fbpx
Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

¿Engorda dormir después de comer?

Son muchas las personas que tienen la duda sobre si dormir después de comer nos hace engordar más de lo que deberíamos. Algunos dicen que sí, otros por el contrario, que no tiene nada que ver. Entonces, ¿Engordamos más si dormimos la siesta después de comer? O, ¿En qué medida es esto cierto? A continuación contestamos a todas las cuestiones sobre ello.

Los tres pilares para mantenerse en forma y llevar a cabo un estilo de vida saludable son los siguientes: dormir bien, alimentación sana y actividad física regular. El descanso, y sobre todo el sueño reparador, permite que nuestro cuerpo y mente se recuperen y mantengan el equilibrio deseado. La alimentación sana, por su parte, nos aporta todos los nutrientes necesarios y favorece el hecho de sentirse mejor, por dentro y por fuera. Y el tercer pilar, pero no por ello menos importante: el deporte que, practicado de forma regular, permite mantenerse sano, entre otros. Llevando a cabo una buena rutina de sueño, alimentándose adecuadamente y realizando actividad física de forma regular podremos presumir de un llevar un estilo de vida saludable, de un cuerpo idílico y, sobre todo, de obtener todos los beneficios derivados de ello, tanto físicos como mentales. Además, de esta manera se consigue ver la vida de forma más positiva y energética.    

Para evitar almacenar esos “kilos de más” lo ideal es llevar a cabo las pautas de una vida saludable, anteriormente descrita. Pues la clave para no engordar está en la diferencia entre la cantidad de calorías obtenidas mediante los alimentos que ingerimos y las que gastamos a lo largo del día. Claro está que, cuando el aporte energético es superior al consumo que hacemos, el exceso se convierte en grasa que acaba por acumularse y, por tanto, engordamos.

Y, volviendo a la pregunta principal: ¿Engorda dormir después de comer? Obviamente, hacer ejercicio moderado, dar un paseo o algo similar, tras haber tomado un buen festín, ayuda a hacer una mejor digestión y, por supuesto, mantener el peso ideal. No obstante, en el caso de aquellas personas que no suelen hacer ejercicio y llevan una vida más sedentaria, dormir la siesta después de comer reduce las posibilidades de quemar calorías. Aunque hay que tener en cuenta que el hecho de dormir en sí mismo no es la causa del aumento de peso.

Por otro lado, relacionado con lo anterior, cabe destacar que existe una relación directa entre el sueño y nuestros hábitos alimenticios que, a su vez, condicionan nuestro físico. Numerosos estudios han demostrado que los durmientes que sufren algún tipo de trastorno del sueño, son más propensos a sufrir cambios hormonales y tienen mayores posibilidades de aumentar de peso. Concretamente, se ha podido confirmar que cuando no se descansa las horas de sueño necesarias, la falta de sueño nos hace más propensos a comer peor y en mayor cantidad. En estos casos se suele recomendar que, tras una noche de insomnio, se evite ir al supermercado a hacer la compra del mes. Pues probablemente acabemos comprando alimentos menos sanos y más grasos. Os recomendamos la lectura del artículo Dormir mal sinónimo de comer mal para todos aquellos que deseen profundizar más en este tema en concreto. 

Además de lo anterior, la falta de sueño tiene otras repercusiones sobre nuestra alimentación. Es común que, tras haber dormido mal, tengamos una sensación de estar hambriento constantemente durante el día siguiente. Así pues, por mucho que se almuerce, desayune y se coma al mediodía, seguramente queramos picar algo más entre horas. Todo ello es consecuencia del desequilibrio consecuente de no haber dormido bien durante la noche anterior.

Por ello, os recordamos la importancia del descanso para mantenerse sanos y saludables.   

¿Engorda dormir después de comer?

Foto: buenasalud.net

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas