fbpx
Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

La parálisis del sueño

Quizás alguna vez te has sentido en una situación extraña donde te has sientes observado o rodeado en un marco confuso. O quizás hayas sentido la presencia de alguien en la habitación, o a tu lado, y has notado que sus intenciones no eran las más amistosas. Incluso es posible que hayas tenido ganas de gritar, correr y pedir ayuda, y todo en vano porque tu cuerpo estaba paralizado.

No te asustes, no significa que un espíritu venga a visitarte ni que estés rozando la locura. Todo es más sencillo y más real, y tiene nombre, es la “parálisis del sueño”.

La parálisis del sueño es un estado en el cual el durmiente se queda paralizado con una incapacidad momentánea para realizar cualquier movimiento voluntario, es un desorden del sueño seguido usualmente de terribles alucinaciones. Esto puede ocasionar que la persona mezcle la realidad con las alucinaciones producidas por un sueño, incluso puede sentir sensación de ahogo o dificultad para respirar, se acelera el ritmo cardíaco, los músculos no responden, y demás sensaciones de origen fisiológico; es como si estuviera viviendo una pesadilla real. Puede suceder cuando nos estamos quedando dormidos o cuando estamos a punto de despertar, a veces también puede producirse en la fase REM del sueño.

Durante un episodio de parálisis del sueño, la persona está totalmente consciente, lo que está viviendo no es un sueño y su percepción es como si fuera todo real, pero es incapaz de moverse o hablar, lo que provoca mucha ansiedad, pero se debe saber que no existe ningún riesgo para nosotros y para la vida, ya que los órganos vitales y las articulaciones funcionan a la perfección. También, la persona percibe la figura de alguien presente y, generalmente, ejerce miedo sobre ella. Muchas veces, se escucha a esa presencia hablar, reír o incluso quiere sacarla de la cama, también siente que le toca pero no puede moverse ya que su cuerpo se encuentra totalmente inmóvil.

El cuerpo tiene un mecanismo natural de defensa que evita interpretar los sueños corporalmente ya que podría ser peligroso para el durmiente; el cerebro se desconecta de nuestro cuerpo para que no nos dañemos durante la fase del sueño. Al no darle tiempo al cerebro para conectarse con el cuerpo y es cuando surgen las alucinaciones.

 

A continuación, te recomendamos qué puedes hacer para que este episodio pase cuanto antes:

Relájate. Es difícil mantener la calma, pero debes pensar que se trata de un proceso temporal y en el que no corres ningún riesgo.

Intenta mover alguna parte de tu cuerpo poco a poco, por ejemplo un brazo o una pierna. Todo acabará cuando puedas gritar o moverte.

Intenta incorporarte de golpe.

Cuando hayas vencido el episodio de parálisis, levántate de la cama y quédate despierto unos minutos antes de volver a acostarte, de esta manera evitarás que a parezca de nuevo el trastorno.

 

La parálisis del sueño es un fenómeno más común de lo que parece, ya que los estudios revelan que un 45 % de las personas afectadas lo padecen en mayor o menor intensidad, pero la mayor parte presentan únicamente episodios aislados.

En países hispanoamericanos, la parálisis del sueño se conoce como “Subida del muerto”, y en países europeos se conoce como “Old Hag” (Vieja Bruja). Todo esto acaba cuando la persona logra gritar o moverse.

Algunos expertos, creen que la parálisis del sueño es causada principalmente por la posición en la que dormimos, sobre todo cuando se duerme hacia abajo o boca arriba. Pero a veces, también puede suceder por motivos que se nos escapan de las manos como por ejemplo el estrés, el ambiente de tu vida diaria, incluso tus propios sueños.

Si no te ha sucedido nunca ahora ya conoces su existencia, es sólo cuestión de imaginárselo. Si te ha ocurrido, ya sabes de qué se trata. Es uno de los misterios de la mente y de los sueños.

Parálisis del sueño

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas