fbpx
Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

La historia del colchón

El colchón junto con el somier es el soporte que utilizamos para descansar. Es la parte principal de nuestra cama, o al menos la que más repercute en nuestro descanso, y por ello, en nuestra salud.
 
En el periodo del Neolítico, los hombres pasaron de dormir en el suelo a elaborar sus propios colchones con materiales naturales como lana, paja y hojas, cubiertos por una funda. Muchas veces se convertían en nidos de insectos muy pequeños, y por ello, era necesario ventilarlos todos los días.
 
Con el paso del tiempo, el colchón fue evolucionando. En torno al 3600 AC, aparecieron los primeros colchones de agua al llenar de agua las pieles de cabra. El primer colchón relleno con lana llegó al continente europeo en la época de las Cruzadas, cuando los habitantes de Europa tomaron la costumbre árabe de acostarse a dormir sobre cojines.  Este tipo de colchones de lana fueron los más utilizados en Europa, hasta el siglo XIX.
 
A mediados del siglo XIX el alemán Heinrich Westphal inventó el muelle helicoidal de acero, que fue utilizado para la fabricación de colchones unos años después. Más tarde aparecieron los colchones de muelle cónico, y empezaron a utilizarse fibras artificiales como acolchados y amortiguadores.
 
Pasada la Segunda Guerra Mundial, los colchones futones se empezaron a fabricar en Asia, y empezaron a comercializarse tanto en EE.UU. como en Europa.
 
En la década del 50 surgieron los colchones de espuma, precedentes de lo que más tarde sería el material viscoelástico. Dos décadas después, en 1980, aparecieron las camas de aire.
 
En el año 1992, se lanzaron los colchones Tempur, fabricados un una espuma viscoelástica con una memoria de forma a la que se le dio el nombre de la empresa que la lanzó, Tempur. Este tipo de espumas se desarrollaron nada más y nada menos que por la NASA, para dispersar de forma balanceada la presión sobre el cuerpo de los astronautas que viajaban a altas velocidades en el espacio.
 
Hoy en día, existen diferentes fabricantes de material viscoelástico y son muchas las marcas que lo incorporan en sus colchones, con diferentes características y calidades, que se han adaptado a las exigencias del mercado. La venta de colchones viscoelásticos cada vez tiene una mayor demanda, y por ello, sus precios son cada vez más competitivos y de mejores prestaciones.

Historia del colchón