fbpx
Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

Consejos para evitar dormir boca abajo

Tu forma de dormir se refleja directamente en tu personalidad y en el carácter que tienes a diario. Dormir en una mala posición puede generarte malestar y dolores difíciles de combatir. También puede dar lugar a problemas digestivos, ya que el contenido situado en el estómago llega a la boca más fácilmente. Además es complicado evitar el hábito de dormir en la posición a la que estas acostumbrado.

Dormir sobre el estómago puede causar dolores fuertes en el cuello, acortar la flexibilidad del músculo y problemas en la zona baja de la espalda ya que estando boca abajo se fuerza la zona lumbar.

Aunque son muchas menos las personas que duermen en posición boca abajo que las que lo hacen de lado o boca arriba, a continuación, te dejamos algunos consejos que pueden ayudarte a superar el hábito de dormir en esta postura:

1. Colócate un obstáculo: Trata de dormir de lado abrazándote a una almohada grande. Si intentas ponerte boca abajo, la almohada te lo impedirá. Otra opción es que te pongas almohadas en ambos lados de tu cuerpo, así no podrás girarte.
También puedes dormir en posición “cuchara” con tu pareja y poner una almohada grande detrás de ti, para evitar darte la vuelta y ponerte en posición boca abajo. Existen almohadas con forma de lágrima especiales para estas ocasiones.

2. Que te resulte incómodo dormir boca abajo: Cose pelotas de tenis en la zona frontal de tu pijama, para que sientas gran incomodidad cuando intentes ponerte en esa posición. Guarda canicas en los bolsillos delanteros de tu pijama. O colócate una manta doblada o almohada encima de tu pecho, para que cuanto te gires ésta se caiga y te despierte. Si el sonido es muy suave y no te despierta, puedes usar otro objeto que sea más ruidoso, pero que sea liviano para que no te haga daño.

3. Sé positivo: Antes de irte a dormir, repite a ti mismo que dormirás boca arriba o de lado toda la noche. Imagina a ti mismo durmiendo plácidamente en alguna de estas dos posiciones y vincúlalo con algo bueno, como podrían ser sueños agradables que te hagan feliz. Esto te ayudará mucho aunque no lo creas; pruébalo, te sorprenderás del resultado.

4. Cambia tu rutina de por las noches: Es un buen consejo que cambies todo el ritual que realizas antes de dormir. Si lees, cambialo y escucha música que te relaje; si habitualmente duermes en el lado derecho de la cama, colócate en el lado izquierdo. Todo esto es para que el cambio de posición a la hora de dormir no sea el único cambio que destaque cuando te acuestas.

Dormir boca abajo

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas