fbpx
Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

¿Por qué al dormir mucho nos levantamos más cansados?

Estrés, trabajo, tareas del hogar, familia y el ritmo propio del siglo en el que vivimos, provocan una cierta reducción del tiempo de sueño y calidad del mismo. ¿Cuántos consiguen dormir las horas que realmente necesitan? Especialmente, esta situación empeora entre semana, cuando solemos tener más responsabilidades y menos tiempo libre. ¿Verdad?

Durante la semana, especialemente de lunes a viernes, cuando no se consigue dormir las 7 u 8 horas que el individuo necesita para recuperarse, muchos tratan de “saldar la deuda con el sueño” y aprovechan para dormir más horas durante el fin de semana. Así pues, cuando llega la noche del viernes y sábado, el despertador “desaparece” y se alargan las horas de sueño hasta bien entrada la mañana del día siguiente. ¿Verdad? Muchos de los individuos creen que durmiendo más durante el fin de semana consiguen sentirse más descansados y renovados. No obstante, después de haber dormido más horas, ¿Te has sentido aún más cansado? Y, ¿Por qué nos sucede esto?. A continuación te contamos en detalle todo sobre esta curiosidad y algunas recomendaciones para evitarlo.

Cuando dormimos más horas de las que nuestro cuerpo y mente necesitan para reponer fuerzas, ocurre lo que los científicos suelen llamar la “embriaguez del sueño”. Este término es el que emplean para describir esa sensación de cansancio, dolor de cabeza, pesadez en las extremidades, ojos rojos, etc… Pero, ¿Por qué sucede esto? La explicación es la siguiente: el exceso de horas de sueño confunden al cerebro sobre nuestro ciclo diario al que estamos acostumbrados.

Como sabéis, todos disponemos de un “reloj interno” que se rige por el sistema circadiano, es decir, es un grupo de células situadas en el hipotálamo, que además del estado sueño vigilia de los individuos, controlan la sed, el hambre y el sudor. A su vez, el sistema circadiano se encarga de regular eficazmente la energía que gastamos durante el día a día y así conseguir que nuestro organismo pueda cumplir satisfactoriamente con todas las tareas que se le exige. Asi pues, cuando dormimos demasiado, nuestro organismo comienza a gastar energías pronto (como de costumbre) aunque sigamos sumidos en el sueño. Es decir, las células de nuestro cuerpo reciben la señal de que deben empezar a utilizar energía pero al mismo tiempo experimentarán estar dormidas, lo que las confunde y surge la sensación de cansancio.

Esto no quiere decir que no debas nunca dormir unas pocas horas más de las que necesitas durante uno o varios días, en ocasiones aisladas. Pues, si únicamente te levantas cansado unas pocas veces, no debes preocuparte en absoluto. Sin embargo, es conveniente que tengas en cuenta que si duermes más de 9 horas de forma muy seguida, puedes correr el riesgo de sufrir otros trastornos del sueño como narcolepsia o apnea del sueño. A su vez, también aumentan las posibilidades de sufrir enfermedades de salud como: diabetes, problemas del corazón y, problemas de alimentación como la obesidad. Otro punto importante a tener en cuenta es que muchos estudios han confirmado que dormir más horas de las necesarias puede conllevar problemas graves de memoria. Aquellos que tienen más riesgo de padecer este tipo de problemas de sueño son los que suelen trabajar de noche o los que se levantan muy temprano por la mañana. Así pues, intentan compensar la situación a la que se enfrentan durmiendo demasiado.

A continuación, te damos unos consejos que puedes poner en práctica para dormir bien cada noche y evitar sufrir las consecuencias de la falta de sueño, así como el cansancio por dormir más horas de las necesarias.

  1. Dispone del equipo de descanso más adecuado para garantizar el correcto descanso. Recuerda que cada durmiente es diferente y tiene unas necesidades distintas. Por ello, debes asegurarte de que tu equipo de descanso es el más adecuado para ti.
  2. Seguir un horario y rutina de sueño eficaz, que te permite descansar las horas que necesitas. Generalmente se recomienda descansar durante un período de 7 u 8 horas cada noche. Además, es recomendable que levantarte y acostarte siempre a la misma hora, incluso durante los fines de semana o las vacaciones.
  3. Cuida el dormitorio: debe estar ordenado, aireado, fresco y aislado de la máxima cantidad de luz y ruido posible.
  4. Evita las cenas copiosas y sustancias como el alcohol y el café y el tabaco, al menos, varias horas antes de dormir.
  5. Deja un lapso de inactividad de 20 minutos antes del sueño para preparar el cuerpo y la mente para dormir.

Esperamos que estos consejos os ayuden a descansar mejor cada noche. 

¿Por qué al dormir mucho nos levantamos más cansados?

Foto: Wavebreak Media/Thinkstock

Fuente: OjoCientífico

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas