fbpx
Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

Problemas para dormir durante el embarazo

No son pocos los condicionantes que afectan al sueño de las embarazadas durante esos 9 meses de constantes cambios. Aunque hay cosas inevitables, saber cuáles son las causas de las interrupciones de nuestro sueño siempre nos puede ayudar a tomar algunas medidas que nos ayuden a dormir mejor.

Estos son los principales factores que influyen en el sueño de una mujer embarazada:

  • Frecuente necesidad de orinar. Los riñones de las mujeres embarazadas tienen un mayor funcionamiento durante estos meses porque necesitan filtrar un mayor volumen de sangre, y este proceso genera más orina. Además, la presión que ejerce el feto sobre la vejiga, sobre todo a partir del 5º mes de embarazo, también se traduce en una mayor necesidad por ir al baño. Para evitar levantarse varias veces a lo largo de la noche, es conveniente que la embarazada no beba agua antes de ir a dormir, y que vaya al baño antes de acostarse.
  • Aumento del ritmo cardíaco. El ritmo cardíaco de las embarazadas también aumenta con el fin de bombear la suficiente sangre tanto para el útero como para el resto del cuerpo de la embarazada. Esta acción se traduce en una mayor ansiedad en muchas ocasiones. Una tila o una manzanilla una hora antes de dormir, puede ayudar a la relajación. También debe evitar el consumo de bebidas con cafeína, alcohol y tabaco.
  • Calambres en las piernas y dolor de espalda. Los dolores de espalda y de piernas se deben en parte al aumento de peso. Además, durante el embarazo la hormona relaxina, que ayuda a preparar el cuerpo para el parto, afloja los ligamentos de todo el cuerpo. Una alimentación rica en calcio y potasio puede ayudar a prevenir y combatir estos problemas que suponen un gran problema para el descanso.
  • Acidez. Durante el embarazo el funcionamiento del aparato digestivo es más lento, la comida permanece durante más tiempo en el estómago, por lo que la acidez es muy frecuente, especialmente en los últimos tres meses de embarazo cuando el útero ejerce presión sobre el estómago y el intestino grueso. Para este problema es importante una alimentación de fácil digestión durante la noche, acompañada por un poco de sal de frutas para ayudar al estómago a realizar su trabajo.
  • La postura al dormir. Es el principal problema de las embarazadas a la hora de conciliar el sueño, pues su cuerpo se transforma y deben adaptarse a la postura que más cómoda les resulte a ellas y al feto, especialmente a partir del 5º mes de embarazo. La postura de sueño más recomendada para las mujeres embarazadas es tumbarse de costado, con las piernas algo flexionadas para que el peso del bebé no recaiga sobre la vena principal que transporta la sangre, para conseguir una correcta circulación. Sin embargo, cada embarazada debe encontrar la postura que más le favorezca en cada trimestre de embarazo. Una almohada extra para utilizarla entre las piernas, bajo el abdomen, en las lumbares o en el costado puede ayudarle a sentirse más cómoda.
  • El calor y los problemas respiratorios. Durante los meses de verano el calor es uno de los principales enemigos de las embarazadas. Hinchazones en los pies, agotamiento continuo y serios problemas respiratorios y de sudoración durante la noche. La única forma de combatir este problema es con una ducha fría antes de dormir, y adaptando su dormitorio a las nuevas necesidades de su fisiología. El colchón es un elemento fundamental para el descanso de las embarazadas. Hay que saber encontrar el equilibrio entre adaptabilidad (para que no produzca presión y le permita un descanso más confortable) y frescor. En Dormitia hemos comprobado que los colchones de gel, especialmente los de gel espumado, son una gran alternativa para las mujeres embarazadas. 

 

El sueño en las embarazadas

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas