fbpx
Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

Diferencias entre viscoelástico natural y viscoelástico estándar

A la hora de escoger un colchón la gente tiende a perderse por la gran cantidad de información y variedad que existe en relación a los materiales utilizados para la fabricación de colchones. En el siguiente reportaje pretendemos enseñarle a distinguir lo beneficios y diferencias de los colchones de viscoelástico natural y los colchones de viscoelástico estándar:

 

Colchón viscoelástico estándar

El material viscoelástico nace en la NASA en los años 60 como solución a la gran presión que sentían los astronautas en el espacio cuando se enfrentaban a la gravedad en unos asientos rígidos que provocaban fuertes dolores de espalda y lesiones. Sin embargo, hasta principios de los años 90 no se empezó a comercializar en el sector del descanso, siendo Tempur el principal distribuidor de los primeros cojines médicos.

La composición del material viscoelástico estándar es 100% sintético, formado por poliuretano de alto rendimiento y de densidad variable dependiendo del modelo del colchón. Este compuesto ofrece propiedades innovadoras y grandes beneficios para la salud del durmiente:

Gran adaptabilidad gracias su memoria inteligente. El material viscoelástico se adapta al cuerpo por el efecto presión-calor, es decir, es sensible a la temperatura corporal de manera que es el propio material el que se adapta perfectamente a todos los puntos del cuerpo y no al contrario. Además gracias a su composición, la columna vertebral puede descansar en la postura correcta aliviando los puntos de presión sobre el cuerpo. Esta característica hace que el colchón viscoelástico sea ideal para las personas que sufren fibromialgia o dolores musculares o articulares.

Firmeza. En su debut, el material viscoelástico ofreció una alternativa excelente a la firmeza conocida hasta entonces, la de los colchones de muelles. La firmeza del colchón viscoelástico es más confortable y aporta una gran sensación de adaptabilidad e independencia de lechos, aportando un descanso más reparador. Los distintos tipos de material viscoelástico son los encargados de determinar el resultado y la sensación de suavidad que ofrecen los distintos colchones.

El colchón viscoelástico estándar está formado por dos partes principalmente: el acolchado, sobre la que descansa el durmiente, y la capa del núcleo, encargada de la firmeza del colchón.

El mantenimiento de este tipo de colchones es muy sencillo. Basta con mantenerlo limpio, ventilado, voltearlo de norte a sud y cambiar de cara, dependiendo de sí el colchón tiene dos caras de uso.

Colchón viscoelástico natural

Por su parte, los colchones formados por material viscoelástico natural presumen de ser la evolución del viscoelástico estándar. Estos colchones ofrecen los beneficios de la viscoelástica añadiendo los propios del avance tecnológico: son menos sintéticos, están tratados químicamente en menor medida y ofrecen más confort que los estándar. Durante su fabricación se utiliza un aceite natural de soja, malva y/u otros componentes naturales que maximiza sus prestaciones y lo convierte en un colchón de tacto altamente suave, más transpirable y muy respetuoso con el medio ambiente. Además, los colchones de viscoelástica natural acumulan menos humedad por lo que son más saludables para el durmiente.

Por sus características, los colchones de viscoelástica natural está recomendado tanto para personas adultas como para ancianos y es adecuado para durmientes que sufren dolores lumbares, musculares o articulares.

El mantenimiento de este tipo de colchones es prácticamente el mismo que el de los viscoelásticos estándar. Únicamente hay que mantenerlo limpio, ventilado, voltearlo de norte a sud y cambiar de cara sí el colchón tiene dos caras de uso.

Colchones Bioviscoelásticos

Dentro de la categoría de colchones viscoelásticos naturales encontramos los colchones bioviscoelásticos, que incorporan una viscoelástica especialmente formulada con un alto porcentaje de aceites y extractos naturales para su fabricación. Esta viscoelástica posee una estructura celular única de gran transpiración y una elasticidad muy superiores al resto de los colchones viscoelásticos en general.

Como complemento a la viscoelástica natural, además, el núcleo de HR que aporta la firmeza al conjunto también está fabricado con aceites naturales, aportando una mayor transpirabilidad y un descanso más natural.

La sensación que aportan este tipo de colchones es de suavidad, gran adaptabilidad y ejercen una menor presión sobre los diferentes puntos de apoyo del cuerpo del durmiente sobre el colchón. Es la composición más recomendada para personas que buscan suavidad y sufren de problemas óseos o musculares.