fbpx
Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

¿Es recomendable tomar melón antes de dormir?

Existe un refrán que dice: "el melón, por la mañana, oro; por la tarde, plata, y por la noche, mata". Visto así, parece ser que tomar melón por la noche resulta totalmente contraproducente, ¿Verdad? Pero, ¿Es cierta esta afirmación? A continuación lo descubrimos.

El melón es una fruta muy saludable que contiene una gran cantidad de vitaminas, fibra y minerales. Su historia se remonta a la época 2400 a. C., cuando los egipcios empezaron a cultivarlo. Más tarde el Cucumis melo llegó a Europa a través de África y Asia. Y, en el siglo XV se convirtió en un alimento muy popular en España.

Este tipo de fruta está formada por un 90% de agua, por lo que resulta muy eficaz a la hora de saciar la sed. Además, esta fruta presume de tener un bajo aporte calórico y de azúcares, concretamente sólo tiene 25 calorías cada 100 gramos y un 6% de azúcar. De forma más detallada, una rodaja de melón de 100 gramos tiene 13 gr de carbohidratos, 1 gr de fibra, muchos minerales, vitaminas A y C, y nada de grasa ni colesterol. Como podemos ver, este alimento puede presumir de ser completamente sano e ideal para mantener la línea.

El verano es la época perfecta para tomar melón a todas horas, pues ayuda a refrescarse, saciar la sed y a mantenerse sano. Pero, como dice el refrán, ¿Es malo tomarlo después de cenar? O, ¿Como cena?. Según afirma Natalia Ubeda, profesora de nutrición de la Universidad San Pablo-CEU, el dicho “carece de base científica”. Pues, tal y como hemos visto anteriormente, el melón está formado casi al 100% por agua y no dispone de ningún elemento que lo convierta en un alimento más indigesto que otras frutas.

Generalmente, se suele tomar fruta como postre después de las comidas. Y, este hecho puede favorecer el que, en ocasiones, su ingesta resulte algo pesada. No obstante, si tomamos melón después de una cena (o comida) copiosa, los problemas digestivos debemos atribuírselos a la cena, no a la fruta.

Entonces, ¿Por qué se le teme al melón? Según la especialista en nutrición, Natalia Ubeda, existen algunos aspectos que pueden influir ligeramente en la asimilación del melón (u otras frutas) durante la noche, especialmente si se toma demasiado frío. Pues puede producir un choque térmico en el organismo.

Además, frutas como el melón y la sandía, que son sobre todo agua, cuando se toman en exceso de una sola toma pueden diluir el ácido del estómago y dificultar la digestión. No obstante, deberían de tomarse grandes cantidades de fruta. A su vez, podría aumentar la necesidad de ir al baño durante la noche y obligar al durmiente a sufrir despertares indeseados que rompan los ciclos normales del sueño.

Otra posible justificación del refrán anterior es que el melón fermenta muy rápidamente en el estómago, y ello puede ocasionar ciertos problemas digestivos si se toma poco antes de dormir.

Estos son los únicos inconvenientes de tomar melón antes de dormir. Sin embargo, cabe destacar que un alimento formado con 90% de agua es realmente complicado que constituya una fuerte amenaza para la salud. A si pues, si te gusta tomar melón, puedes comerlo antes de dormir sin preocuparte, siempre y cuando no te excedas con la cantidad.

¡Dulces sueños!

 

Tomar melón antes de dormir

Fuente: biolandia.es

 

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas