fbpx
Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

Animales y sueño: Dormir más que un lirón o una marmota

Una de las características de algunos mamíferos en invierno es la hibernación. Esto es la capacidad de algunos animalitos de poder pasar el invierno conservando energías. El cuerpo de estos seres está preparado para bajar todos los procesos biológicos a la mitad. Bajan el ritmo cardíaco al igual que la temperatura corporal para poder sobrevivir durante ese período con el menos consumo posible de energía. Cada 10°C, algunos mamíferos de las alturas, reducen al 50% de su metabolismo. Es la temporada de sueño de los animales que hibernan.
 
Si eres de los que duermen mucho, probablemente hayas escuchado alguna vez "duermes más que un lirón" o "eres una marmota". Te explicamos por qué se dice esto.
 
El lirón careto, Eliomys quercinus, característico de la zona de Aragón, comienza su período de hibernación por mediados del otoño hasta que el clima se vuelva del todo cálido. Por eso, espera a la primavera. Al arrancar la estación otoñal el lirón duplica su peso, juntando energías para la época invernal, ya que durante el sueño pierde la mitad de su peso. El mamífero no se mueve ni come durante el inverno.
 
Otro de los animalitos que tiene la fama de dormilón es la marmota, esta especie que fue insertada en los Pirineos por lo franceses, se ha expandido por todo el sur sin modificar sus hábitos para la llegada del invierno. Al llegar Octubre la marmota hace su madriguera con tierra y su propio excremento. Previo a esto, acumula calorías comiendo hierbas e insectos para pasar la larga noche que le sigue. Mientras más frío hace, el metabolismo del mamífero también se reduce a la mitad logrando que respire, solamente, una vez por minuto. Pero si el invierno se alarga, los jóvenes animalitos no resisten, ya que una vez agotadas sus reservas, mueren de hambre.
 
El oso negro, Ursus americanus, que habita las zonas más frías no duerme profundamente durante el invierno. Este mamífero hiberna pero se despierta de vez en cuando para acomodar su guarida. Durante este proceso su metabolismo se reduce a un 25 % de lo habitual, la temperatura de su cuerpo baja de 38°C a 30°C, su corazón puede detenerse cada 20 segundos.
 
Aunque sorprenda, el oso polar no hiberna. Vive en el hielo, pero sólo la hembra es la que entra en el sueño, sin reducir su temperatura corporal para mantener con calor a sus cachorritos dentro de su cueva, que se encuentra en el hielo. La época del año en la cual su actividad baja es en verano, cuando alcanza sus más altas temperaturas, impidiendo incluso a la manada de osos salir a cazar focas.
 
Fuente: Heraldo

Dormir mas que marmota o liron

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas