro cuerpo alcance un estado de relajación ideal para conciliar el sueño fácilmente al tocar la cama.

Además, como hemos comentado anteriormente, el agua nos limpia y elimina la suciedad de nuestro cuerpo tanto por fuera como por dentro, lo que conocemos como “aura”, con el fin de conseguir la sensación de ligereza, alivio y tranquilidad ideal para irnos a la cama a descansar. Esto es posible gracias al poder purificador del agua que, como sabéis, todas las tradiciones religiosas la utilizan para liberar el alma (el bautizo para los cristianos, el “salat” para los musulmanes, etc..).

Y, ¿Cuál es la temperatura ideal para la ducha? La respuesta a esta pregunta seguramente sea diferente allá donde preguntes, pues existen una gran diversidad de puntos de vista sobre esta cuestión. La ducha fría la suelen recomendar numerosos expertos cuando necesitamos una ligera estimulación corporal, sobre todo para el sistema inmunológico. Y, la ducha de agua caliente o tibia para relajarse. No obstante, debes conocerte a tí mismo y tomarte la ducha como mejor te siente.

Así que ya sabes, una ducha antes de dormir elimina las radiaciones y las tensiones diarias que nuestro cuerpo acumula y nos permite alcanzar la relajación ideal para dormir de la mejor manera.

 

el agua como remedio para dormir mejor

Foto: sobretodosalud.com

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas