fbpx
Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

Curiosidades sobre dormir

Existen muchas curiosidades en torno a la temática de dormir y soñar, cosas raras que les pasan a algunas personas debido a que duermen poco, o mal, o curiosidades que nos ocurren a todos y desconocemos en el momento que conciliamos el sueño.
 
A continuación te mostraremos algunos datos que seguramente te probablemente consigan captar tu atención:
 
Las horas de sueño que necesita una persona varían dependiendo de la edad que tengan. Por ejemplo, los bebés duermen aproximadamente 18 horas, mientras que una persona adulta necesita descansar al menos 7 horas al día para que su rendimiento físico y mental sea óptimo.
 
Algunos estudios afirman que las personas que duermen entre 6 y 7 horas por día tienen una vida más prolongada, aunque a veces se señala que es así por su buena situación socioeconómica. Otros estudios afirman que dormir muy poco o dormir demasiado puede llegar a duplicar las probabilidades de morir prematuramente.
 
Cuando dormimos las heridas de nuestra piel sanan más rápidamente. Por ello, si dormimos poco tardan más tiempo en cicatrizar. Dicen también que el sueño influye directamente en el sistema inmunitario y en las arrugas faciales o el buen estado del cutis con el paso de los años.
 
Muchos animales duermen primero con una mitad de su cerebro y después con la mitad restante, para estar siempre alerta, atentos a cualquier ruido.
 
Los delfines y las orcas no concilian el sueño en su primer mes de vida, aún no se saben las razones sobre porqué no lo hacen.
 
Ciertos animales, como las jirafas, los caballos y otros tipos de herbívoros, a veces duermen de pie, pero cuando alcanzan el sueño profundo y entran en la fase REM (la de los sueños), su cuerpo les pide tumbarse y reposar por completo, aunque sea por unos escasos minutos.
 
Si encierras en un cuarto por varias horas a algunas personas sin relojes ni ningún tipo de referencia que les diga qué hora es, o si es de día o de noche, y los dejas que duerman en total libertad, pueden llegar a hacerlo hasta 10 horas por día. Por este dato, muchos sostienen que en realidad esa es la cantidad natural de horas que necesitamos dormir las personas.
 
Un hombre, llamado Randy Gardnar estuvo 264 horas sin dormir y batió el récord Guiness, los científicos sostienen que fue el único caso de tantas horas sin dormir hasta la actualidad. A los pocos días de realizar la prueba, el hombre sufrió de pérdidas temporales de memoria y concentración; a los cuatro días comenzó a alucinar y llegados los 11 días no lograba realizar correctamente ciertas tareas mentales básicas. Esto es un ejemplo clave para ver los efectos negativos que pueden llegar a producir los serios trastornos del sueño.

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas