fbpx
Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

¿Por qué tenemos mala cara cuando no dormimos bien?

Cómo sabéis, el descanso, y sobre todo el sueño reparador, es fundamental para conseguir mantenerse sanos y energéticos. Pero no es la única razón, pues dormir bien también nos ayuda a mostrar nuestro mejor yo. Y es que, ¿Cuántas veces has notado que, tras una noche de insomnio, te ves menos atractivo y tienes peor humor? Y, por el contrario, tras haber disfrutado de un sueño totalmente reparador, te sientes más energético, feliz y también más guapo, ¿Verdad? Todo ello nos ayuda a comprender la importancia que tiene el descanso para sentirnos mejor, tanto por dentro como por fuera. Pero, ¿Por qué tenemos mala cara cuando no hemos dormido bien? A continuación te contamos en detalle por qué nos sucede esto.   

Según un estudio reciente, que ha sido publicado en la revista Sleep, se ha confirmado que cuando no se descansa lo suficiente, consecuentemente los ojos se hinchan y se ponen algo rojos. Y, a su vez, los párpados caen ligeramente y aparecen más arrugas. Otros estudios sobre la materia desvelaron que, cuando se duerme la cantidad de horas que el cuerpo necesita Asimismo, otros estudios han revelado que durmiendo las horas que el cuerpo y la mente requieren para recuperarse, nuestro aspecto mejora, parecemos considerablemente más sanos y atractivos en comparación con aquellos que han sufrido una noche de insomnio.

Pero, ¿Cuál es la razón para que el sueño afecte a nuestro aspecto? Como hemos comentado antes, cuando no se duerme bien, los ojos y los párpados se hinchan notablemente. La explicación puede estar relacionada con la retención de líquidos y que la piel del párpado es la más fina de todo nuestro cuerpo, según el doctor Sherrif F. Ibrahim, profesor en el Departamento de Dermatología del Centro Médico de la Universidad de Rochester.

Tal y como explica el F. Ibrahim, cualquier cambio en la hidratación, influye directamente en los párpados, por ser la piel más fina del cuerpo. Concretamente, la deshidratación puede provocar que los ojos se hundan más de lo normal. Y, por el contrario, el exceso de sales hace que retengamos más líquidos y, consecuentemente, la piel se hincha. En esto último, los alimentos que tomamos para cenar son determinantes, pues pueden hacer que retengamos más líquidos.

No obstante, según F. Ibrahim, de momento, todavía no se está completamente claro cómo afecta el sueño a la retención de líquidos. Sin embargo, según explica, puede estar relacionado con las razones por los que una persona se queda despierta hasta bien entrada la madrugada: salir de fiesta, beber, trabajar, etc…, lo que puede provocar un cierto hinchazón de ojos.

Otra consecuencia de no dormir bien son la aparición de las antiestéticas ojeras. Según el profesor Ibrahim, una de las posibles causas es que, cuando se está deshidratado, los vasos sanguíneos de la piel se notan aún más bajo de la piel. Y, ello se agrava con el paso del tiempo y con el hecho de no descansar bien cada noche.

En definitiva, para presumir no hay que sufrir, ¡Sino dormir bien!.

Mala cara tras noche de insomnio

Fuente: Huffingtonpost

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas