fbpx
Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

Trastornos del sueño durante la vejez

Cuanto más jóvenes somos más fácil parece dormir y tener un sueño reparador. Sin embargo, a medida que va avanzando la edad la tarea se complica. Los cambios que se producen en la rutina diaria y también en el cuerpo y la mente con el proceso de envejecimiento, van acompañados de alteraciones en el patrón del sueño, dificultando en la mayoría de los casos dormir las horas necesarias. En particular, las enfermedades, los dolores crónicos o la depresión son las causas más comunes del trastorno del sueño de las personas mayores.

Las alteraciones del sueño que se producen con mayor frecuencia a medida que avanza la edad son las siguientes:

Apnea del sueño: se trata de una alteración de la respiración mientras se está durmiendo y también durante el estado de vigilia. Se considera que uno de cada cuatro personas mayores sufre este tipo de trastorno del sueño en diferentes grados. En ocasiones, la apnea viene acompañada con fuertes ronquidos y con paros de pocos segundos durante el curso normal de la respiración. Este caso se conoce como apnea obstructiva del sueño.

 

Síndrome de fase avanzada del sueño: la persona que lo sufre, tiende a acostarse muy temprano, incluso antes de que sea de noche y, se levanta excesivamente pronto por las mañanas. Las personas con este síndrome, en ocasiones, se sienten frustrados por tener horarios diferentes de vigilia: suelen acostarse antes de la hora de la cena y se levantan cuando normalmente, todos siguen durmiendo.

 

Microdespertares: aunque todos sufrimos microdespertares durante la noche, las personas de avanzada edad tienden a padecerlos en mayores cantidades y a levantarse con más frecuencia en horario de sueño. Se estima que un anciano puede tener hasta 150 microdespertares en una sola noche. Como es de esperar, estas perturbaciones del sueño impiden que el descanso sea todo lo reparador que se necesita.

 

Síndrome de piernas inquietas: quienes padecen este síntoma sienten la necesidad de mover las extremidades inferiores continuamente y, en ocasiones, se ven obligados a levantarse para caminar y paliar la sensación. Este trastorno impide que se pueda dormir durante mucho tiempo seguido y es común que las personas se levanten cansadas y somnolientas.

 

Desorden en la fase REM del ciclo del sueño: la mayoría de las personas que lo sufren son mayores de 50 años. Este desorden impide que el cuerpo se mantenga totalmente inmóvil durante la fase REM del sueño por lo que puede provocar daños físicos al durmiente y también a la persona que tiene al lado.

 

Cuando estos, o cualquier otro desorden del sueño, le impidan dormir y descansar durante un período prolongado de tiempo debe visitar a su médico para que le trate el posible trastorno del sueño que puede sufrir a medida que avance la edad. Recuerde que dormir y recuperar energías es vital para sobrellevar el día a día de forma saludable.

 

alteraciones del sueño con la vejez

 

Fuente: Instituto del Sueño

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas