fbpx
Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

La relación entre el descanso y el rendimiento

Mens sana in corpore sano”. Utilizamos la popular cita italiana anterior para confirmar la existencia de una relación directa entre el descanso y la salud, mental y física, de uno mismo.

Como todos sabemos, el descanso permite recuperarnos tras la energía gastada día a día, ayuda a que nuestro cerebro “elimine la basura” y se recupere completamente y, al mismo tiempo, permite que nuestro cuerpo vuelva a alcanzar su nivel óptimo.

Así pues, numerosos estudios científicos han confirmado que el descanso, y especialmente el sueño, influyen directamente en el rendimiento escolar, laboral y deportivo. Aunque el tiempo de descanso varía dependiendo de cada persona y el nivel de desgaste que sufre durante el día a día, lo cierto es que el sueño determina el rendimiento personal de cada uno. Veamos cada uno de los casos:

Dormir placenteramente durante la noche permite, a los niños y jóvenes estudiantes, beneficiarse de una mayor agilidad mental, capacidad de concentración y mejor memoria que aquellos que no duermen las horas necesarias. Los estudios revelan que el rendimiento escolar, y en el hogar, de los niños que tienen un sueño reparador y descansan las horas necesitan, es considerablemente mayor comparado con los que no lo tienen. Con ello, queda demostrada la existencia de una relación directa entre el descanso y el rendimiento escolar.   

Muy similar es el caso del rendimiento laboral en los adultos. La presión laboral, el estrés y los problemas impiden, en numerosas ocasiones, que los adultos puedan descansar durante la noche. Así pues, la falta de sueño aumenta el estrés, la presión laboral y disminuye el rendimiento. Un claro ejemplo de pez que se muerde la cola. Por otra parte, algunos creen que descansar reduce el tiempo que podría emplearse en adelantar trabajo o resolver otras cuestiones. Sin embargo, queda demostrado que un cerebro saturado, que no descansa, es todo lo contrario a productivo y eficaz. Así pues, los adultos necesitan dormir, generalmente entorno a las 7 u 8 horas nocturnas, para que su cuerpo y mente se recuperen y mejore su rendimiento durante el día siguiente. A su vez, es fundamental que se le dedique tiempo al descanso diurno para evitar sobrecargas que impiden que seamos más productivos.

Por último, el descanso es uno de los pilares más fundamentales en el rendimiento durante el entrenamiento de los deportistas. El descanso, y especialmente el sueño reparador, permiten al cuerpo de los atletas reparar los daños que sufren durante los entrenamientos. Obviamente, si no descansan lo suficiente tras el desgaste físico, el cuerpo es incapaz de recuperarse, lo cual conlleva un debilitamiento permanente junto con un deterioro de los tejidos que, posiblemente, puede acabar por provocar lesiones y/o enfermedades. Por otra parte, expertos en la materia, recomiendan que el deportista se tome al menos un día de descanso semanal para poder mejorar su rendimiento físico y mental.

Como vemos, queda comprobado que un buen descanso mejora la salud, reduce el estrés y favorece el rendimiento físico. Por ello, es sumamente importante que durmamos sobre un buen equipo de descanso que nos permita disfrutar del sueño más reparador.

 

relación descanso y rendimiento

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas