fbpx
Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

Dormir con luz incrementa el riesgo de obesidad

Dormir es esencial para recuperarse y disponer de la energía necesaria si se desea afrontar exitosamente las demandas del día a día. De lo contrario, la falta de sueño, desde la primera noche de insomnio, nos afecta considerablemente a la hora de desarrollar nuestras tareas típicas del día a día.

Todo ello explica el empeño de los expertos en salud por concienciar a la población de la importancia del descanso. Así pues, existen una serie de recomendaciones esenciales para conseguir una buena higiene del sueño, pautas para seguir unas rutinas de sueño eficaces, asesoramiento en descanso al alcance de todos, tratamientos varios, etc…

Una de las principales recomendaciones de los expertos para conseguir dormir bien por las noches es crear el ambiente más adecuado. Básicamente esto se consigue manteniendo un dormitorio ordenado, limpio, aireado, insonorizado y, a la hora de dormir, completamente oscuro. Especialmente esto último, la luz, cobra una especial relevancia en cuanto a la calidad del descanso se refiere, pues se ha demostrado que dormir con luz resulta totalmente contraproducente.

Concretamente, según un estudio reciente realizado por el Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, se ha descubierto que este hecho, dormir en un dormitorio con mucha luz, puede incrementar el riesgo de obesidad en las mujeres. Lo que, a su vez, constituye un "factor de riesgo" para el cáncer de mama.

Para obtener estas conclusiones, los científicos realizaron un estudio exhaustivo a un grupo de 113.000 mujeres adultas con el fin de identificar las posibles causas del cáncer de mama. De este modo, los investigadores descubrieron que una posible relación entre la luz durante el sueño y la obesidad. Concretamente vieron que las mujeres que dormían en un ambiente con mucha luz, sufrieron un aumento de su índice de masa corporal (IMC) y de talla de cintura. Según la doctora Emily McFadden, coautora del estudio, la relación entre dormir con mucha luz y el aumento de peso responde al impacto de la luz en el metabolismo. Todo ello sugiere que dormir en un dormitorio oscuro ayuda a prevenir la obesidad, lo que supone un factor de riesgo para el cáncer de mama. No obstante, todavía son necesarios nuevos estudios sobre la materia para poder confirmarlo con total seguridad.

Nosotros por nuestra parte, como asesores del descanso, incidimos en la importancia de seguir una buena higiene del sueño para obtener un sueño totalmente reparador, noche tras noche. A continuación os ofrecemos una serie de consejos básicos para conseguirlo:

  1. Mantener una rutina a la hora de dormir, con un horario fijo para acostarse y levantarse.
  2. Descansar durante el día. Si lo necesitas, puedes realizar una siesta que no exceda la media hora.
  3. Evitar consumir alcohol antes de irse a la cama y no fumar.
  4. No tomar cafeína a partir de las cinco de la tarde.
  5. Evitar comidas pesadas, picantes o dulces varias horas antes de acostarte.
  6. Realizar ejercicio regularmente, pero no antes de ir a la cama.
  7. Airear la habitación y usa ropa de cama cómoda.
  8. Mantener una temperatura apropiada, sobre los 18/20 ° C aproximadamente.
  9. Bloquear el ruido molesto y la luz.
  10. Reservar la cama para el sueño.
  11. Y, por último pero no por ello menos importante, disponer del equipo de descanso más adecuado. Recuerda que siempre que lo necesites, puedes consultarnos, te atenderemos personalmente.

Dormir con luz puede aumentar el riesgo de obesidad en las mujeres

Foto: Naomilingerie

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas