fbpx
Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

Dormir bien, una de las claves para ser más feliz

¿Qué es la felicidad? Estamos de acuerdo en que es aquello que todos queremos conseguir. Algo que parece fácil de definir y que todos parecen conocen pero que, en realidad, es algo que cuesta mucho de obtener. ¿Verdad? Desde mucho tiempo atrás, la comunidad científica está realizando numerosos estudios para descubrir qué prácticas nos pueden ayudar a sufrir menos durante nuestro día a día y ser más felices. Naturalmente podemos encontrar numerosas respuestas, tan variadas como podáis imaginar. No obstante, existe una serie de prácticas que se repiten con mayor frecuencia entre las personas que consiguen ser más felices. Y, una de ellas es el hecho de dormir bien.

Y, ¿Cómo nos ayuda dormir bien a ser más felices? El descanso, y especialmente el sueño reparador, es fundamental para que tanto nuestro cuerpo como nuestra mente, se recuperen del desgaste que sufrimos día a día. Vamos por partes, durante el sueño, el cerebro aprovecha para “eliminar la basura” y restaurarse, lo que tiene un efecto muy positivo en nuestro estado de ánimo y salud mental. Y, a su vez, el sueño ayuda a que el cuerpo se destense y se relaje, gracias a lo que podemos disfrutar de sufrir menos molestias musculares y dolores variados.

La falta de sueño tiene, desde la primera noche de insomnio, consecuencias negativas en nuestro estado de ánimo y forma de percibir las cosas. A su vez, incrementa las posibilidades de sufrir dolores de cabeza y malestar generalizado durante todo el día siguiente y empeorar la situación si el problema continúa.

Después de todo lo anterior, es más fácil comprender la gran influencia que tiene el sueño en la forma en la que nos sentimos durante el día a día.. No obstante, hay más. Según confirman los científicos Po Bronson y Ashley Merryman en su libro NurtureShock, dormir tiene efectos muy positivos en nuestra alegría. Para explicarlo aluden al hecho de que los estímulos negativos se procesan en la amígdala y los positivos y los neutrales en el hipocampo. Por tanto, cuando no dormimos bien y sufrimos falta de sueño, el hipocampo se ve más afectado y tendemos a recordar con intensidad los eventos negativos y a olvidar los positivos. Obviamente, esta afirmación está respaldada mediante estudios e investigaciones científicas. Por ejemplo, en uno de los estudios se analizaron las palabras que recordaban una serie de voluntarios que sufrían falta de sueño. Así descubrieron que los individuos solían recordar el 81% de las palabras negativas y únicamente el 31% de las positivas y neutras.

A su vez, cabe destacar que el humor con el que afrontamos las primeras horas del día es capaz de condicionar el resto de la jornada, por lo que claramente, es muy importante dormir bien. Cuando hemos podido disfrutar de un sueño totalmente reparador, nos levantamos con energía, de buen humor y sintiéndonos bien, por fuera y por dentro. Mientras que, tras una única noche de insomnio, el panorama se vuelve mucho más gris: malestar, sensación de cansancio, cambios de humor, mayor sensibilidad, somnolencia excesiva, falta de concentración, entre muchos otros. De ahí que sea más fácil conseguir ser un poquito más felices cuando dormimos bien.

No obstante, para el mismo fin, los expertos recomiendan llevar a cabo una serie de prácticas adicionales a la anterior. Toma nota:

  1. Sonríe a menudo.
  2. Haz ejercicio físico diario, aunque sea únicamente durante siete minutos cada día.
  3. Reactiva tu vida social, trata de pasar más tiempo con la familia y amigos.
  4. Empápate de aire libre y luz solar.
  5. Medita.
  6. Ayuda a los demás.
  7. Vive lo más cerca posible del trabajo.
  8. Practica la gratitud.

Según los expertos, la práctica total de estas pautas puede ayudarnos a ser un poco más felices cada día.

 

Dormir bien es clave para ser más felices

Fuente: elconfidencial.com

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas