fbpx
Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

3 Indicadores clave de un mal descanso

El descanso, especialmente el sueño reparador, permite que nuestro cuerpo y mente se recupere del desgaste energético realizado durante el día. Y bien sabe quien no consigue dormir las horas que necesita lo que es sufrir las consecuencias de la falta de sueño: cansancio, malestar generalizado, pesimismo, mal humor, etc…

Esta situación responde a que, como indica la Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos, existe una cantidad de horas determinadas de sueño que cada durmiente necesita para recuperarse y afrontar las exigencias del día a día. Obviamente, cuando esto no se cumplen dichos períodos de sueño, la persona no se siente capaz de superarlas.  

Además de sufrir las consecuencias de la falta de sueño, ¿Cómo sabemos si realmente estamos durmiendo mal?

Richard Wiseman, psicólogo, profesor e investigador de la Universidad de Hertfordshire, Reino Unido, expone algunas claves útiles para detectar lo que puede ser un mal descanso.

  1. El despertador. Al parecer, este aparato nos da una pista sobre cómo está siendo nuestro sueño. Concretamente, según Wiseman, el hecho de necesitar que el despertador suene para levantarnos indica que realmente no estamos durmiendo bien. Y, ¿Por qué? Pues porque, por el contrario, las noches en las que el durmiente descansa las horas que necesita y disfruta de un sueño totalmente reparador, se despierta automáticamente antes de que suene el despertador. Es algo similar a cuando estás comiendo y paras porque ya te sientes bien. Lo mismo, con el sueño.
  2. Dormirse al tocar la cama. Según el especialista,  si se tarda menos de un minuto en caer en brazos de morfeo al acostarse, indica que se está durmiendo mal. Dormirse tan pronto, podría ser consecuencia de un cansancio excesivo durante el día, es decir, que se agota la energía por completo durante la jornada.  
  3. Bebidas estimulantes. Otro indicativo de no estar descansando bien durante la noche, es el hecho de necesitar varios cafés, u otras bebidas estimulantes, durante el día. Como norma general, cuando un durmiente descansa lo que necesita, dispone de la suficiente energía para estar activo durante el día. Por el contrario, la falta de sueño requiere de ayudas (tipo cafeína) para mantenerse despierto.

Si has contestado “Sí” a alguno de los anteriores puintos, puede que necesites un pequeño cambio en tus hábitos de sueño. Para ello, existen unas recomendaciones clave para conseguir una buena higiene del sueño que puedes poner en práctica con el fin de alcanzar un sueño totalmente reparador, noche sí, noche también.

Claves para saber si estás durmiendo mal

Fuente: El Dínamo

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas