fbpx
Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

La dieta mediterránea combate enfermedades del sueño

Con motivo del Día Mundial de la Alimentación queremos compartir con vosotros este post sobre la relación entre comida sana y salud del sueño. Según la revista Muy Interesante,  una adecuada combinación de dieta mediterránea y ejercicio físico puede ayudar a aliviar algunos de los síntomas del síndrome de apnea del sueño. Esta enfermedad del sueño genera una o más pausas en la respiración de una persona, o bien respiraciones ligeras mientras logra conciliar el sueño. Estas pausas pueden durar algunos segundos y en los peores casos varios minutos. Generalmente, aparecen entre 5 y 30 veces, o incluso más, en una hora.

Investigadores de la Universidad de Creta en Grecia, examinaron a cuarenta individuos obesos que padecían apnea del sueño para extraer conclusiones sobre como influye la alimentación en el síndrome de apnea del sueño. La mitad de ellos siguió una dieta "prudente" baja en grasas, mientras otra mitad se alimentó siguiendo las pautas de la dieta mediterránea. A su vez, se recomendó a ambos grupos que incrementasen su actividad física, todos debían caminar al menos treinta minutos al día. Asimismo, los cuarenta individuos se sometieron a una terapia de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP), durante el sueño.

Tras seis meses después de estudio de los patrones del sueño de los dos grupos, se observaró que los pacientes que habían seguido la dieta mediterránea habían experimentado un número menor de apneas durante la fase del sueño MOR (movimiento ocular rápido). Todas las conclusiones se publicaron en la revista European Respiratory Journal.

Los científicos han puesto de manifiesto que la dieta mediterránea es un estilo de vida beneficioso para la salud y el bienestar de las personas. Además, contribuye al mantenimiento de una agricultura sostenible y a proteger el medio ambiente.


La Dieta Mediterránea se caracteriza por la abundancia de alimentos vegetales, como pan, pasta, arroz, verduras, hortalizas, legumbres, frutas y frutos secos; el empleo de aceite de oliva como fuente principal de grasa; un consumo moderado de pescado, marisco, aves de corral, productos lácteos (yogur, quesos) y huevos; el consumo de pequeñas cantidades de carnes rojas y aportes diarios de vino consumido generalmente durante las comidas, según la Fundación dieta mediterránea.

 

dieta mediterranea

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas