fbpx
Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

Consejos para la vuelta al cole de los niños

Los últimos dos meses los más pequeños de la casa se han dedicado a disfrutar de sus vacaciones. La mayoría de ellos con una buena dosis de aire puro, mucha actividad y bastante descontrol en horarios de comidas y de sueño. Pero la realidad y la rutina de los próximos 10 meses está muy cerca.
 
Durante los meses lectivos los padres están condicionados a las rutinas de sus hijos, y viceversa. El estrés, los horarios, las responsabilidades nos obligan a establecer una serie de pautas en nuestro comportamiento que marquen nuestro ritmo de vida, al mismo tiempo que encajan en nuestros esquemas de trabajo.
 
Si eres papá o mamá, te aconsejamos que empieces a modificar la rutina de tus pequeños lo antes posible, pues debe hacerse de forma gradual y muchas veces les cuesta varias semanas para asimilar los cambios. Para ello, te ofrecemos algunos consejos:
 
1. Despertarles temprano. Aunque ello suponga realizar una actividad extra, pues tanto a los adultos como a los niños nos cuesta madrugar después de estar levantándonos a horas más cómodas durante semanas. Al principio sentirás que los pequeños están más cansados, y lo más probable es que les debas permitir una siesta de refuerzo, de como máximo 1 hora al mediodía para retomar energías.
 
2. Reforzar las tareas o deberes que deben haber realizado durante el verano. Aunque durante el verano los niños le han dedicado un tiempo a los estudios, es recomendable establecer unas pautas más serias y más regulares con diferentes tareas, para que la vuelta al cole no les estrese con el cambio radical que experimentan las primeras semanas. Si han terminado todos los deberes que tenían para el verano, puedes comprar un cuadernillo extra de actividades o realizarle tú mismo tareas de repaso similares a las que realizó durante todo el verano. Deben concienciarse de forma gradual de que los últimos meses han sido 80% juegos y diversión + 20% tareas y obligaciones, y ahora se cambian las tornas.
 
3. El horario de comidas es básico para conseguir el ritmo que necesitan, junto con el descanso. Por este motivo, deben comer siempre a una hora no muy tardía tanto al mediodía como durante la cena. Si estos meses han estado desayunando tarde y tranquilamente, hay que empezar a preparles un desayuno más temprano y limitarles el tiempo. De no ser así, con la vuelta al cole muchas veces los niños se quedan sin desayunar durante las primeras semanas porque no les da tiempo o están adormecidos.
 
4. Actividades antes de dormir. Un niño cuanto más juega, más animado está y más actividad desarrolla durante los días siguientes. En los meses de verano, dado que el sol se esconde tarde y no están sometidos a horarios tan estrictos, suelen presentar una mayor ansiedad y actividad antes de ir a la cama. Es recomendable que realicen actividades físicas durante la tarde, en las que quemen energías y se diviertan. Sin embargo, antes de la cena deberemos calmarlos con baños relajantes u otras acciones que ayuden a que el niño se tranquilice y no se lleve a la cama el estrés y la ansiedad.
 
5. La hora de ir a la cama. Junto con todo esto, la hora de dormir debe ser muy respetada, y quizás la tarea que más cueste. Los niños más obedientes irán a dormir cuando papá y mamá lo digan, pero es muy probable que al principio pasen horas despiertos en la cama hasta que consiguen conciliar el sueño, y al día siguiente estarán agotados. Trata de buscar cosas que refuercen la relajación de la que hablábamos en el punto anterior, como música relajante, un cuento muy pausado, o incluso una tila puede ayudarte a que concilien mejor el sueño.
 
Suerte en tu labor de padre. Y no olvides que cuanto antes consigas que ellos reestablezcan su ritmo de vida, antes lo conseguirás tú también.

Rutina para la vuelta al cole

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas