fbpx
Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

El origen de la siesta

Al contrario de lo que muchos crean, el origen de la palabra siesta no es español sino romano. Fue en el siglo XI cuando en la antigua Roma se empezó a hablar de: reposo y tranquilidad en la hora sexta, una de las Reglas de San Benito. “La hora sexta” comprendía la franja de tiempo entre las 12 y las 15 horas del día, donde todos los religiosos debían acostarse en el lecho en silencio para descansar y retomar energías para el resto del día.

Dicha costumbre no tardó en extenderse entre toda la población y comenzó a utilizarse comúnmente como “sextear” o “guardar la sexta”. Poco a poco el término derivó en el conocido “siesta”.

Tras las comidas, es natural que el ser humano sufra un poco de somnolencia como consecuencia de que la sangre desciende del sistema nervioso hacia el digestivo. Además, descansar durante 10, 20 y hasta 40 minutos después de las comidas es bueno para la salud. La siesta nos ayuda a relajar los músculos y aliviar tensiones, elimina la fatiga física y mental, reduce la ansiedad, favorece la memoria y el rendimiento de las personas.

Ya sea por todos los beneficios que nos aporta la siesta, por la exquisita comida española o porque las circunstancias invitan a ello, la siesta es una de las grandes costumbres de nuestra población y, son muchos los países vecinos están empezando a imitar y a incluir en su día a día.

Y tu, ¿acostumbras a "echar una cabezadita"? 

el origen de la siesta

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas