fbpx
Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

Las redes sociales, enemigas del sueño de los adolescentes

Numerosos estudios han confirmado que los aparatos electrónicos modernos, concretamente la luz artificial que emiten, perturban la calidad del sueño de las personas. Según los expertos, el uso de smartphones, tablets, ordenadores y/o el hecho de ver la tele antes de dormir, afectan a nuestro organismo provocando alteraciones del estado sueño-vigilia.

Un estudio reciente, realizado por un grupo de expertos de la Escuela de Medicina Weill Cornell, Doha, Qatar ha demostrado que los niños que utilizan las redes sociales antes de dormir, descansan casi una hora menos durante la semana que aquellos que rara vez se conectan a Internet al llegar la noche.

El experimento se centró en observar cómo afectan los hábitos modernos que suelen llevar a cabo los niños, en la calidad y las horas de su sueño. Los resultados esclarecieron que el uso de redes sociales, para compartir información o chatear con sus amigos, fue el hábito que más horas de sueño restaba en comparación con ver la televisión, usar el ordenador o escuchar música en la cama. Esto no significa que dichos hábitos no tuvieran efectos negativos en la calidad y las horas de sueño de los niños. Concretamente, aquellos que suelen ver la televisión antes de dormir son cuatro veces más propensos a despertar varias veces durante la noche que aquellos que no lo hacen. Y, los niños que juegan con el ordenador o las consolas o escuchan música en la cama les cuesta más conciliar el sueño que aquellos que no tienen este hábito.

El uso de redes sociales antes de dormir provoca que se tripliquen los efectos anteriores y, como consecuencia, se obtiene un sueño de muy baja calidad. No obstante, el problema no acaba ahí sino que se extiende a la jornada diurna siguiente. Cuando el niño no duerme lo que necesita, ni su cuerpo ni su mente pueden recuperarse. Así pues, al día siguiente, se siente cansado, malhumorado y sin energía. Y, todo ello repercute directa y negativamente en su rendimiento escolar y en las relaciones sociales con sus compañeros.   

Como bien afirma la doctora Nanci Yuan, directora médica del Centro de Sueño del Hospital de Niños Lucile Packard, Palo Alto, California: “La tecnología ha provocado que la población, y en especial los adolescentes, tenga problemas para dormir”. Para solucionar este problema, es necesario que los padres estén totalmente concienciados de la importancia del descanso, para que consigan que sus hijos tengan una buena higiene del sueño. Además, obviamente, es recomendable que los adolescentes “se desconecten” de sus teléfonos con internet, y otros aparatos electrónicos, varias horas antes de irse a dormir.

las redes sociales como enemigas del sueño de los adolescentes

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas