fbpx
Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

Cuando comprar barato puede salirte caro

En el mundo del descanso, como en el resto, es fundamental disponer de aquellos productos que garanticen la máxima satisfacción y que cumplan con los estándares de calidad. Aunque parezca una afirmación obvia, en muchos casos se opta por adquirir productos de fabricación asiática o dudosa con el fin de realizar una inversión de menor importe sin tener en cuenta las graves consecuencias para la salud que puede acarrear esta decisión.

Pasamos una gran cantidad de tiempo en contacto directo con los distintos equipos de descanso que tenemos en el hogar. Concretamente, durmiendo pasamos una media de 22 años sobre nuestro colchón y, descansando en el sofá otra cantidad significativa de tiempo. De ahí radica la vital importancia de disponer de los mejores equipos de descanso para evitar disgustos derivados de la mala calidad de los productos de fabricación dudosa o asiática, tanto para el bolsillo, como para la salud. Porque, como bien dice el dicho: “comprar barato a veces es caro”.

Hoy en día, en el sector del descanso, ya hay grandes fabricantes distribuyendo producto asiático de baja calidad por lo que es importante que sepas cómo distinguir un producto de fabricación asiática y que no cumple con los controles y los estándares fundamentales de calidad.

A la hora de identificar un producto de fabricación dudosa debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Etiquetado: El etiquetado de los productos es obligatorio y proviene directamente de los derechos de los consumidores: derecho a la seguridad y a la información. El contenido del mismo debe facilitar a los consumidores los datos sobre el producto para que puedan hacer una elección adecuada en base a sus gustos, preferencias  necesidades y exigencias. En el caso de que existan dudas en la etiqueta es recomendable no adquirir el producto.
  2. Variedad de colores o surtido. A diferencia de los productos españoles, los de procedencia asiática no permiten la elección del producto entre una considerable variedad de colores, medidas y/o surtido. Y, obviamente, tampoco es posible la personalización del mismo. De esta manera es fácil reconocer los productos “Made in China” pues, únicamente es posible encontrar el producto en dos o tres colores más básicos.
  3. Precio. Lo cierto es que la calidad hay que pagarla. Por ello, los productos asiáticos se caracterizan por ser más competitivos que el resto, al utilizar materiales de menor calidad en su producción. De ahí que en numerosas ocasiones se han tenido que retirar del mercado productos asiáticos que no cumplen con los estándares de calidad y que han producido graves daños en la salud de los consumidores.
  4. Sellos de calidad reales o fraudulentos: hay que prestarle especial atención a los sellos de calidad que incluyen los productos para identificar los posibles certificados falsos o fraudulentos que pueda contener el mismo.
  5. Garantías: directamente relacionado con lo anterior. Los productos españoles ofrecen garantías de varios años mínimo después de su compra así como garantías de devolución del mismo, entre otras. Mientras que, por el contrario, no ocurre lo mismo con los productos de fabricación asiática.  
  6. A la hora de adquirir un producto de descanso es fundamental también tratar de recopilar toda la información posible del mismo y conocer bien dónde se ha comprado, quién lo fabrica o importa, etc... para asegurarse de que el producto es realmente bueno y cumple con todos los requisitos de calidad necesarios. Ten en cuenta que los productos de mala calidad aumentan el riesgo de sufrir problemas de salud como el caso de las fuertes alergias que causó un sofá-relax fabricado en China, entre otros.

En resumen, recuerda que comprar barato a veces sale caro y la mejor manera de evitarlo es informarte bien antes de realizar cualquier inversión y elegir siempre la mejor relación calidad-precio con garantias. En el caso del descanso, si no puedes permitirte un colchón de gamaalta, recuerda que hoy en día existen colchones económicos de buenas calidades, de fabricación nacional o europea, que cumplen con las normativas fundamentales de calidad. Invertir en un buen equipo de descanso es invertir en tu salud y en la de los tuyos.

 

Cómo distinguir cuándo un producto es de fabricación asiática y no cumple los estándares de calidad

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas