fbpx
Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

Dormir ocho horas ¿Mito o realidad?

Dormir es la actividad que más realizamos los seres humanos, desde que nacemos hasta el final de nuestros días. Por ello, y posiblemente otras razones también, el sueño y el descanso ha suscitado, desde siempre, el interés de los científicos, médicos, el mercado y la población en general. Todos necesitamos saber cómo podemos descansar mejor o, cómo eliminar o aliviar los trastornos del sueño, que equipo de descanso es más adecuado para cada durmiente, etc.. con el fín de poder disfrutar de un sueño reparador que nos dé, noche tras noche, la energía suficiente para llevar una vida lo más saludable y activa posible.  

Como hemos señalado en el párrafo anterior, la comunidad científica y médica no cesa en sus investigaciones sobre el sueño y todo lo que lo rodea. Un claro ejemplo es el de Gualberto Buela, presidente de la Asociación Española de Psicología Conductual (AEPC) y catedrático de Psicología de la Universidad de Granada, que ha realizado varias conferencias y cursos para esclarecer dudas sobre el sueño, los trastornos del sueño y también para romper tópicos populares que, en ocasiones, no son del todo ciertos.

 

El mito de dormir 8 horas

En primer lugar, Buela defiende que creer que todos y cada uno de los durmientes necesita dormir las mismas horas, concretamente ocho, es un tópico incorrecto que necesita ser corregido. Lo cierto es que cada persona es independiente de la otra y puede suceder que, lo que a un durmiente le funcione bien, al otro no tanto. Por ello, lo que debemos hacer es conocernos a uno mismo y saber lo que cada uno necesita para sentirse bien. El experto afirma  que, si con 6 horas de sueño cada noche nos sentimos totalmente descansados y como nuevos, no tenemos porqué dormir dos horas más para completar la recomendación de dormir ocho horas diarias.  Buela explica que “dormir poco tiempo no es malo 'per se', sino que lo es o no en función de lo que cada individuo necesita.” A esto añade que, lo que realmente es improductivo es estar más horas en la cama de lo que uno mismo precisa para completar las ocho horas recomendadas.

 

A favor de la siesta española

Buela defiende incondicionalmente la costumbre española, cada vez más extendida a otros países, de descansar durante varios minutos cada día después de la comida del mediodía. Las dos principales razones por las que defiende esta práctica es, en primer lugar, su efecto reparador de la fatiga y el desgaste del día y, en segundo lugar, el hecho de que ayuda a sincronizar el ritmo circadiano de cada uno. En numerosos países (Suiza, Japón, etc..) las empresas más modernas han incorporado la siesta como una “tarea” más en la jornada laboral. El hecho de que los trabajadores puedan descansar durante unos minutos ayuda a mejorar la concentración, la creatividad y a crear el mejor ambiente laboral. Eso sí, como máximo se recomienda dormir durante 30 minutos al día. Esto es así porque si se supera este tiempo "se reduce la presión para el sueño nocturno", tal y como señala Buela.

Y tú, ¿Coincides con lo expuesto anteriormente? ¡Felices sueños!

 

dormir ocho horas

 

Fuente: elmundo.es

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas