fbpx
Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

8 Mitos sobre el sueño

Todos sabemos que dormir es una necesidad vital que nos ayuda a recuperarnos de los esfuerzos del día a día. Desde mucho tiempo atrás, la comunidad científica investiga sobre el sueño con el fin de descubrir cual es la razón por la que dormimos, qué es exactamente lo onírico, entre otras. No obstante, todavía no se ha descubierto cual es el motivo exacto por el que necesitamos el descanso para sobrevivir.

Aunque no sepamos la razón por la que dormimos, sí que se conoce mucha información acerca del sueño, sus funciones y qué cosas funcionan mejor para caer en brazos de morfeo con mayor facilidad. ¿Cuántas veces has escuchado que hay que dormir 8 horas? O por ejemplo que contar ovejitas nos ayuda a dormir mejor, y así un sinfín de ejemplos más. ¿Verdad? En este artículo vamos a descubrir qué mitos sobre el sueño son verdaderos y cuáles no lo son.

 

Mito 1: “Debemos dormir durante 8 horas cada noche”.

Generalmente, los especialistas recomiendan que los adultos descansen durante un período de 8 horas para sentirse recuperados y poder afrontar satisfactoriamente las exigencias del día a día. Sin embargo, generalizar no es del todo correcto, pues lo que a uno puede funcionarle bien, a otro puede que no tanto. Además, según las declaraciones del profesor Michael Decker, en la Universidad de Georgia, la cantidad de sueño que cada persona necesita está genéticamente predeterminado. Así pues, lo mejor es conocerse bien a uno mismo y descansar las horas que le hagan sentirse bien.  

 

Mito 2: “Dormir más es siempre mejor”.

Los expertos recomiendan dormir durante 8 horas porque es un período de tiempo en el que no se duerme poco ni tampoco demasiado. Según numerosos estudios sobre la materia, se ha podido comprobar que dormir más horas de lo que uno necesita puede resultar contraproducente. Sí, se ha relacionado el hecho de descansar durante 10 horas o más cada noche con graves problemas de salud. Para profundizar más en este tema, recomendamos el artículo: Dormir mucho ¿Es bueno o malo?

 

Mito 3: “La falta de sueño se puede recuperar durmiendo más durante el fin de semana”.

Si de lunes a viernes no puedes dormir durante las horas que necesitas, es cierto que dormir un poco más durante el fin de semana puede ayudarte a sentirte mejor. Sin embargo, esta práctica es una solución únicamente a corto plazo, pues no soluciona los problemas de la falta de sueño que sufres entre semana. Además, dormir más durante el fin de semana puede impedir que la noche del domingo tengas sueño y te cueste levantarte más el lunes por la mañana. La solución ideal es seguir una rutina de sueño eficaz durante todos los días de la semana, sin excepeción.

 

Mito 4: “Si no puedes dormir, quédate en la cama descansado”.

Si sufres problemas de insomnio y al acostarte en la cama no consigues dormirte, se aconseja levantarse. Es mejor cambiar de ambiente, ir a la cocina a tomarse un vaso de leche tibia, tumbarse en el sofá a leer o escuchar música relajante y esperar a que vuelva el sueño para acostarse, que estar nervioso y preocupado en la cama por no poder dormir.  

 

Mito 5: “El alcohol ayuda a dormir mejor”.

En muchas ocasiones puede que al beber alcohol se tenga un poco de sueño, de ahí que se diga que esta bebida ayuda a dormir mejor. Sin embargo, se ha demostrado que, una vez nuestro cuerpo procesa el alcohol, este puede actuar como un estimulante que interrumpe la continuidad y empeora la calidad de nuestro sueño.

 

Mito 6: “Ver la tele antes de dormir ayuda a relajarnos”.

En este caso se debe distinguir entre relajación y distracción. La televisión nos ayuda a distraernos, no a relajarnos. Cuando estamos relajados nuestra respiración y el ritmo cardíaco disminuye, los músculos se destensan y la mente se relaja. Eso no ocurre cuando vemos la televisión.

Además, se ha comprobado que la luz que emite la televisión le indica a nuestro cerebro que es hora de estar despiertos y alerta. Por tanto, lo más recomendable es dejar de ver la televisión un tiempo antes de dormir y ocupar ese tiempo con otras actividades como la lectura.

 

Mito 7: “La siesta impide que se duerma bien por la noche”.

No necesariamente. En el caso de los adultos, se recomienda dormir o descansar durante el día para relajarse, aliviar tensiones y mejorar la productividad, entre otros. Sin embargo, lo ideal es no dormir más de 30 minutos. Pues, de lo contrario, sí podría empeorar la calidad del sueño nocturno.

 

Mito 8: “El café de la tarde no afecta a nuestro sueño”.

Cabe destacar que la cafeína tiene un sorprendente efecto duradero. Tanto que, tras 12 horas de su toma, todavía quedan restos en nuestro organismo. Por ello, se recomienda tomar únicamente un café cada mañana y, en el caso de necesitar otro después de comer, debe ser antes de las 5 de la tarde. De esta manera nos aseguramos de que no interrumpa el sueño nocturno.

¿Qué otros mitos sobre el sueño conoces?.

8 Mitos sobre el sueño

Fuente: huffingtonpost.com

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas