fbpx
Cargando...
Dormitia - Tienda de colchones online
Teléfono gratuito800 808 988

Consejos para combatir el dolor de espalda

Los dolores de espalda son tan habituales en las personas hoy en día que se han considerado una de las mayores causas de ausentismo, incapacidad o mal rendimiento en el ámbito laboral, en individuos menores de 45 años.
 
Generalmente, el dolor de espalda aparece debido a causa de una contractura de tipo muscular en cualquiera de las tres regiones espinales: lumbar, dorsal o cervical. Pero también puede aparecer por otro tipo de problemas como: tensiones musculares nerviosas, artrosis vertebral y otros tipos de variaciones internas que muchas veces general dolores de espalda como lo son los cólicos renales y los problemas de páncreas.
 
Las causas más usuales de dolores de espalda son:
 
Las malas posturas al dormir, sentarse y realizar tareas cotidianas (mala higiene postural)
El estrés, el nervio, la ansiedad.
Los trabajos que requieren estar mucho tiempo en una misma posición.
El exceso de peso.
El sedentarismo debido a que, al no realizar actividad física, la musculatura del cuerpo pierde su estado y se vuelve más débil, tonándose mucho más propensa a lesiones.
El embarazo.
Lesiones o traumas en la zona que rodea la columna vertebral.
 
A continuación te damos algunos consejos para aliviar y prevenir los dolores de espalda:
 
Asegúrate de que tu colchón te ofrece la adaptabilidad y la firmeza necesarias. Tu médico podrá asesorarte sobre el grado de firmeza que necesitas, aunque generalmente se recomienda una firmeza media con un grado de adaptabilidad medio para que el cuerpo repose completamente sobre el colchón, especialmente la zona lumbar. La mejor opción son los colchones viscoelásticos.
 
Duerme de lado, en posición fetal. Es recomendable poner una almohada entre las rodillas si se duerme en esta posición, debido a que ayuda a evitar que las piernas se deslicen hacia abajo y roten la cadera (lo que genera una presión mayor en la espalda). 
 
Si tienes que levantar algo del suelo o realizar algún esfuerzo, dobla tu cintura y flexiona tus rodillas, si inversamente, tienes que bajar un objeto, procura no estirarte, lo aconsejable en este caso es que te subas a alguna escalera o un banquito y lo bajes llevándolo hacia tu pecho, para que el peso se distribuya de igual forma en ambos brazos.
 
Siéntate con la espalda derecha. Para lograrlo, tus pies deben tocar el suelo o debes cruzarlos a la altura de tus tobillos, nunca encima de tu rodilla. Si por cualquier circunstancia debes estar sentado por un tiempo prolongado, es muy importante que lo hagas en una silla de calidad. La higiene postural en personas que pasan mucho tiempo sentadas es determinante para no sufrir lesiones de espalda a corto o largo plazo.

Combatir el dolor de espalda

Publicado por el

Suscribete al boletín de nuestro blog

Y recibirás semanalmente el resumen de todas las noticias publicadas