fbpx
Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

La NASA a favor de la siesta de 26 minutos

Siesta, nap, “cabezadita”, “echarse un ratito”, llámese con el nombre que sea, esta práctica de descansar durante el día aporta una gran cantidad de beneficios para el ser humano. Los últimos en corroborar las ventajas de la siesta han sido la Agencia Espacial Norteamericana (NASA), que defiende las llamadas “siestas controladas” como medida fundamental para mejorar el rendimiento de los trabajadores.

Basándose en las conclusiones de un estudio para los astronautas elaborado por la NASA en el año 1995, Mark Rosekind, responsable de la Junta de Seguridad en el Transporte de Estados, ha propuesto que, como medida para mejorar la efectividad de los controladores aéreos y evitar accidentes, estos hagan una siesta diaria, de forma obligatoria, y concretamente que dure 26 minutos, ni uno más ni uno menos. Según los expertos, el sueño diurno de esta duración mejora el 34% del rendimiento laboral y en un 54% su estado de alerta.

Como hemos comentado anteriormente, la NASA confirmó la efectividad de la siesta para los trabajos que requieren una máxima concentración y atención de los trabajadores. No obstante, los beneficios son igualmente válidos para cualquier tipo de trabajo.

Según los expertos, dormir durante este pequeño período de tiempo al día, generalmente después de la comida de mediodía, ayuda al cuerpo y la mente a soportar mejor el resto del día. Entre muchos otros beneficios, este sueño ayuda a aliviar tensiones y a realizar una digestión más efectiva. No obstante, realizar una siesta de más de 26 minutos podría resultar contraproducente, pues puede interferir en los ciclos del sueño y alterarlos.  

Hay que tener en cuenta otra cosa más, mientras que el descanso diurno en forma de siesta es recomendable para los adultos, resulta fundamental para niños y personas mayores. Vamos por partes, numerosos estudios han confirmado que la siesta en los niños y jóvenes de menor edad, ayuda a su correcto desarrollo físico y neurológico, además de mejorar la capacidad de memoria y aprendizaje. Y, en el caso de los ancianos, permite mejorar su calidad de vida, siempre y cuando la siesta no altere sus ciclos de sueño nocturno.

Para concluir, destacar que hemos hablado de algunos de los beneficios que ofrece la siesta. No obstante, os invitamos a leer más sobre ello en el artículo: 11 Beneficios de la siesta.

La siesta debe durar 26 minutos

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas